El ladrón Cuántico, de Hannu Rajaniemi

Buenas noches, mis queridos Lectores Ausentes.

Hoy vengo con una novela que me ha dejado un tanto decepcionado, no por ella, sino por mi incapacidad de disfrutarla en todo su esplendor.

EL_LAD~1Se trata de El Ladrón Cuántico, de Hannu Rajaniemi, finalista de los premios Hugo 2012 y os aseguro que es una muy buena novela que cumple con las expectativas generadas, pero que por desgracia,  me supuso un desafío que no fui capaz de superar.

Sabéis que soy muy especialito con la ciencia ficción. La space opera me resulta aburrida si no va de la mano de algún elemento que la acerque al terror. El Hard me viene grande porque me atosigan los detalles técnicos y las especulaciones  científicas. Prefiero  aquellas obras que dejan a un lado los viajes interplanetarios, las naves espaciales, las armas laser o la jerga técnica y se centran en el concepto de humanidad, de lo que somos, de a donde vamos, de cuál es el futuro que nos aguarda como especie y como individuo. La metafísica, el despertar de la conciencia o  la posibilidad de descubrir que existen otras realidades.  Las distopías, los viajes en el tiempo y el Cyberpunk.   Creí que esta novela era ideal para mí, pero de hecho, me vino muy grande.

Me habían dado muy buenas referencias acerca de esta novela, y a pesar de que ya me advirtieron de que  El Ladrón Cuántico no resultaba una lectura fácil a causa de las ideas  que plantea y lo peculiar de los conceptos que se mencionan, le tenía muchísimas ganas.

Y es que la cosa prometía, porque ciertamente, la obra reúne varios de los requisitos imprescindibles para catalogarla como excepcional.

Por un lado, conoceremos a Jean LeFlambeur, el mencionado ladrón,  recluido en una cárcel mental en la que se ve obligado a enfrentarse a sí mismo una y otra vez. Por otro, Isidore Beautrelet, un curioso individuo con particulares aptitudes, que como una suerte de singular detective se encargará de investigar una ola de robos por parte de los Gogoles, los ladrones de mentes. En medio, de ambos, Mieli, una dama de armas tomar  que guarda más de un secreto y que no duda en recurrir a cualquier método para acercarse a sus propósitos, con la ayuda de su nave pensante Pehronen.

Hasta aquí, vamos bien. Y repito que en general, la novela vale mucho la pena. El problema principal con el que me he encontrado es que El Ladrón Cuántico es una lectura extremadamente exigente para el lector. Me considero alguien con buen bagaje a mis espaldas y aun así, me ha resultado tremendamente difícil conseguir un ritmo constante y lograr meterme en la historia, hasta el punto de sentirme frustrado en algunos momentos al tener que releer  una y otra vez las mismas páginas para entender que es lo que  me estaban contando.

No se trata tanto de las cuestiones que plantea, sino el modo en que lo hace.  Resulta difícil discernir cuales son los propósitos y que  es lo que motiva a los personajes, lo que les empuja a actuar y que pretenden con ello, que sienten, cómo es la existencia en ese mundo que les ha tocado vivir, tan distinto al nuestro.

Cuesta meterse en su piel y aunque a medida que vas leyendo logras hacerte una idea global de lo que ocurre, de intuir por donde van los tiros, se hace muy cuesta arriba implicarte en modo alguno. Considero imprescindible encontrar un ritmo de lectura que no se interrumpa cada vez que aparece una palabra, una idea, un concepto, una explicación que se me escapa y que me obliga pararme a pensar  y preguntarme a  qué demonios se refiere el autor. Eso me saca totalmente de la historia y hace que no logre disfrutarla. Cierto es que poco a poco, consigues entender que es lo que ocurre y asumir esos conceptos que se te escapan, pero es como ver una película en un idioma que no es el tuyo. Puedes  intuir de qué va la trama y que es lo que está pasando, pero te pierdes todos los detalles.

imagesEn su favor,  diré que el autor tiene una prosa magnífica y  la usa con arte para describirnos unos escenarios maravillosos y palpitantes.  Las calles, la ciudad y aquellos que la habitan, son retratados de forma tan maravillosa, con tal lujo de detalles, que uno logra visualizar esos lugares imposibles. Lo mismo ocurre con la prisión mental o con las entrañas de la ciudad móvil. Una muestra del poder de la imaginación y del buen hacer en el difícil arte del narrar. Incluso se adivinan ciertos atisbos  de pura poesía visual, en el que la palabra viste y embellece algo que por sí mismo ya es hermoso.  Rajaniemi escribe bien y lo sabe, por lo que no deja de lucirse en ningún momento. Eso llega a pasarle factura, recargando en exceso algunas situaciones que requieren otro trato más directo, que exigen fluidez. Pretende imprimirle una carga épica y trascendental a todas y cada una de las escenas, aunque en ellas se nos explique que el protagonista se está limpiando el culo y se ha quedado sin papel. No es que sea pretencioso, pero si un tanto excesivo, sobre todo cuando eso resulta innecesario para demostrar que tiene tablas y oficio.

La jerga utilizada, el lenguaje inventado, no debería ser problema cuando uno ya lleva varios libros a sus espaldas y entiende cómo funciona esto. Pero si esas palabras inventadas sirven para designar conceptos que se te escapan por completo, entonces, estás jodido. Al menos yo. Debo quitarme el sombrero ante el traductor de la obra, porque a fe mía que se ha ganado el jornal con este trabajo. Admirable el que haya sido capaz de respetar el original y no volverse loco con el texto.

Insisto en que aunque pueda parecer lo contrario, es una novela brillante. Soy yo quien no ha estado a la altura de una lectura por encima de lo que estamos acostumbrados,  que precisa de una atención que yo no he sabido darle y de un lector acorde con su nivel.

 

El Ladrón Cuántico

Hannu Rajaniemi

Editorial: Alamunt

ISBN: 9788498890808

Páginas: 264 pág.

PVP:  19,95€

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: