Descubriendo a Yuliya Litvinova, ilustradora y artista conceptual.

La artista se llama Yuliya Litvinova y me he quedado impactado con esta obra suya, Little birdies. La imagen es durísima. Una preciosidad, pero con una crudeza tan despiadada, tan visceral, que te pega tal puñetazo al hígado que te deja seco. Sobran las explicaciones.

No puedo dejar de contemplarla, de fijarme en todos lo detalles, en su belleza, en el dolor. Estoy sorprendido, horrorizado, fascinado, todo a la vez. Es algo que no suele ocurrirme casi nunca, que una obra consiga dejarme tan tocado, que me impacte de tal modo.

Más trabajos de la artista, aquí:https://www.artstation.com/artwork/nQG96E

Sucker Punch, de Zack Snyder (2011)

Pues resulta que servidor está en plan de revisitar algunas joyitas que a mi entender, fueron injustamente maltratadas. Películas que son buenas y molan mogollón, por mucho que algunos os emperreis en decir lo contrario.

A esta maravilla que es Sucker Punch, a pesar de la hostia que se pegó en taquilla, lo único que le pesa (y admito que no es poco) es que Snyder no se atreviese a llamar las cosas por su nombre (supongo que por temas de productora y clasificación de edades) y la gente no entendiese ni aceptase las metáforas propuestas ni el eufemismo de baile=prostitución/abuso. Le faltaron agallas y honestidad en ese sentido, el atreverse a decir y mostrar las cosas como son, sin subterfugios.

Porque seamos sinceros. Como bien apuntaba en facebook Diego García, hablando sobre el tema, si dejamos a un lado las macarradas, de lo que habla la peli es de unos temas tan duros como son el abuso (en todas su facetas) y la enfermedad mental, convirtiéndose así en una película disfrazada de evasión videoclipera que esconde un análisis más profundo, al que ni siquiera hace falta llegar para disfrutarla. Te puedes quedar en la superficie y no pasa nada.

Estamos ante una cinta que da justo lo que prometía, tal cual. Si fuiste a verla, sabías a lo que ibas. Efectos de la leche, hostias como panes, chicas guapas y supersexys, acción, katanas, dragones, robots, samuráis y nazis. ¡Una jodida fantasía! ¿Que más quieres?

La Liga de la Justicia de Zack Snyder

Pues que ya hemos visto La liga de la justicia de Snyder y oye, compro.

Es una visión del mundo de los supers totalmente distinta y casi diría que opuesta a la de Marvel. Allá, en general y salvo excepciones, son humanos mejorados por la ciencia y la tecnología, con poderes adquiridos. Aquí, son prácticamente divinidades, entidades superiores de naturaleza muy por encima de la humana. Vienen a ser el equivalente a los dioses y héroes de los antiguos mitos griegos y la primera alianza contra Darkseid no menciona a los mismos de manera gratuita. Es toda una declaración de intenciones por parte de Snyder. Esa es su perspectiva y así la desarrolla a lo largo del film. Construyamos monumentos en su memoria, compongamos canciones sobre ellos, alabemos sus gestas. Demos gracias al hecho de que están de nuestro lado, porque podrían aniquilarnos de un simple parpadeo si quisieran. Han elegido protegernos, cuando podrían esclavizarnos o simplemente, hacernos desaparecer.

Además, y aunque esto ya puede que sea cosa mía, no puedo evitar ver otra analogía con aquella también extraña alianza, la que imaginó Tolkien, entre los pueblos de la Tierra Media. Allí, hombres, enanos, elfos y hobbits; aquí Amazonas, Atlantes y humanos. En ambos mundos, razas distintas que en el mejor de los casos se toleran a duras penas o se ignoran, cuando no están directamente en conflicto, hasta que deben hacer frente a una amenaza en común, un enemigo que les supera en todos los sentidos y que les obliga a colaborar si quieren tener la mínima oportunidad. La diferencia en este universo que nos atañe, es la aparición de un Dios entre dioses, aquel que resucitó de entre los muertos y pieza fundamental. El referente mesiánico puede llegar a ser incluso exagerado, pero indudablemente necesario.

A la peli le sienta de lujo el material añadido y junto a la excelente labor del nuevo montaje, consigue el ritmo y la coherencia narrativa que no tenía antes. Así, la historia adquiere una fuerza, profundidad y épica que a mí me han ganado de calle. No es La Gran Película, pero es la peli que yo esperaba ver, que quería ver y que la JL se merecía.

El libro de la serpiente, de Alan Moore

Por fin pude ponerme con él y me ha explotado la cabeza. No sé qué es exactamente lo que he leído, no sé si he entendido nada de lo que pretendía el autor con esta performance literaria, no sé si me ha gustado (entiéndase esto como que la palabra no se corresponde con las extrañas -pero satisfactorias- sensaciones que me ha dejado), pero os prometo que su lectura ha sido un viaje increíble, lisérgico, extenuante y del que no me arrepiento en absoluto.

No se si Moore es un genio, un loco, un charlatán o un visionario, pero de algo si estoy seguro: no es de este planeta. Mago declarado, guardián de antiguos conocimientos y legados imposibles, intérprete y crítico analista de la realidad que le rodea, creador incansable, su obra es irrepetible y sobre todo, absolutamente necesaria en estos tiempos que corren.

El libro de la serpiente.

Alan Moore.

Editorial La Felguera.

ISBN: 978-84-948305-1-8 

PVP: 23 €

Colección Zodiaco Negro

Cosas que pasan en la frontera, de So Blonde y Olga Artigas Ballesta.

Pues ayer mismo me metí esto en vena, droga de la buena y del tirón. Puta maravilla. Una macarrada de las gordas. Un western sucio sin lugar para heroicidades. Una declaración de intenciones. Una denuncia a viva voz. Una realidad descarnada, cruda y amarga que se impone a la ficción, por salvaje y exagerada que parezca. Asfalto, sudor, billetes manchados de sangre y casquillos de bala, chicas malas y tipos mucho peores. Alimañas de dos patas y desierto. Y descapotables, katrinas, armas automáticas, mezcal y tequila, casinos y tetas. Una gozada, sin más.

So Blonde, que bien escribes, pedazo de cabrona. Olga, que bien dibujas, maldita.

P.D. A la parrilla sabe mejor.

Libro de  So Blonde

Ilustraciones de Olga Artigas Ballesta

Páginas: 70

Formato: Tapa dura

Dimensiones: 24 x 24 cm

ISBN: 978-84-122035-1-6

Ediciones Vernacci

PVP: 14.00€

-EL CÍRCULO- EL PASO 9/ ANEXO 1: SADAKO EN LA SAGA COREANO-CHINA DE BUNSHINSABA

Con la única intención de no dejar cosas a medias, pese a todo el tiempo transcurrido y la certeza de que nadie más que el autor y un servidor nos acordamos de esto, me propongo subir lo que queda de ese extenso, documentado y maravilloso especial por entregas sobre The Ring, un arduo trabajo de José Luís Carbón Tirado, pues considero que una labor tan titánica e interesante no puede quedar inconclusa a la hora de hacerse pública. Ya os adelanto que es material de alta calidad y que merecería salir en formato libro, no en forma de artículos en un blog. No le hacen justicia.

No se en cuantas partes voy a colgarlo, porque es muy, muy extenso, así que veremos sobre la marcha.

Os dejo con el paso 9, anexo 1.

Por José Luis Carbón Tirado.

En este Anexo 1 dedicado al estudio de la adaptaciones de The Ring, se comentarán:

-2000-2017 –Saga Bunshinsaba: -los films de la saga más los cruces:

-2016-Bunshinsaba vs Sadako River Huang

-2017 Bunshinsaba vs Sadako 2 River Huang

Como anexo al extenso, variado y variopinto universo que The Ring ha dado al cine o a la televisión, y que durante ocho entregas hemos venido comentando, tendríamos que hacer una reseña a dos sagas de terror oriental que se cruzan con el fantasma de Sadako desde posiciones no oficiales: la saga chino-coreana denominada Bunshinsaba (también llamada Bunshidaba o Bi Xian, varía según las fuentes) y la saga japonesa denominada Hikiko san. Naturalmente es curioso y demostrado que Sadako es ya un icono del terror contemporáneo. Vamos, que no ha de faltar en un top-ten chorra de alguna de las listas que pululan por estos lares.

Hablemos primero en este anexo de la saga Bunshinsaba. BiXian es la versión china de la tabla ouija. También se la llama la deidad de la pluma, por ser éste el objeto usado como medio de contacto. Se juega entre dos y cuatro personas y suele invocar al espíritu maligno que reside en los campus escolares, o en su caso, como veremos en más de un film, en una casa. En todos los lugares donde se juega alguien en el pasado murió (paralelismo con las historias de Sadako y Kayako) y si alguien abandona el juego o abre los ojos, el espíritu de Bixian los perseguirá. Esta saga, producida en China y en Corea de Sur, se compone de los siguientes films, con una historia de maldiciones, y de la que dos de ellos, como veremos ahora, se cruzan con el fantasma de Sadako. Es interesante observar cómo se desarrolla esta saga y el cruce que tendrá con nuestra historia, o sea, la de Sadako. De ser el espíritu vengativo propio de los yurai a aliado de los humanos justo cuando se ha de enfrentar a otro espectro como es el de Sadako. Veamos:

-2000 Nightmare (Gawi), cinta coreana dirigida por el surcoreano Ahn Byeong-ki, que será responsable de parte de esta peculiar saga de terror coreano-china, y que nos presenta a la joven Seon-ae, que vuelve de los USA a Seúl y se reencuentra con sus amigos. Dice estar aterrorizada por la aparición de su misteriosa compañera Kyung-ah.

Mediante flash-backs vemos como dos años atrás Kyung-ah se suicidó. Pero es ahora que uno a uno, el grupo de amigos va muriendo a manos del espectro de esa compañera. Todos se reunieron para recordar a esa niña que parecía tener poderes de bruja. Llega ella y la tragedia se desencadena, pues la lanzan y muere, la hacen caer y simulan el suicidio. Entretenida y con buena dosis de sustos para el personal.

-2004 Bunshinsaba, dirigida de nuevo por Ahn Byeong-ki con producción de Corea del Sur y en el que unas estudiantes, que sufren acoso escolar por parte de varias compañeras, invocan mediante la ouija al espíritu de Bunsinsaba para que se venguen de ellas. Aparece el fantasma de Kim In-Sook, una especie de Sadako, terrorífica en sus breves y comedidas apariciones. Tiene ideas de la cinta anterior. Peli muy conseguida en su mezcla de thriller, terror y que prefigura en el tono y en muchas escenas a esa obra maestra llamada Confessions (2010, Japón, Tetsuya Nakashima).

-2012 Bi Xian Panic, The Death is Here, dirigida por David Kuan, producción china, nos presenta una variante del conjuro en una saga propia dentro de todo este universo de maldiciones: cuatro estudiantes de arte dramático alquilan una casa que está embrujada según los lugareños (¡cómo no!) y al irse la luz deciden invocar a Azreal mediante preguntas. A partir de ese momento una presencia se manifiesta en la casa. A ratos entretenida, pero fallida en todos sus aspectos cinematográficos. Destaca el paralelismo entre la obra ensayada y la atmosfera que se respira en la casa. También merece destacar la hipnótica caracterización de He Dujuan como la joven Sisi, poseída por quien habitó la casa.

-2012 Bunshinsaba, dirigida de nuevo por Ahn Byeong-ki (con producción esta vez china), responsable también de la conocida Phone que ya inauguró ese expresivo estilo del autor, nos presenta una apreciable haunted house con maldiciones de por medio. La escritora Xiao Ai se traslada con su hijo a la casa de un amigo para huir de su exmarido violento, que justo acaba de salir de la cárcel. Allí, su hijo se encariña con una muñeca. Los hechos paranormales harán su aparición y se ha de reconocer que a pesar de vivir de los éxitos de The Ring y The Grudge maneja el terror de forma sugestiva, con el suspense adecuado y con una temática (escritora que quiere huir del maltrato de su marido) acorde con el fantasma que hará su aparición, una niña conectada con la muñeca.

-2013 Bunshinsaba 2, segunda historia de la maldición Bunshinsaba, que no secuela de la cinta Bunshinsaba 2012, y dirigida nuevamente por Ahn Byeong-ki para China. Es un remake casi plano a plano de su propia cinta Nightmare, con la diferencia de que en aquella las muertes eran más sangrientas y en ésta hay una planificación de algunas escenas más trabajadas. Una niña, Yuki, es rechazada por todos porque su madre murió al nacer ella. Todos creían que tenía poderes. En la actualidad, un grupo de jóvenes acogen a Annie, pero pronto aparecen cosas extrañas en torno a ella, por lo que deciden hacer un conjuro (vemos aquí escenas que se repiten en el Bunshinsaba de 2004, como las escenas con la muñeca de Yuki) y se termina desvelando que Annie es Yuki. Tras acusarla de bruja, Annie monta en cólera, pero muere accidentalmente a manos de todos, salvo Cherry. La maldición los perseguirá. Cinta muy entretenida.

-2014 The Death is Here 3, titulada como la tercera parte de The Death is Here pero curiosamente no hay una segunda parte por parte del director de éstas, David Kuan, que entre ambas dirigió la delirante cinta Xiao Hua Gui Yi Shi Jian (historia de fantasmas, casi un plagio de Los Otros, entretenida a ratos, vergonzosa por momentos y con un final de esos -doy fe al haberla visto medio sonrojado- que no sabes si aplaudir por lo surrealista o huir de vergüenza ajena). Unos jóvenes estudiantes van de excursión a las montañas. Allí encuentran casa abandonada hace tiempo y para echar la tarde invocan a Bunshinsaba.

A partir de aquí aparición del fantasma, que es una amiga que tuvieron, Avril, y con ella las muertes. Pésimo film. Pasemos a la siguiente:

-2014 Bunshinsaba 3, dirigida por nuestro conocido ya Ahn Byeong-ki, y posiblemente la mejor de esta saga, que mezcla hábilmente el terror y el drama, en una haunted house que homenajea desde El Resplandor (triciclo incluido), hasta Insidious, con una inquietante atmosfera que rezuma buen cine, a base de una buena trama de suspense (atención al personaje de Xu Lian, interpretado de forma sublime por Yiang Yiyan). La escena de la llamada a Bunshinsaba escalofriante. Una joya.

-2015 Campus Mystery, dirigida por el responsible de la saga The Death is Here, David Kuan, bien podría haberse titulado igual, añadiendo el número 4, puesto que repite esquema argumental de las dos entregas anteriores, con un grupo de jóvenes que invocan a Bunshinsaba, una tragedia que ocurrió en el pasado y los fantasmas que se aparecen, aunque siempre se busque la solución racional. Film pésimamente dirigido (al igual que el resto de los films de su director) y que hace aguas por todos lados. Sólo se podría salvar el flash-back del conjuro a Bunshinsaba y lo que aconteció tras éste, sólo unos minutos de cine ¡Mejor hubieran hecho un corto!

-2016 -Bi xian gui ying (Bloody House), dirigida por Gao Yuxin, es mucho más entretenida que las de The Death is Here, aunque no tan logradas como las de Bunshinsaba. El aspecto visual es muy bueno, con detalles que nos recuerdan al Suspiria de Argento, aunque la trama, buscando el suspense más enrevesado, se vuelve contra sí misma. Joven casado que vuelve a su hogar a visitar a su madre, con grupo de amigos. Tenemos el rito de llamada a Bunshinsaba, las muertes, el flash-back con la muerte de alguien que ahora parece volver. Por lo menos las actuaciones son correctas.

