Isla muerta, de Daniel Gutiérrez

Por Jorge Herrero.

Isla muerta es una novela que hará las delicias de los amantes de las historias de zombis en su vertiente más clásica, ya que el que se adentre en ella se encontrará con una trama plagada de sangre, vísceras y situaciones que pondrán al límite a los distintos personajes que protagonizan este título. Todo ello contado de una manera muy amena y fácil de leer, con una narración muy visual y cinematográfica, gracias al ritmo con el que el autor ha sabido dotar a la obra, donde no habrá ni un solo momento de respiro. La historia contiene mucha acción y tensión, logrando que la lectura se haga del tirón, cosa que se agradece.

El autor sabe en todo momento que teclas tocar para mantener el interés del lector, en especial con las situaciones más impactantes y gore, donde no le tiembla el pulso a la hora de mostrar con todo lujo de detalles los ataques de los muertos vivientes, habiendo momentos que da la sensación de que te van a salpicar la sangre y las vísceras que irán diseminando a lo largo de la novela nuestros queridos zombis.

Los personajes cumplen su función bastante bien, pero sin que resalte ninguno por encima de los demás. Lo cierto es que no destacan por tener una fuerte personalidad, y en bastantes momentos caen en la mayoría de tópicos y clichés del género, dando la sensación de que podrían formar parte de muchas de las novelas de zombis que hay en el mercado.

La ambientación y las localizaciones están bien conseguidas. El autor ha situado la acción en la isla de Tenerife, logrando en gran parte de la novela que el lector se adentre de manera minuciosa en los lugares que van apareciendo a lo largo de la historia.

La novela no llega a las 250 páginas de extensión y eso juega a su favor, ya que la trama no da para mucho más y el alargarla más de lo necesario habría estado totalmente fuera de lugar. El autor no ha necesitado más espacio para contar su historia. A pesar de que no es una obra que destacaría por su originalidad, no es para nada un mal libro de género zeta. Es una historia entretenida y que recomendaría a los amantes de los zombis en su vertiente más clásica, y también para los que se quieran adentrar en dicho género. Pero si el lector busca algo más que eso, se le va a quedar floja en ese aspecto.

En definitiva, Isla muerta es una novela que cumple con su objetivo, que no es otro que el de entretener, y eso lo hace con buena nota, pero que no va mucho más allá.

A pesar de sus fallos, que tiene unos cuantos, también tiene sus cosas buenas, y estás prevalecen sobre las malas.

Sinopsis:

En una cueva al norte de Tenerife un extraño gas es liberado durante unas labores de mantenimiento. Este suceso hará que los muertos regresen y ataquen a la población. La infección no tardará en propagarse sembrando el pánico, y solo un pequeño grupo de supervivientes logrará refugiarse en un lugar seguro mientras planean de que manera escapar de la trampa mortal en la que se ha convertido la isla.

Una vez allí asistirán atónitos a como una recién nacida que uno de ellos ha encontrado, podría cambiar el devenir de los acontecimientos… podría cambiarlo todo.

El caos ha tomado proporciones irreparables.

Y la única esperanza de la humanidad acaba de nacer.

Tom Z Stone (Omnium), de Joe Álamo.

Por Jorge Herrero.

¿Qué se va a encontrar el lector en este voluminoso libro de más de mil páginas? Pues nada más y nada menos que las tres primeras novelas protagonizadas por el detective Tom Z Stone, la genial creación de Joe Álamo. Una saga que en mi opinión es la mejor que se ha publicado dentro de la literatura zeta nacional y donde el autor ha sabido mezclar de una manera magistral dos géneros, en un principio tan dispares y tan distintos, como pueden ser a primera vista la novela negra y el género zombi.

Lo que en un principio podría resultar una mezcla sin sentido, en las hábiles manos de Joe Álamo se acaba convirtiendo en una serie de una calidad indudable. El autor ha sabido crear a unos personajes llenos de carisma y tan bien perfilados que terminan siendo inolvidables para los lectores, desde el principal, Tom hasta los más secundarios, sobre todo su fiel compañera y secretaria Mati, un personaje que por sí sola merecería una novela protagonizada por ella. No hay que olvidarse de otros secundarios que acompañarán al peculiar detective, como son Gregorio Espinosa, alias “El Sanguinario” y su esposa Eva, una mujer de armas tomar que pondrá en más de un aprieto al protagonista.

No hay que olvidarse del comisario Garrido, lo más cercano a un amigo para Tom. Garrido es el jefe de la Brigada de Asuntos Fr, un personaje con un fuerte carácter, pero que no duda en arriesgar su vida para ayudar a nuestro popular detective.

La lista de secundarios es extensa y todos se merecen aparecer por méritos propios, desde los más importantes hasta los que salen poco, todos ellos tienen su momento de gloria. Pero en mi opinión estos son los que habría que destacar más.

A continuación, hago un pequeño resumen de cada una de las tres novelas que se incluyen en este Omnium.

-Imagine:

La historia arranca con un chantaje y extorsión a Eva Espinosa, la mujer de “ El Sanguinario”, y de cuyo caso se encargará Tom Z Stone, que se adentrará en la Valencia más sórdida y dominada por los gánsters más peligrosos y terribles. El detective tendrá que usar todos sus sentidos y todos sus recursos no solo para resolver el caso, si no para salvar su vida y la de sus más cercanos. La novela que lo empezó todo y donde ya aparecen los que serán los principales actores de las siguientes novelas.

-Let it be:

Irrumpe en escena una droga que causará estragos entre los humanos y los reanimados, a la vez que aparece por primera vez en la saga la Iglesia del Descanso Eterno, una secta peligrosa y con contactos entre las más altas esferas, cuyo principal objetivo es que los reanimados que han vuelto a la vida acaben de nuevo en el sitio donde, según ellos, les corresponde: bajo tierra. En este nuevo caso, Tom no tendrá otro remedio que aliarse con su más acérrimo enemigo para poder llegar a resolver el misterio de la droga Lázaro e intentar detener al mortal y peligroso BMW, un ser que acaba siendo letal para todo el que se ponga en su camino. En esta novela se decidirá el destino de algunos de los secundarios más importantes de la serie. Con momentos muy impactantes y donde al autor no le tiembla el pulso a la hora de relatar, con pelos y señales, como acabarán algunos de los personajes. Como se imaginará el lector no será de una manera tranquila y sin sangre.

-All your need is love:

Tercera y ¿última? Entrega de la serie, y donde Tom, Mati, Garrido y compañía se enfrentarán a La Antorcha, un peligroso pirómano y asesino en serie que está acabando con varios de los policías que forman parte de la Brigada de Asuntos Fr y de reanimados. Tom y compañía se verán también las caras de nuevo con la Iglesia del Descanso Eterno y con su nuevo líder, mucho mas peligroso que su predecesor. En esta novela, Tom también se enfrentará ante algo más peligroso que todo lo anterior, ante un enemigo mucho más temible: el tiempo. A nuestro protagonista se le va acercando su final, ya que a todos los reanimados que han vuelto a la vida, los que han vuelto en mejores condiciones, solo disponen de cuatro años antes de convertirse en seres sin alma ni cerebro y cuyo único objetivo es devorar a los humanos. Desde el principio en esta novela, el lector asistirá al que es el momento más importante y decisivo para Tom Z Stone. Es también la historia más emotiva para él y para Mati, con un final de esos que se graban a fuego en la mente de los lectores.

La serie de Tom Z Stone está llena de diálogos que son una auténtica maravilla y dignos de recordar durante años. Destilan mucha ironía, humor, y tienen momentos antológicos, con una atmósfera que recordarán las películas clásicas del género negro de los años 40 y 50. Se nota que el autor ha puesto mucho mimo y cuidado en ellos.

Los elementos del género zeta que hay en las tres novelas no desentonan para nada, ya que están perfectamente integrados en la historia. Ocupan un lugar importante en las tramas, pero no saturan en ningún momento. Intercalados entre el hilo argumental, encontraremos pequeñas historias protagonizadas por los reanimados, que dotan al conjunto de más profundidad, a la vez que sitúan al lector dentro de la historia y también descubrirán detalles que hacen de los reanimados otros personajes integrados de una manera lógica.

Otro de los puntos fuertes de esta saga es sin duda alguna, sus personajes. Todos y cada uno de ellos están muy bien definidos y sus personalidades están muy marcadas. No hay ningún personaje que sobre o que no tenga importancia. Todos ocupan su lugar en el tablero que ha dispuesto el autor como si fuera una partida de ajedrez. Los mueve a su antojo y con gran dominio. Todos ellos se acaban convirtiendo en piezas clave del universo que Joe Álamo ha ido creando todos estos años.

La ambientación es magistral, con ese toque clásico dentro del género negro a la vez que también tiene su punto moderno, logrando transportar al lector dentro de cada una de las novelas, convirtiendo su lectura en una experiencia absolutamente inolvidable.

Tom Z Stone es el claro ejemplo de que se puede innovar dentro del género zombi, de que se puede hacer algo original sin caer en los tópicos y clichés que suelen abundar en muchas de las novelas zeta. Joe Álamo ha creado al que es, en mi opinión, el mejor personaje que ha dado este género, Tom es carismático, irónico, malhablado, adicto al tabaco y al alcohol y que no duda en aprovechar a su manera el tiempo del que dispone, antes de convertirse en algo sin alma deseoso de devorar carne humana.

Sin duda alguna, el personaje y la saga ocupan un lugar en lo más alto de la literatura zombi, por ser un soplo de aire fresco en un género que generalmente no suele destacar por su originalidad, pero en el que de vez en cuando, surgen obras que se salen de lo tópico, siendo este uno de los casos más claros.

Un libro absolutamente recomendable y de lectura obligatoria para todos los amantes de las buenas historias, indistintamente del género al que pertenezcan.

Larga vida a Tom Z Stone.

 

 

Tom Z Stone: The fool on the hill, de Joe Álamo

Por Jorge Herrero.

Tom Z Stone es el mejor personaje y la mejor saga que ha dado la literatura zeta nacional, y partiendo desde ese punto, Joe Álamo ha ido creando unas historias inolvidables, donde ha sabido fusionar con gran maestría lo mejor de la novela negra con elementos del género zeta, dando lugar a cuatro grandes novelas, todas ellas de un nivel altísimo. Con esta ¿última? entrega ha elevado al personaje a unas cotas de calidad muy pocas veces vista. Ha traído de vuelta al personaje más irónico, cínico y chulo que ha dado el género zeta.

Leer The fool on the hill es como estar viendo las películas que hicieron grande al género negro en los años 40-50, con Bogart y compañía. Tiene su ración de villanos, a cada cual más peligroso, tiene a sus femme fatales, situaciones que llevaran a Tom Z al límite y donde su integridad está puesta en juego.

Contiene unos diálogos que son una absoluta maravilla, dignos de enmarcar, donde el popular personaje destila su mala leche, su cinismo y su ironía, dando lugar a algunas situaciones que harán sonreír al lector, gracias también a un humor negro marca de la casa.

La trama es perfecta de principio a fin, engancha al lector desde la primera página, donde el autor vuelca todo su buen hacer y su dominio de la novela negra y del genero zombi, demostrando que se puede hacer algo original y fresco dentro del la temática zombi, un género donde cada vez es más difícil hacer algo distinto, que no suene a otras historias ya escritas y que no sean más de lo mismo. Joe Álamo no solo ha conseguido hacer algo nuevo y con una frescura muy pocas veces vista, si no que con cada entrega ha ido subiendo el nivel de tal manera que parecía imposible superarse, pero que lo ha hecho, y de qué manera.

¿Era necesaria una cuarta entrega? Después de haberla leído, no solo la considero necesaria, si no que animo al autor a que haga alguna más, siempre que sean tan buenas, tan adictivas y con tanta calidad.

The fool o the hill funciona como precuela de la saga, y como libro ideal para que los lectores se adentren en la mejor serie zeta nacional que hay en la actualidad. A destacar el final, donde los lectores se encontrarán con un personaje clave en las otras tres novelas, y que dejará al lector con una sonrisa de satisfacción.

Para acabar solo puedo decir que The fool on the hill es una gran novela, donde nos muestra al mejor Tom Z Stone, y que hará las delicias de todos sus seguidores y lectores.

Un personaje del que me declaro fan incondicional y del que soy seguidor desde el 2011, año en el que apareció por primera vez. Con sus novelas he pasado algunos de mis mejores momentos de lectura, cosa que agradezco a su autor, Joe Álamo. Como apunte, tengo que decir que como lector, esta novela se merecía un formato y una edición mejor y más acorde con su enorme calidad, ya que sin ser un mal formato, el que han usado para publicarlo no le hace para nada justicia, sinceramente.

Una novela absolutamente imprescindible. Mis mas sinceras felicitaciones al autor.

 

 

Crónica de la 32º edición de la Survival Zombie, organizada por WRG en Villanueva del Río y Minas (Sevilla)

Una crónica de María Dolores Alonso Dávila

Amo el mundo Z, así que cuando me enteré de que la empresa WRG organizaba un Survival Zombie “relativamente” cerca de casa no lo dudé (y entrecomillo relativamente porque tuve que hacerme casi 90 km). Hablo de la 32º edición de este evento que tuvo lugar el día 5 de septiembre en Villanueva del Río y Minas (Sevilla). Hace tiempo, tal vez demasiado para contar ahora cómo fue mi experiencia, pero más vale tarde que nunca.

Primero y muy interesante, no es una actividad barata, pero si compras las entradas con antelación suficiente puedes obtenerlas a mitad de precio. Yo pagué 33 € por cada entrada sacándolas casi dos meses antes. Su precio final fueron 66 €, así que fue un 2×1. Esto en lo que se refiere a la modalidad “Superviviente”. Si vas de zombi es mucho más barato y el precio es fijo desde que las entradas se ponen a la venta hasta el día del evento. Yo contaré mi experiencia desde el punto de vista del superviviente, que creo que es la mejor opción ya que te permite vivir la aventura desde los dos bandos si tienes la mala fortuna de que acabes en las garras de una horda.

Nerviosos desde dos días antes, con la adrenalina por las nubes, emprendimos el viaje hacia Villanueva del Río y Minas el día del evento mi pareja y yo. Equipamiento que considero indispensable: ropa oscura para esconderte más fácilmente en la oscuridad, linterna, pilas de repuesto y agua.

Debo hacer una advertencia. Si no vas con la idea de entregarte al juego al 100% olvídalo. Tienes que meterte en el papel que vayas a desarrollar, ya sea como superviviente o como zombi. Ten en cuenta que si vas de superviviente muy probablemente vas a estar andando y corriendo durante horas y horas, a oscuras, quizás con frío, acabarás sucio, tal vez magullado además de cansado, hambriento y probablemente solo perdido en mitad de un lugar que no conoces y oyendo gritos de terror por todos lados, así que o te entregas a la aventura o igual te ves tentado a abandonar prematuramente.

12027666_952524094791446_8059481079479015788_n

Desde el momento del check-in la ambientación es increíble. Militares armados hasta los dientes, carteles de publicidad de la resistencia, salpicaduras de sangre debido a “accidentes” acontecidos previamente…con esto lo que quiero decir es que el momento de zambullirte en la historia es desde el mismo instante en que te pongas en la fila para obtener tu kit de superviviente. Este kit consiste en un plano del lugar con los lugares clave como zonas de descanso, atención médica y zonas de reunión, una cartilla de racionamiento donde te irán sellando las diferentes pruebas que vayas realizando, una pulsera que te identifica como jugador y un pañuelo de un determinado color que te identifica dentro de un rol determinado (habitualmente verde para los supervivientes, rojo para los zombis, y amarillo para la organización).

El contexto de la aventura es el siguiente: WRG es una organización paramilitar que trata de desarrollar una cura para el virus Z y la “resistencia” es un movimiento rebelde que les acusan de mentir y de utilizar a los zombis en su propio beneficio. Las pruebas te irán guiando a través de una historia donde descubrirás verdades y mentiras de ambos bandos, aunque en cada edición el guion es diferente así que no merece la pena profundizar más en esto.

Una vez hecho el check-in nos citaron a las 23:00 en una zona de reunión que sería el punto de partida para la aventura. Así que tuvimos tiempo de cenar algo, dar una vuelta por el pueblo para ir familiarizándonos con el terreno y trazar estrategias. Por cierto, con respecto a las estrategias: nosotros éramos dos y pensamos que era inteligente unirnos a alguien más. Cuando el juego comenzó nos acoplamos a un grupito de 5 o 6 chicos y fue divertido, sí, pero muy lento. También tratamos de trazar un recorrido para ver por donde era mejor ir, ver la iluminación del terreno y tal…sandeces. Lo más eficaz: grupos pequeños, parejas o tríos e incluso ir solo si os atrevéis. Os moveréis rápido y os podréis ocultar con facilidad. En cuanto al recorrido, olvidaros, lo único importante es moverse rápido, todo lo rápido que podáis para ir a buscar las pruebas. La noche es larga pero pasa volando y es muy difícil conseguir pasar por todas las pruebas si no espabilas.

23:00, unas 500 personas reunidas en una plaza y comienza la performance de salida. Una chica dando un discurso acerca de la organización y de sus planes para desarrollar una cura para el virus Z. Unos cuantos encapuchados en primera fila que me inspiraban muy poca confianza y de repente el caos. Los encapuchados son de la resistencia. Comienza a increpar a la chica con gritos de “NO PODREIS CON NOSOTROS! ¡SOMOS LA RESISTENCIA!”. Alzan bien alto una mano con un vial con algo dentro y se lo beben. Y a correr. La adrenalina empieza a fluir y todos los planes que pudieras haber hecho antes no sirven para nada. Sólo corres movido por los gritos de los encapuchados convertidos en Zetas y por la gente sumida en una especie de histeria colectiva. Alucinante.

