Entrevista a Juan Cuadra Pérez, autor de El Libro de Ivo

Pues si, amiguitos. Hoy tenemos como invitado a un autor al que tenía muchísimas ganas de conocer. Ya conocéis mi opinión sobre su novela El Libro de Ivo y me apetecía descubrir al tipo que sentado frente a su ordenador, fue capaz de parir una historia tan cojonuda y que como ya sabéis, me ha parecido una de las mejores novelas que me he echado en cara este año (y llevo unas cuantas).

Sin más preámbulos, os dejo con la entrevista. Disfrutadla.

Entrevista a Juan Cuadra Pérez, autor de esa MARAVILLA que es El Libro de Ivo:

AI -¿Quién es en realidad Juan Cuadra Pérez?

Juan Cuadra - El libro de Ivo - FantascyEn realidad Juan Cuadra es un tío con melena y barba que empezó a escribir su primera novela de terror en un portátil con pegatinas de Hello Kitty. O en realidad Juan Cuadra es un profesor de lengua que va al instituto en bicicleta y se pone una bufanda enorme en invierno. En realidad somos personas distintas en cada lugar y en cada momento. O lo que viene a ser lo mismo, no hay un Juan Cuadra de verdad, sólo una suma de fragmentos.

AI- ¿De dónde viene tu afición a la escritura?

Viene de que no es una afición, sino una necesidad: la necesidad de contar historias. Desde siempre. Lo que pasa es que esa necesidad de contar historias inicialmente se compensaba con la sensación de que no iba a tener la constancia necesaria como para completar una novela, y las historias iban tomando otras formas. Campañas de rol, relatos, algún guión de cine. Hasta que llegó un momento en el que tenía el tiempo, los conocimientos y en teoría la voluntad necesaria para escribir. Así que me quedé sin excusas, y desde entonces llevo escribiendo sin parar.

    AI- ¿Qué fue lo que te empujó a escribir una novela como El Libro de Ivo, novela que según todas las opiniones que me han llegado hasta la fecha y que comparto, resulta toda una revolución dentro del género fantástico en nuestro país? ¿Cómo surgió la idea?

El Libro de Ivo surge de quedarme sin cosas que leer. De una época en la que Clive Barker llevaba casi diez años sin escribir terror, enfrascado en la escritura de Abarat. Y del convencimiento de que yo podía hacer algo así: crear mundos, planos, realidades. Contar historias no de monstruos que entran en nuestro mundo, sino de realidades que se solapan y de monstruos que somos nosotros. Quería contar una historia que creía que faltaba, en realidad varias que se van enlazando. La primera, la de qué sucedería si todos nos viésemos obligados a sacar lo que llevamos dentro y decidir si seremos cazadores o víctimas. La segunda, que se extiende en los tres siguientes volúmenes, sobre qué harías si hubiese un lugar donde cualquier cosa está permitida.

     AI- ¿Tienes algún autor favorito? ¿Alguien a quien tengas como referente?

Clive Barker transformó el modo en que se entiende la literatura de horror, y no sólo la literatura, sino también el cine y diría que todo el imaginario visual a partir de los años noventa. Porque altera la estructura habitual en la narración de terror. Primero son monstruos que entran en nuestro mundo, como Drácula. Luego, cuando llega Lovecraft, el horror es el cambio de perspectiva, descubrir que lo que creíamos que era el centro es una parte insignificante de algo mucho mayor. Pero con Clive Barker el monstruo para a ser parte de la realidad, y el humano, con sus comportamientos humanos, pasa a resultar monstruoso ante nuestros ojos. Y cualquiera que haya leído Cabal sabe perfectamente de lo que hablo. Así que a Clive Barker le debo esa fascinación por las realidades y los límites de lo que es monstruoso y lo que no, de lo que es correcto y lo que no. Y también la sinceridad, que para mí es no ocultar al lector ni la violencia ni el sexo cuando suceden. Por otro lado, de Neil Gaiman y de The Sandman aprendí que una historia no siempre requiere un único personaje para ser contada, y más aún, que una historia puede contarse mediante muchas historias pequeñas, y a veces ese es el único modo de narrarla. Además de esos dos, creo que leer escritores de otras culturas siempre te hace abrir un poco más las miras, aprender cosas que no sabías que tenías que aprender, y aquí tendría que nombrar a Sergei Lukyanenko y la Saga de los Guardianes, que es un ejemplo fascinante de fantasía urbana.

    AI- ¿Qué hace Juan Cuadra Pérez cuando no escribe?

Dar clase, abrir la biblioteca del instituto en el que doy clase alguna tarde, llevar demasiados blogs para adelante, preparar talleres de igualdad y sexismo, acompañar a mi peque al patinaje… Y si hay suerte y es un día que no es de trabajo, cocinar, ver cine o series, estar con las personas importantes… Y mientras hago todo eso pensar en lo que me toca escribir el día siguiente, en cada momento en el que la mente puede alejarse una pizca de lo que está haciendo el cuerpo. 