-2016 Bunshinsaba vs Sadako (Bixian vs Zhen Zi)

Y tras los títulos reseñados llega el turno del cruce con nuestra Sadako, en un nuevo título surrealista a más no poder, con producción china y que plagia descaradamente el mito de Sadako, en una trama que, paradójicamente, atrapa al espectador desde el mismo inicio del film. Una sesión de ouija, bi xian en nuestro caso, por parte de dos estudiantes en la que aparece desde un móvil Sadako (en este caso para el público chino será Xhen Zi) y cuando la mano de ésta va a toca a una de las chicas otra mano la detiene: es Bunshinsaba.

Es el prólogo, una idea interesante, como la de cruzar dos mundos diferentes, como ya comentamos más arriba acerca de Sadako vs Kayako, pero que como también se ha podido comprobar con un nivel de calidad ínfimo en la mayoría de los casos. Dirigida por River Huang en plena fiebre de terror chino con las sagas de Bunshinsaba, Hikiko san y otros films, deviene contra toda corriente, un film muy agradable de ver, con unas interpretaciones correctas, y buena dirección artística.

La trama podría resumirse así: Tres estudiantes sufren acoso por parte de otro grupo. Una de ellas, Chong Yi, sufre directamente el ataque físico y las acosadoras deciden además enviarle el vídeo maldito a su ordenador. Ese vídeo sólo muestra el pozo y Sadako que sale y se dirige a la pantalla. Sin respetar para nada las reglas marcadas en la trama original japonesa (llamada telefónica, siete días de vida, visiones extrañas…) que para eso es plagio descarado (Sadako es llamada Zhen Zi por cierto demonio chino de cierto renombre muy parecido a lo yurei japoneses), Chong Yi aparece al día siguiente muerta. Las tres amigas sufren entonces la maldición del vídeo que aparece en su ordenador y una de ellas aparece muerta, por lo que sus dos amigas deciden invocar a Bunshinsaba en su ayuda. Vemos aquí como el espectro chino se va a convertir en aliado (algo como lo que ocurrió a Godzilla cuando de ser el monstruo destructor en sus primeras películas pasó a ser el que ayudaba a los humanos contra otros monstruos del kaiju eiga) de las chicas contra el espectro de Sadako/Zhen Zi. O lo que es lo mismo: el rojo de Bunshinsaba, el color de China, contra el blanco de Sadako, lo extraño, lo foráneo. Esa lucha de colores representa, en esa metáfora tan obvia pero no por ello menos atractiva visualmente (las luchas son bastante efectivas a la vez que artísticas), algo novedoso y que ayuda a que la trama se desenvuelva de forma eficaz. Momento muy logrado, a la vez que original, es aquel en el que durante el enfrentamiento entre los dos espectros, Sadako coge a Bunshinsaba y la arrastra hasta el interior de un cuadro donde luchan, y en cada momento el cuadro tiene una escena diferente de esa lucha: la amiga de la tímida muere cuando Sadako sale del cuadro.

Ahora Chong Yi se siente sola, su compañero va a verla, en un momento se mira al espejo y se peina…como la madre de Sadako en el video maldito. Una reminiscencia de ese video maldito original que por momento hace que este crossover funcione cinematográficamente mejor que el más publicitado de ese mismo año, Sadako v Kayako. Por desgracia el éxito de público no la acompañó, no así como ocurrió con el cruce con Kayako. Poseída ya por el alma de Sadako, Chong Yi es llevada a casa del profesor Li, que les enseña Ciencias del Comportamiento, y allí, plagiando de nuevo (y van…) las secuencias de Insidious Chapter 2, se coloca casco para hacer ceremonia del bi xian para que su compañero entre en la dimensión paralela. Allí, en escenas calcadas del film de James Wan, tras ver seres deformes o fantasmas varios, ve cómo el director del centro abusa de una joven que luego se suicidó y que sería el fantasma que algunos estudiantes ven tocar el piano. En esa dimensión aparece Bunshinsaba pero al ir a atacar a Chong Yi, su compañero le pide clemencia y el espectro llora sangre y le da cinta de video donde está grabada la violación del director. Por supuesto aparece Sadako y de nuevo tenemos la lucha entre los dos espíritus siendo Sadako la villana de la función, que les mira en el plano del ojo descaradamente robado del film de Hideo Nakata. El final es impactante de veras y aunque el personaje de Sadako quede totalmente desdibujado de su homónimo japonés, al menos hay una trama más trabajada y la puesta en escena, aun con todos los plagios que hemos comentado, es muy expresiva. Con un abuso del azul, lacra de muchos de los films de terror del nuevo milenio, pero con la complicidad del público que sabe lo que va a ver, de hecho el título no engaña a nadie, ¿no?

Por supuesto el pozo será protagonista de este film divertido, entretenido y, por qué no, original dentro de los crossovers que hemos comentado anteriormente.

-2016 -Pen Fairy Impac Disc Fairy When Pen Ghost Meets Plate Ghost

Pésimo film dirigido por Sa-li Mo, que recuerda a la saga The Death is There y que posee un guión pobre, una puesta en escena muy plana y sin que entre una escena y otra haya continuidad ni suspense. Lo único a destacar es el inicio en el que dos niñas hacen la ceremonia del bi xian con máscaras (como en Campus Mystery, en un plagio descarado). Hay escena, con pozo incluido, que nos devuelve por momentos a la saga The Ring, pero son sólo eso, momentos.

-2017 -Bunshinsaba vs Sadako 2

Tras el delirio que supuso Bunshinsaba vs Sadako, era de esperar la secuela, dirigida de nuevo por River Huang, donde la estructura argumental sigue la trama que podríamos denominar básica de The Ring en sus numerosos films. Es decir, jóvenes que sufren maldición de Sadako, su espera hasta su muerte pero con el añadido de la invocación a Bunshinsaba para que los salve. Por supuesto el inicio, al igual que su predecesora, es el clímax del film en el que Bunshinsaba se aparece ante Sadako antes de la batalla final. Es de destacar cómo el film no se toma en serio a sí mismo, desde el momento en que parte del conocimiento de dos Onryō tan icónicos por parte de un público, que demanda más de lo mismo, pero con la suficiente fuerza visual para entretenerlo desde el minuto uno. Si la primera parte no tuvo el éxito de público (que no de crítica), esta segunda sí contó con él. Cine de terror exploit que pasa del cine coreano al chino mezclado con el japonés. La joven Xiayou toma medicamentos para no ver el fantasma de Sadako, pero sus amigas deciden hacer el bixian para ayudarla. Naturalmente, la guerra de nuevo está servida. Todo mezclado y en este caso agitado, que no diría Bond, con la divertida aparición del profesor Li y su ayudante, que cual cazafantamas ya famosos, se enfrentan a Sadako de nuevo.

La lucha tiene lugar en nuestra realidad y en la dimensión fantasma, y es aquí donde tenemos las escenas más efectivas, paradójicamente rodadas de forma elegante para un film de estas características. Una de las escenas es muy curiosa: el profesor Li frente a Sadako dispara su cámara especial tipo Polaroid (vamos, que la sombre de los Cazafantasmas de Ivan Reitman sigue siendo alargada) y la atrapa por segundos en la foto. Bunshinsaba se presenta ante Xiayou y le insta a coger el lápiz para hacer el bixian, tras lo cual se transporta a otro tiempo donde Bushinsaba fue mortal y condenada a ser enterrada en vida con los labios cosidos. De ahí que se tenga que liberar al espíritu del Bunshinsaba. El profesor encuentra el ataúd del fantasma justo donde, en un alarde de originalidad (de acuerdo, ¡es ironía!) hay un pozo. En la lucha hay acción, humor, lo épico y por momentos me hizo recordar la maravillosa Una historia china de fantasmas, salvando las distancias.

-2017 -Bunshinsaba vs The Grudge (Pen Xian Mantra)

Cinta mediocre donde el guión campa a sus anchas, en un intento de aprovechar el filón del doble crossover Bunshinsaba vs Sadako, pero sin respetar para nada al público al cual va dirigido. Grupo de amigos se reúnen en casa de la abuela de una de ellas para ayudarla a que no derriben su hogar. No se les ocurre otra cosa que invocar al espíritu de Bunshinsaba para asustar a los nuevos propietarios, mafiosos ellos, no podría ser de otra manera. La aparición de Kayako es de lo más surrealista que se ha visto en este tipo de films y la puesta en escena, interpretación y tono, son de un vulgar tal que las peores cintas de The Ring o The Grudge son obras maestras al lado de este despropósito. El director (es un decir) es Deng Andong.

Próxima entrega el Anexo 2 con la aparición de Sadako en la saga de Hikiko-san y la vuelta de Hideo Nakata en Sadako.

Donde fuiste feliz alguna vez…

«Donde fuiste feliz alguna vez

no debieras volver jamás: el tiempo

habrá hecho sus destrozos, levantado

su muro fronterizo

contra el que la ilusión chocará estupefacta.

El tiempo habrá labrado,

paciente, tu fracaso

mientras faltabas, mientras ibas

ingenuamente por el mundo

conservando como recuerdo

lo que era destrucción subterránea, ruina…»

-Félix Grande-

Y pese a todo, aquí estamos, regresando a las andadas. Como polilla idiota, conocedora de su destino pero aun así, incapaz de evitar lanzarse suicida contra la luz. 

Tres ingresos hospitalarios, intervenciones quirúrgicas fracasadas, infartos de miocardio y secuelas de por vida, todavía pendiente de ver como acaba, y uno se mira al espejo y no se reconoce. Mira perplejo al tipo que tiene enfrente, pues no sabe quién es, ni cuál es su lugar. No queda nada de su vida anterior, de aquel que fue, del camino que iba a recorrer. Se pregunta que hace aquí, por qué sigue vivo y para qué, pues ya no hay metas ni victorias posibles, solo tiempo prestado y camino polvoriento hacía ningún lugar.

Físicamente en ruinas, mentalmente confundido, espiritualmente desahuciado, solo queda aferrarse desesperadamente a los restos del naufragio, a lo poco que uno reconoce como propio, a lo que suena familiar. Apenas unos retazos, pedacitos pequeños y ceniza. Uno intenta recomponerlos, darles forma y aliento, pero son solo una sombra de lo que fueron, un simple recuerdo, un talismán del que negamos desprendernos, pues es todo lo que nos queda de nuestra antigua vida, de nuestro antiguo yo.

Amamos con apremio,con prisa, con agonía posesiva, con egoísmo y con dolor, pues necesitamos ver en quienes nos aman un reflejo que ya solo existe en sus ojos y que se apagará pronto a causa de nuestra propia obsesión.

Necesitamos ser amados, recordados, presentes en sus vidas , porque nos sentimos ajenos a las nuestras propias y con todo, no soportamos la idea de que vean en que nos hemos convertido, de su pena, su lástima, sus lágrimas a escondidas y su propio dolor.

Respiramos hondo, nos avergonzamos por pensar así, pero seguimos dándole vueltas a lo mismo, sintiendo autocompasión y odiándonos por ello.

Y fingimos que todo va bien, que nada ha cambiado, que todo volverá a ser como antes, que solo es cuestión de tiempo y perspectiva, que hay que adaptarse, que poco poco…

Estamos de vuelta. Ya veremos…

Para leer completo esa maravilla que es el dolorosamente acertado poema de Félix Grande, podéis hacerlo AQUÍ:

“Donde fuiste feliz alguna vez…”, de Félix Grande « Editorial Gato Encerrado

Cine: Sitges – Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya


La atmósfera post-apocalítica de ‘Mad Max’ invade Sitges.

La actual edición del Festival mirará hacia el fantástico de 1979 y recuperará títulos de la exploitation italiana de ciencia ficción.

Un artículo de Cristina Béjar

Hola a tod@s incoherentes.
Ya tenemos aquí novedades sobre la 52ª edición del Festival de Sitges:


Sitges 2019 respira polvo del desierto y hierro oxidado. La próxima edición del certamen –del 3 y el 13 de octubre– celebrará el 40 aniversario de Mad Max. Salvajes de la autopista, de George Miller. Una efeméride que ha inspirado el cartel, una retrospectiva y el libro oficial del Festival y que impregnará Sitges durante once días.

La primera entrega de la saga distópica más emblemática de la historia del cine protagoniza el cartel de Sitges 2019, con el sello de la agencia China. “En la imagen, aparece un coche destruido por el óxido, abandonado en medio de un desierto infinito, sin rastro de ningún personaje. Una composición enigmática, simple y contundente, que bebe de una iconografía tan inconfundible como la saga de Miller y su paleta cromática de naranjas, ocres y amarillos. Se trata de un homenaje a una obra con un universo gráfico único, que se presta como pocos al formato sintético e icónico de la cartelería”, explica el director creativo ejecutivo, Rafa Antón.

El fenómeno Mad Max, llegado de Australia, se vivirá en cada rincón de Sitges con entusiasmo y también conmemorará los 40 años de un título icónico del cine de género de 1979: Alien, el octavo pasajero, de Ridley Scott, un film que marcó una época y que continua bien presente en la actualidad, reuniendo a una legión de fans.
De la misma manera, otros homenajes a cintas esenciales del fantástico tendrán su espacio para el recuerdo en Sitges 2019.

Exploitation italiana

La retrospectiva Apocalypse domani recogerá títulos clave de la exploitation italiana de ciencia ficción desarrollada a finales de los años 70 como consecuencia del éxito de títulos estadounidenses como Star WarsAlien o 1997: Rescate en Nueva York, pero sobre todo de las dos primeras entregas de Mad Max.
Fueron productos pensados para el mercado internacional, que en algunos territorios –como España– alcanzaron un enorme éxito comercial, dirigidos por veteranos del cine de género como Enzo G. Castellari (1990, Los guerreros del BronxLos nuevos bárbaros), Joe D’Amato (Bronx lucha final), Sergio Martino (2019, tras la caída de Nueva York), Lucio Fulci (Roma año 2072: Los gladiadores) o Luigi Cozzi (Contaminación: Alien invade la Tierra).
En los últimos años, muchas de estas cintas se han convertido en títulos de culto buscados por los aficionados de todo el mundo, generando un fenómeno de reivindicación y recuperando su importancia artística e industrial.

Libro oficial

Apocalypse Domani. La década dorada de la exploitation italiana de ciencia-ficción (1977-1990) es el título del libro oficial del Sitges 2019 que, bajo la coordinación de Ángel Sala, verá la luz el próximo mes de octubre.
Esta será la segunda colaboración entre el Festival y la Editorial Hermenaute, después de la publicación el año pasado del ensayo Michele Soavi. Cineasta de lo macabro.
El libro analiza el fenómeno de la exploitation italiana desde la perspectiva del género de la ciencia ficción, repasando sus precedentes, sus contenidos y el impacto que suscitaron este tipo de producciones. Un recorrido didáctico a través de sus películas más representativas, cintas que aún hoy en día cuentan con miles de fans en todo el mundo. La publicación también quiere reivindicar la figura de un buen número de directores italianos, entre los que destacan Antonio Margheriti, Sergio Martino, Enzo G. Castellari, Luigi Cozzi, Ciro Ippolito o Joe D’Amat.
.Apocalypse Domani recupera títulos centrados en ciudades distópicas, apocalipsis y cine de bandas; en sus pasajes el lector encontrará el análisis de películas influenciadas por peplum, el spaghetti western y el horror. Guerreros bárbaros, ciborgs, alienígenas, moteros, monstruos de todo tipo, émulos de Conan el Bárbaro o míticos héroes clásicos. Un mundo de fantasía que, durante una década, dio al cine italiano su versión más desinhibida y comprometida con el fantástico.
El libro consta de las firmas de críticos de cine y especialistas en la materia como Violeta Kovacsics, Diego López, Ruben Lardín, Jesús Palacios, Xavi Sánchez Pons, Lluís Rueda, Mònica Garcia, Jordi Sánchez Navarro, Desirée de Fez, Manlio Gomarasca, Domingo López y el mismo Ángel Sala.

Fantastic 7

El Festival de Sitges ha creado Fantastic 7, conjuntamente con el Marché du Film del Festival de Cannes y el fundador de Blood Window, Bernardo Bergeret. Se trata de un foro destinado a fomentar el talento dentro de la industria del género y favorecer su conexión con socios comerciales potenciales.
Fantastic 7 celebró su primera edición en la pasada edición del Festival de Cannes, con una numerosa asistencia de la industria del género llegada de todos los puntos del planeta. La sesión, apadrinada por el director J.A. Bayona, reunió a siete festivales internacionales: Bucheon International Fantastic Film Festival (Corea del Sur), el Cairo International Film Festival (Egipto), el Festival Internacional de Guadalajara (México), el International Film Festival & Awards de Macao (China), el South by Southwest d’Austin (Estados Unidos), el Festival de Toronto (Canadá) y el Sitges – Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya.
Cada festival defendió, a través de un pitching, una propuesta de género fantástico. Sitges presentó la nueva producción del cineasta vasco Juanma Bajo UlloaBaby. Al acto de Cannes asistió el Ministro de Cultura y Deporte, José Guirao; la directora del ICAA, Beatriz  Navas el director del ICEC, Miquel Curanta; el director de su área audiovisual, Francisco Vargas, así como otros representantes de instituciones y organismos relacionados con la industria audiovisual.

Taboo’ks

Las vías confluyentes entre las industrias audiovisual y editorial volverán a coincidir en Sitges de la mano de Taboo’ks, la iniciativa del Festival de Sitges que acerca la literatura y el cine fantástico.
El programa –que abrirá el periodo de presentación de candidaturas la primera semana de junio– selecciona de entre todos los proyectos recibidos cuatro obras (novela, teatro o novela gráfica) y un study-case de un proyecto en vías de adaptación para presentarlos a los productores asistentes al Festival, con la finalidad de promover los acuerdos de adaptación de obras literarias a proyectos audiovisuales.
Aprovechando el marco del certamen internacional, Taboo’ks se convierte en un mercado de derechos especializado en el género fantástico. La actividad incluye una agenda de contactos y una masterclass impartida por una personalidad significativa del sector cinematográfico y literario.

Apoyo a la 52ª edición

Un año más, el Festival agradece el compromiso de las entidades y empresas colaboradoras: Moritz (patrocinador principal), Obra Social “la Caixa” y Mistinguett Sparkling (patrocinadores), Meliá Sitges (patrocinador y sede oficial), Deluxe (colaborador), La Vanguardia (diario oficial), TV3 (televisión oficial), SGAE, Iberia, Renfe, Fnac, Ediciones Minotauro, Fundació Japó, FX Animation y Cha-Chá (colaboradores).
Sitges 2019 se organiza gracias a la implicación del Ayuntamiento de Sitges, del Institut Català de les Empreses Culturals del Departament de Cultura de la Generalitat de Catalunya, y cuenta con el apoyo del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales del Ministerio de Cultura y Deportes, la Diputación de Barcelona y del Carnet Jove – Departament de Benestar i Família.

La última semana de agosto contaremos con el anuncio de la cartelera del festival, quedamos a la espera. Comienza la cuenta atrás.

Isla muerta, de Daniel Gutiérrez

Por Jorge Herrero.

Isla muerta es una novela que hará las delicias de los amantes de las historias de zombis en su vertiente más clásica, ya que el que se adentre en ella se encontrará con una trama plagada de sangre, vísceras y situaciones que pondrán al límite a los distintos personajes que protagonizan este título. Todo ello contado de una manera muy amena y fácil de leer, con una narración muy visual y cinematográfica, gracias al ritmo con el que el autor ha sabido dotar a la obra, donde no habrá ni un solo momento de respiro. La historia contiene mucha acción y tensión, logrando que la lectura se haga del tirón, cosa que se agradece.

El autor sabe en todo momento que teclas tocar para mantener el interés del lector, en especial con las situaciones más impactantes y gore, donde no le tiembla el pulso a la hora de mostrar con todo lujo de detalles los ataques de los muertos vivientes, habiendo momentos que da la sensación de que te van a salpicar la sangre y las vísceras que irán diseminando a lo largo de la novela nuestros queridos zombis.

Los personajes cumplen su función bastante bien, pero sin que resalte ninguno por encima de los demás. Lo cierto es que no destacan por tener una fuerte personalidad, y en bastantes momentos caen en la mayoría de tópicos y clichés del género, dando la sensación de que podrían formar parte de muchas de las novelas de zombis que hay en el mercado.

La ambientación y las localizaciones están bien conseguidas. El autor ha situado la acción en la isla de Tenerife, logrando en gran parte de la novela que el lector se adentre de manera minuciosa en los lugares que van apareciendo a lo largo de la historia.

La novela no llega a las 250 páginas de extensión y eso juega a su favor, ya que la trama no da para mucho más y el alargarla más de lo necesario habría estado totalmente fuera de lugar. El autor no ha necesitado más espacio para contar su historia. A pesar de que no es una obra que destacaría por su originalidad, no es para nada un mal libro de género zeta. Es una historia entretenida y que recomendaría a los amantes de los zombis en su vertiente más clásica, y también para los que se quieran adentrar en dicho género. Pero si el lector busca algo más que eso, se le va a quedar floja en ese aspecto.

En definitiva, Isla muerta es una novela que cumple con su objetivo, que no es otro que el de entretener, y eso lo hace con buena nota, pero que no va mucho más allá.