11999071_952523718124817_7963560812824451649_n

¿Qué son los zetas? Bien, en estos eventos os encontrareis dos tipos de zombis. Los, llamémosles “normales” que van en hordas y no corren (OJO, tienen permiso para correr en algunos lugares concretos que, por supuesto, los supervivientes desconocen). Estos son fáciles de esquivar corriendo un poco o desviándote, eso sí, como te veas atrapado entre dos hordas estás perdido. En ese caso entrégate, déjate devorar. Es divertido. El segundo tipo de zombi son los zetas. Van solos, son sigilosos, se esconden y corren más que un galgo. Si uno te pone la vista encima soltará un alarido al cielo y ya puedes correr porque te aseguro que son rápidos, MUCHO. Lo bueno es, que por regla general, a no ser que los pilles desplazándose entre zonas, su radio de acción está limitado de alguna manera. Es amplio pero no infinito así que si eres lo bastante rápido y/o lo bastante listo como para ir a buscar a otros supervivientes que te sirvan de señuelo, tienes alguna posibilidad de salir de su zona de influencia o de escapar.

A partir de aquí ya es cuestión de buscar pruebas y de hacerlas con cuidado. Comenzarás sin ningún tipo de indicación de hacia dónde dirigirte para buscar la primera prueba. Tienes que explorar y preguntar a la gente con la que te cruces. Sé muy comunicativo con todo el mundo. Ayuda a quien te pregunte, cultiva el “compadreo”. Hay gente muy salada en estos sitios. En cuanto a las pruebas, habitualmente en ellas hay zetas involucrados, bien tratando de que no accedas a ella o dentro de la misma, así que algunas son muy difíciles. En ese caso, como las pruebas se suelen hacer en grupo, infíltrate dentro de uno numeroso para repartir las probabilidades de ser devorado.

11224462_952523764791479_980982569782885551_n

Como ya he comentado antes, nosotros éramos solo dos y nos pareció una buena idea tratar de acoplarnos a un grupo algo más numeroso. Encontramos a una pandilla de chicos que nos acogieron muy bien. La verdad es que fue divertido ir con ellos, haciendo avanzadillas por las calles en plan dramático pero tardamos más de dos horas en encontrar la primera prueba. Demasiados para tomar decisiones y para desplazarnos. Recordad: mejor grupos muy pequeños. Si vais muchos amigos, dividíos en varios equipos.

Tras más de dos horas dando vueltas, indecisos y muy perdidos, conseguimos dar con la primera prueba. Entramos y conseguimos salir todos. Uno de nosotros, mi pareja, se lesionó. Esto le costó que un Zeta le acabara cogiendo. Yo continué con el grupo hacia la siguiente prueba pero en el momento de entrar los militares nos separaron. Fui la única que se quedó fuera. A partir de ahí tuve que apañármelas sola.

Dudé, creedme. Estuve tentada de abandonar y entregarme a una horda de zombis pero me forcé a probar, a esperar un poco más. Finalmente conseguí entrar y superar la segunda prueba. En ese momento me di cuenta de que tal vez ir sola no era tan terrible. Decidí continuar a ver qué ocurría. Para desplazarme de una prueba a otra tuve que caminar por carreteras oscurísimas. Me crucé con un par de hordas pero me fue muy fácil esconderme. No tuve ningún problema. Cualquier matorral es suficiente para esconder a una única persona. Así que poco a poco fui cogiendo confianza y logré superar otras dos pruebas más yo solita antes de que el tiempo se me echara encima. En total cuatro pruebas. No sé cuántas me faltaron, creo que en total eran ocho. Eran ya las 6:30 y a las 6:45 estábamos citados todos los que hubiéramos conseguido sobrevivir a la noche, así que no hubo tiempo de más.

No tengo que decir que fue un subidón ver cómo pasaban las horas y seguía sobreviviendo y encima sola.

Por poner alguna pega, la atención médica. Había una ambulancia contratada por la organización del evento pero lo único que podía hacer la persona que iba en la ambulancia era ponerte una tirita y llevarte al ambulatorio para que te viera un médico de verdad. Creo que en este sentido se puede mejorar mucho. Una ambulancia con enfermería y un médico sería lo suyo. En esta edición hubo más de cien personas que requirieron atención médica con cortes, esguinces e incluso un par de roturas de hueso. Es una cosa seria por mucho cuidado que tengas porque cuando corres perseguido por un zeta es muy fácil acabar de bruces en el suelo o meter el pie donde no debes en medio de la oscuridad.

En conclusión, una experiencia emocionante y divertida que hará que la adrenalina corra desbocada por tus venas si te entregas a vivirla. Muy, muy recomendable. De hecho pienso repetir en cuanto pueda.

Para estar al tanto de los eventos organizados por los amigos de WRG, os dejo  link de su web y sus páginas de Facebook:

PD: Fotografías cedidas por la organización de Survival Zombie.