    AI- ¿Cómo fueron tus inicios en el mundo editorial? Cuéntanos tus primeros pasos y cómo fue la experiencia.

Para mí editar ha sido un extraño proceso en el cual yo me quedaba en mi casa escribiendo y mágicamente todo iba sucediendo. Encontré agente en cuanto empecé a buscar, una agente increíble que es Txell Torrent, de la agencia MB, y ella me dio los primeros consejos para que El Libro de Ivo fuese una novela que valía la pena intentar publicar. Y una vez que estuvo visible, yo seguí con la segunda parte mientras que ella iba, venía, hablaba, volvía a hablar. Todo esto fue un proceso lento y largo, pero un proceso que iba sucediendo sin que yo tuviese que preocuparme. Y tras algo más de un año me dijo que tenía editorial, que era Fantascy, y un año después el libro ha salido a la luz. Creo sinceramente que he tenido una suerte increíble en que primero mi novela llegase a manos de Txell, y después de que Txell se la presentase a Emi Lope. Gracias a mi agente y mi editora entrar en el mundo editorial ha sido un vieaje aparentemente sencillo y emocionante… y tan lento como los trenes de antes, que tardaban media vida en llegar a cualquier lado, pero llegaban.

 

    AI- ¿En qué andas metido ahora? ¿Nos puedes decir cuáles son tus proyectos en este momento?

Sigo sin parar de trabajar. En el momento en el que me confirmaron que El Libro de Ivo iba a publicarse yo ya tenía recién terminada la segunda parte, El Libro de Sombra (y poder leer esa segunda parte fue una de las cosas que impulsaron a Fantascy a apostar por la primera), con lo cual la sensación fue de responsabilidad más que de éxito. Había tres novelas detrás de El Libro de Ivo, y tenía que esforzarme en que fueran iguales o mejores y en que la historia que yo quería contar fuese lo más interesante posible. Ahora mismo llevo algo más de la mitad de la tercera parte, El Libro de Lucian, y me queda por delante al menos año y medio de trabajo antes de que la saga llegue a su fin, probablemente dos años. Después vendrán otras historias, eso lo tengo totalmente claro. Decía John Constantine en Los Libros de la Magia más o menos que con la magia tú decides si quieres bajar de la acera o no, pero una vez en la carretera no hay vuelta atrás. Escribir es lo mismo. Así que voy a hacer como Cervantes en el final del Quijote, y diré que tras la Saga de la Ciudad vendrá un libro inspirado en la mitología hebrea; y otra novela con un mundo paralelo de seres de cuero, trapo y vapor; y después quizás algo que se llamará El libro de las Invasiones. Pero a corto plazo es la Saga de la Ciudad lo que me ocupa todo el tiempo. Ahora el Libro de Lucian, después El Libro de Siiri.

    AI- ¿Papel o  ebook?   ¿Cuál es tu preferencia a la hora de publicar? ¿Crees que los libros electrónicos suplirán al formato físico?

Me encanta el papel. Y los libros en papel son preciosos. Pero la cruda realidad es que últimamente leo más en digital que en papel por una simple cuestión de espacio en las estanterías, o más bien de su ausencia. No creo que los libros electrónicos lleguen a reemplazar totalmente a los físicos, porque a los que nos gustan los libros nos encantan los libros como objeto. Aspecto, tacto, olor. Y nos encanta pasear por una librería y estar rodeados de libros. Es más, visto que de nuevo se ven vinilos en las tiendas no tengo ninguna duda de que seguirá habiendo libros en papel. Lo que no tengo tan claro es cuál será el formato mayoritario. Eso habrá que ir viéndolo.

    AI- ¿Cuál es tu opinión referente al panorama actual de la literatura en nuestro país? ¿Piensas que tanto las editoriales como el público están dándole por fin la importancia que se merece a los autores patrios, o por el contrario, siguen siendo un tanto marginados en favor de autores extranjeros?