A pesar de sus fallos, que tiene unos cuantos, también tiene sus cosas buenas, y estás prevalecen sobre las malas.

Sinopsis:

En una cueva al norte de Tenerife un extraño gas es liberado durante unas labores de mantenimiento. Este suceso hará que los muertos regresen y ataquen a la población. La infección no tardará en propagarse sembrando el pánico, y solo un pequeño grupo de supervivientes logrará refugiarse en un lugar seguro mientras planean de que manera escapar de la trampa mortal en la que se ha convertido la isla.

Una vez allí asistirán atónitos a como una recién nacida que uno de ellos ha encontrado, podría cambiar el devenir de los acontecimientos… podría cambiarlo todo.

El caos ha tomado proporciones irreparables.

Y la única esperanza de la humanidad acaba de nacer.

CINE: ¿Podrás perdonarme algún día?, de Marielle Heller

Por Fernando Codina.

Bajo un título tan extraño y extravagante, se esconde una de las mejores películas de este primer trimestre, y quizás de todo el año. Porque lo tiene todo para convertirse en una de las favoritas de cualquier amante del cine: un argumento sencillo, grandes dosis de humor negro, escenas muy divertidas, personajes memorables, una feroz crítica social… Y si a ello le añadimos el que está basada en una historia real, el resultado no puede ser más interesante.

Pero mejor vayamos a los hechos. En la cinta se narran dos o tres años de la vida de una escritora de biografías, Lee Miller, que pasó de ser una celebridad en los años cincuenta y sesenta por sus interesantes obras, que cosecharon un gran éxito, a convertirse, con el paso del tiempo, en una especie de personaje maldito, que no consigue ni tan siquiera llegar a fin de mes, y por quien no apuesta ningún agente literario, ni tampoco ninguna editorial. Además se enfrenta a un temor compartido por muchos escritores actuales: el bloqueo producido por la página en blanco.

Con su vida convertida en un desastre, no tiene un simple dólar, le debe varios meses de alquiler a su casero (que vive en la planta baja del edificio), tiene una plaga de moscas en su apartamento, se le pone enferma su gata (y como no ha abonado los tratamientos anteriores, se niegan a atenderla), pierde su último trabajo; lo cual añadido a su alcoholismo, compone una situación de extrema precariedad. Mientras trabaja en una biblioteca para intentar terminar una nueva biografía, encuentra unas cartas originales de una vieja estrella, y se le ocurre la feliz idea de quedárselas para luego venderlas en una librería especializada. Por la primera le ofrecen una pequeña cantidad, y le indican que es una pena que no estuviera más personalizada; lo cual le hace pensar que si añade a máquina, aprovechando el espacio disponible al final de la segunda, un mensaje más personal, podría conseguir más dinero.

Y eso es lo que hace, consiguiendo una buena cantidad. Esto la lleva a plantearse la posibilidad de escribir cartas a máquina de personajes célebres, como forma de vida. Durante varios años, se pone a falsificar de manera sistemática los escritos de personajes célebres (entre otras, a Marlene Dietrich), y a venderlas a una selecta red de intermediarios, que trabajan para coleccionistas especializados, hasta alcanzar las cuatrocientas falsificaciones, que según Lee Israel fueron algunas de sus mejores creaciones literarias de toda su vida.

Pero evidentemente, el fraude se acaba descubriendo… La ponen en la lista negra, incluso el FBI toma cartas en el asunto, y la llevan a juicio.

Al margen de las propias experiencias de la escritora, hay un personaje muy singular, posiblemente su único amigo, un gay crepuscular, alcohólico y drogadicto llamado Jack Hock, que va adquiriendo importancia a lo largo de la cinta, y ejerce de magnífico secundario, y cómplice en la vida real de la impostura. Es un ser entrañable, muy humano, y con un peculiar sentido de la justicia, que se adueña de la pantalla desde el primer momento.

La selección de los actores protagonistas es una de las claves del éxito de la película, puesto que resultan plenamente creíbles en todos los momentos de la misma. Melissa Mc Carthy encarna a Lee Israel, y ha participado en numerosas producciones tanto trágicas como cómicas, siendo una de sus más recientes apariciones en la cinta “¿Quién está matando a los moñecos?” (una desternillante comedia, que parodia a las películas de detectives americanas de los años ochenta), “La boda de mi mejor amiga”, “Como la vida misma”… Richard E. Grant es un secundario de lujo, a quien hemos visto entre otras producciones en “Drácula de Bram Stoker”, “Retrato de una dama”, “Su mejor historia” y “Logan”.

La aclamada cineasta Marielle Heller, quien debutó con “The diary of a teenage girl”, consigue crear una cinta de gran interés, está encantada con Lee Israel, una antiheroína que rompe con los moldes de los antihéroes masculinos. “Creo que las películas tienen siempre unos personajes masculinos maravillosos y complicados que pueden ser muy toscos y moralmente ambiguos. Tener una historia con unamujer que sea compleja, problemática, alcohólica, que cometa delitos, pero que también sea luchadora, inteligente y ambiciosa, es muy emocionante”.

Como emocionante resulta toda la película, con un dúo protagonista en estado de gracia, unas situaciones verosímiles, y que te deja deseando tener en tus manos la biografía de Lee Israel, “Can you ever forgive me?”, que desgraciadamente solo está disponible en inglés, pero que ya he añadido a mi lista de lecturas pendientes.