 

El legado de Christie, de David Ruiz del Portal, David Rozas y Juapi

Buenas noches, mis queridos Lectores Ausentes.

ELDC1Hoy venimos con El legado de Christie, una novela escrita a cuatro manos por David Ruiz del Portal y David Rozas, y que cuenta además con la brillante colaboración de Juapi, quien se ha encargado de la portada y de las espectaculares ilustraciones interiores.  Este trio calavera llevaba ya mucho tiempo maquinando y trabajando en este proyecto en común, que vio por fin la luz hace ya unos meses , y al que de verdad le tenía ganas.

¿Otra novela de zombis, como tantas otras? ¿No te cansas de más de lo mismo?  Pues la respuesta es  NO en ambos casos. El legado de Christie no es otra novela de género Z, por el hecho de que su trama argumental y la forma en que se nos narra la historia cuenta con varios elementos, que si bien no es que sean realmente innovadores ni descubran nada nuevo, si son utilizados con acierto y la dotan de ciertas particularidades que la hacen destacar sobre la mayoría de novelas de la misma temática. Además, hay otro factor, quizá el más importante, a tener en cuenta: El periodo de gestación de esta obra.  Se nota, y mucho, el trabajo y las horas invertidas en ella, en su concepción, construcción, desarrollo, revisión y pulido. No se trata de una pieza hecha aprovechando el tirón y sacada a toda prisa, siguiendo la estela de esta moda que dura ya la tira de años. Se evidencia el mimo, el cuidado, el no dejar cabos sueltos y el hilvanar todos los detalles,  desde el estilo de ambos autores (he sido incapaz de diferenciar lo que ha escrito uno de lo que ha hecho el otro y eso es muy buena señal), hasta la propia trama y como no,  esa gozada de ilustraciones que acompañan la lectura y que no es que supongan un plus añadido: Es que sin ellas, la obra no sería la misma. La labor de los tres, en conjunto, es lo que le da alma a la novela. Parece una perogrullada, pero no.

Me estoy enrollando mucho, así que vayamos al grano. La novela  nos presenta a Owen, protagonista absoluto y narrador de la historia. Una historia de violencia, soledad, abandono, desesperación y locura. No es bueno que el hombre esté solo y menos cuando ya no tiene nada por lo que luchar. Sobrevivir un día más parece un absurdo cuando ya no hay esperanza, cuando lo has perdido todo y a todos los que te importaban, cuando eres el último hombre y todos los días son iguales. El dolor y esa maldita soledad van minando tu cordura, convirtiéndote poco a poco en un demente que va perdiendo su humanidad y que ahoga su frustración y desespero en el alcohol, viendo como esa humanidad se va viniendo abajo convertida en ceniza, perdiendo la capacidad de sentir, de ser. SOLO SOBREVIVIR.  Es aquí donde la novela hace tamaño homenaje a ese Soy Leyenda de Matheson, con un Owen que es un clon de Robert Neville en todos los aspectos, aunque aquí es evidente que mucho más oscuro, mucho más perdido y derrotado.  Owen nos narra cómo es su día a día, sus pensamientos, sus obsesiones y su descenso a la locura. Poca acción y mucha introspección que pueden hacer fruncir el ceño al lector menos avezado,  que busca muerte y destrucción de NoMuertos a base de recortada, pero que a los que ya tenemos callo hecho con este género y estamos hastiados de tanto machito matazombies, nos deja un buen sabor de boca. Hay escenas salvajes, hay auténticas carnicerías pasadas de rosca e incluso exageradas para lo que sería normal, pero solo cuando es menester y no de forma gratuita.

ELDC2Me ha gustado como utilizan los autores esas dos líneas temporales, el presente de Owen en este mundo podrido y como era su vida antes del apocalipsis y durante el mismo, que le ocurrió, como se fue todo al carajo, como reaccionaron la población y los militares… Ese ir y venir nos va dando pistas de cuáles son los traumas que arrastra Owen, su amargura, su infierno personal y su negativa de rendirse, pese a todo.  Sus motivaciones, aquello que le impide meterse una bala en la cabeza y terminar con su miserable existencia. Su locura, su apatía, en quien o que se ha convertido y porque es el único habitante de la ciudad. Es cuando avanzamos en la lectura que aparece el punto de inflexión, la sorpresa, un objetivo que le dará esas razones para salir, para tomar de nuevo las riendas, un propósito…

En definitiva, y sin alargarme más de lo necesario, estamos ante una novela de zombies que a priori, puede parecer convencional y en la misma línea que otras tantas similares, pero que cuenta, como ya he dicho, con algunos elementos que la hacen destacar. Fallos aparte, como el caer en lugares y situaciones comunes dentro del género, aporta varias cositas que la hacen brillar con luz propia y la hacen recomendable.  La forma en que está narrada; el ritmo fluido y constante, sin acelerones innecesarios ni momentos de letargo, creando tensión cuando la historia lo requiere;  el hacer hincapié en las emociones y sentimientos, profundizando en los personajes,  así como el cuidado puesto en la historia, que se nota en todos los aspectos, son puntos a favor de la novela y hacen que el resto de defectos queden relegados a un segundo plano, bajo la alfombra.  

Y para quienes os preguntéis cual es el Legado de Christie, solo puedo deciros que leáis el libro para descubrirlo. No seré yo quien lo revele y joderos algo tan original y bien llevado.

Por cierto: ¡Que grande el tío Willy!  Otro homenaje más, que aunque nos haga pensar irremediablemente en su fuente de inspiración,  hay que admitir que aquí da mucho, mucho juego.

 

El legado de Christie

David Ruiz del Portal y David Rozas Genzor

Ilustraciones: Juapi

Editorial: Alfasur

Páginas: 343 pág.

PVP: 18,90 €

 

Sangre Fría, de Claudio Cerdán

Buenos días, mis queridos Lectores Ausentes.

sfcc1Hoy venimos con Sangre Fría, de Claudio Cerdán, autor por el que como ya sabéis, siento gran devoción y al que considero como uno de los máximos exponentes del género negro en nuestro país.  Es por ese motivo por el que me sorprendió muchísimo enterarme de que su último trabajo iba a ser publicado en  la Línea Z de Dolmen.  ¿Un autor de hard-boiled hispano escribiendo sobre zombis? Pues sí, pero no.

Tras salir de la cárcel después de un golpe fallido y ser atrapado con varios kilos de droga, sin delatar a tu antiguo jefe, no es plato de buen gusto descubrir que lejos de agradecértelo te exige una compensación por la droga perdida más los intereses de demora de cuatro años. Y menos aún tener que volver a reunir a tu banda para volver a trabajar para el capo, y que se desate un apocalipsis zombi al mismo tiempo. Claro que si eres un buen profesional, ni todos los muertos vivientes del mundo impedirán que continúes con tu actividad. Género policiaco, zombis y mucho humor negro. Si Terry Pratchett y Chuck Palahniuk hubiesen escrito una novela Z se parecería mucho a esta.

 Y es que Sangre Fría es una novela que esconde mucho más de lo que aparenta y en la que Claudio no deja de hacer aquello que tan bien se le da: El retratar a su manera las miserias y el día a día de esa parte de la sociedad que preferimos obviar, con esos ambientes que evitamos conocer de primera mano. Escenarios y personajes dignos de aparecer en Callejeros, habitantes del extrarradio y carne de presidio. Gitanos, quinquis, canis y poligoneros. Yonquis, matones, polis corruptos, asesinos, gogós y traficantes. Los bajos fondos, el submundo que vive aquí al lado y que es tan real como el nuestro propio. Tratado con ese particular estilo del autor, que en esta ocasión nos presenta una obra gamberra, cafre y muy pasada de vueltas, con grandes dosis de humor negro y mala baba, en la que mezcla el género negro con el más puro western crepuscular y todo ello en medio de un escenario repleto de podridos.

La historia sorprende y no se parece a nada visto con anterioridad. Si bien  uno puede encontrar  ciertas similitudes con la trama de esa peli tan cojonuda que es La Horde, en la que un grupo de policías corruptos y otro de delincuentes ajustan cuentas a base de plomo en un edificio en ruinas justo cuando se inicia el apocalipsis zombi de turno, estas se limitan al hecho de utilizar como personajes a esta clase de sujetos  de mal vivir y el que se sorprende al espectador al pasar de una historia de venganza y tiros a un survival horror con todas las letras. A partir de ahí, terminan los parecidos. La razón es simple: Claudio, pese a ese tono cáustico y pasado de rosca, pese a ese humor negro, a las exageraciones y lo gore, le da profundidad a sus personajes. Les da un motivo, una causa, una razón para hacer lo que hacen y nos permite descubrir quien se esconde bajo las apariencias. Aquí no hay buenos ni malos. Todos son unos cabronazos de cuidado. Pero cuando hay un motivo, que no una justificación, nos resulta imposible evitar elegir bando y que Perrolobo y su patética cuadrilla lleguen a caernos bien y crucemos los dedos para que sobrevivan,  o por lo menos, logren darse el gusto antes de palmarla.

Un detalle curioso y que pone una sonrisa cómplice en labios del lector es la gran cantidad de guiños, homenajes y menciones a otras tantas obras y autores de este subgénero NoMuerto que encontramos en sus páginas. Todas ellas tratadas con mucha coña, pero con gracia, sin caer en lo obvio ni en el chiste fácil. Odio cuando el humor es usado de forma zafia y chabacana. Aquí  se hace de forma sutil o en su defecto, cargado de ironía, de crítica. De sátira mordaz y mala hostia a raudales, pero siempre manteniendo el equilibrio y evitando eclipsar la trama.

sfcc2Claudio no es que le dé una vuelta de tuerca al género Z. Es que lo patea sin miramientos, lo desguaza pieza a pieza, recoge todos los tópicos y clichés como el que recoge escombros con una pala y vuelve a montarlos según le sale del escroto, para deleite absoluto de este que suscribe. Todo ello sin que ni por un momento se le vaya de las manos y que ello suponga restarle ni un ápice de credibilidad a la historia y a sus protagonistas.

En la contraportada se dice que si Terry Pratchett y Chuck Palahniuk hubiesen escrito juntos una novela Z, se parecería mucho a esta. Yo discrepo y mucho, pues en mi opinión, nada más lejos de la realidad. Pero si la comparación fuese con el Tarantino de los buenos tiempos, aquel que se sacó de la manga esa jodida obra maestra que fue Pulp Fiction,  no podría estar más de acuerdo, porque es algo innegable y son muchos, pero muchos, los aspectos en los que  ambos coinciden , tanto en forma como en fondo.

En definitiva, estamos ante una historia que es puro entretenimiento, con un trasfondo social y una crítica salvaje, con mucho humor negro como la tiña y mala folla a capazos, donde un grupo de antihéroes  inadaptados se  batirán el cobre por escapar de las garras de los zombis y poder saldar cuentas con los villanos de turno, sea cual sea el precio a pagar con tal de lograrlo.

Muy, muy, muy recomendable.

 

Sangre Fría

Claudio Cerdán

Editorial: Dolmen.  Línea Z

ISBN: 978-84-16436-14-9

Páginas: 352 pág.

PVP: 17,95€

http://claudiocerdan.com/sangre-fria

 

 

 

DÍA 2. Del Festival a la Incoherencia. Especial Sitges 2015.

Un artículo de Cristina Béjar aka Mitsuko Cinéfila

Día 2, el sueño empieza a ser un problema, pero un problema serio y el no tener conexión a Internet en el apartamento también. Sin wifi y sin descanso, Cristina pierde la cabeza y se nota, pero eso no va a dejar que me quede sin ver más proyecciones:

THE GIFT, de Joel Edgerton.

https://www.youtube.com/watch?v=I3IiZU9JBuE

¿Qué pasaría si 25 años después te encontraras con el abusón del cole y encima ves que la vida le sonríe?, pues esto es lo que nos plantea “The Gift“. Un thriller que poco tiene de fantástico, pero que no por ello deja de ser una buena historia digna de ser vista y relatada. Tengo por seguro que llegará a las salas comerciales, a pesar de su ritmo algo lento.

KNOCK, KNOCK, de Ei Roth.

https://www.youtube.com/watch?v=ti6S3NZ5mKI

Salir corriendo de “The Gift” para ver “Knock, Knock“, es una de las cosas de las que más me arrepiento del festival. Si pudiera definirla en una palabra, sería basura, pero quizá no es políticamente correcto.

El tráiler vende “Knock, Knock”, como una peli de terror donde un temeroso Keanu Reeves tendrá que sobrevivir al ataque de dos zumbadas. Pues nada más lejos de la realidad, nos encontramos ante una especie de comedia que se sirve de los tópicos de “todas las tías son unas guarras” y “todos los tíos son iguales”. Un cinta insultante para ambos sexos que juega con el tema de la pedofília y la violación, conviertiéndolo en un circo sin pies ni cabeza. Patinazo extremo de Roth y de Reeves. No perdáis el tiempo.

COOTIES, de Cary Murnion y Jonathan Milot.

https://www.youtube.com/watch?v=UvD-LZghP3o

Cooties” ha sido la nota divertida de la jornada. Una película de zombies con mucho humor y que entretiene. Chistes fáciles y situaciones disparatadas para pasar un buen rato y más si es dentro de una maratón. Un rotundo sí para verla en buena compañía

Así ha terminado la segunda jornada, me hubiera gustado poder acudir a más pases, pero como os decía en la entrada anterior, este año las cosas no están fáciles, sobre todo en cuestión de horarios, pero seguiremos informando 🙂