Creo que en literatura nos pasa un poco como pasaba en el cine hace unos años. El mito de que el cine español es cutre y aburrido todavía se escucha hoy en día. Sobre todo en boca de gente que no se ha dignado a ver nada hecho en España. Y cada año se hacen películas increíbles con actores geniales, que cada vez va a ver más gente. Cosas que no nos pensábamos que podían llegar a hacerse en España, como fue Eva hace un par de años, como La Isla Mínima, que es lo último que he visto en el cine. Y en literatura seguimos probablemente con esa inercia, en la cual para muchísimas personas “autores españoles” es sinónimo de historias de la Guerra Civil y la postguerra, de realismo más o menos rancio y de novelas aburridas. Que es lo que les hicieron estudiar en el instituto, y probablemente lo único que han leído. La mayoría de los lectores españoles no conocen a autores españoles de literatura de género, porque es muy complicado llegar hasta ellos. Y tenemos autores muy buenos, que publican un año tras otro, pero en editoriales de un alcance tan limitado que el público, esa masa que compra los libros en las grandes superficies y que no tiene dónde informarse sobre lo que se está editando, no sabe ni siquiera que existen. Por ejemplo, Felix J. Palma publica en Plaza & Janés, y la gente lee steampunk sin darse cuenta de que lo está leyendo, y a todo el mundo le suena. Pero hablas de Emilio Bueso o de Jose Antonio Cotrina y te miran sin tener ni idea. Por ello, cuando llega la hora de editar un nuevo autor,creo yo sigue siendo más fácil poder poner “betseller en Estados Unidos” que arriesgar por un autor español que todos los que lo han leído piensan que es increíble, pero que no le suena a casi nadie. No obstante, quiero creer que es cuestión de tiempo y de insistencia que, como en el cine, la percepción cambie. Así que habrá que seguir publicando cosas interesantes y bien escritas, sea en la editorial que sea.

    AI- Si Juan Cuadra Pérez no se dedicase a escribir, ¿en que se mantendría ocupado?

Las historias tendrían que salir por algún lado, así que probablemente habría reunido a un nuevo grupo de jugadores y haría campañas de rol con arcos argumentales de meses y tramas complejas e intrincadas, con decenas de personajes no jugadores totalmente detallados… que después se perderían en la carpeta de aventuras terminadas. Lo cual en realidad es escribir, pero de otra forma. Así que de un modo u otro estaría escribiendo.

    AI- A Juan Cuadra Pérez le asusta……

Me asusta dejar la historia a medias, ahora que ya tiene lectores, lectores de verdad, lejanos y desconocidos. Eso crea una responsabilidad que me asusta no porque  dude sobre si seré capaz de terminar la saga (de eso no hay que preocuparse, todo está controlado), sino porque es algo que en ciertos momentos no va a depender de mí: dependerá de las ventas, de departamentos que sólo miran lo económico y el márketing. Y como creador me asusta porque no tengo ningún control sobre ello. Poco más me asusta, la verdad. Cuando el miedo se convierte en arte, deja de dar miedo.

    AI- Tu manera de entender el género fantástico  se sale de lo que suele ser habitual. El Libro de Ivo es una novela de fantasía oscura, urbana y onírica (nunca mejor dicho), que le trae al lector reminiscencias a cosas tan dispares como esos mundos paralelos de King, la crudeza y la visceralidad de Clive Barker, la forma de crear personajes arquetípicos del mejor Gaiman, la oscura  y perversa versión del País de las Maravillas de los comics de Zenescope e incluso a ciertas afinidades con la mitología Griega….¿Eres consciente de esas influencias (u otras),  a la hora de escribir o te has limitado a dejarte llevar por la propia historia y aquello que imaginabas?

eldiAlgunas influencias sí las he tenido totalmente claras, y no intento ocultarlas lo más mínimo; de hecho, El libro de Ivo comienza citando la primera frase del número inicial de The Sandman. Pero en realidad no son influencias en la novela, son influencias que he tenido a lo largo de estos años, que han ido dejando algo en mí y que me han permitido contar lo que quería contar, que puede tener una pizca o un toque de muchas cosas, pero que quiero creer que es algo diferente, que es mi propia historia, y ese carácter propio se irá viendo más en las siguientes partes. Después me ha resultado muy curioso que se citaban como influencias o referencias cosas que no he leído. Por ejemplo, la editorial en su publicidad relacionaba El Libro de Ivo con Crossed, de Garth Ennis; y ahora tengo muchas ganas de leerlo, porque de Garth Ennis sólo he leído Predicador y sus tramas de Hellblazer. También tendré que apuntarme esos cómics de Zenescope.

   AI- Por último: Cuéntanos cuál es el último libro que has leído, la última peli que has visto y el último tema musical que has escuchado.

El último libro que he terminado ha sido La Ciudad y la Ciudad, de China Miéville, que me ha gustado mucho a pesar de que yo esperaba algo más fantástico y menos de novela negra. La última película fue Capitán América: el soldado de invierno, que también me gustó . Y la última canción, Another Me “In Lack’ech”, de Epica, uno de mis grupos habituales.

 Pues eso es todo, compañero. Muchísimas gracias por  tu tiempo. Ha sido un verdadero placer charlar contigo.

Lo mismo digo. Un saludo.

 

 

 

 

El Libro de Ivo, de Juan Cuadra Pérez

Buenas tardes, mis queridos Lectores Ausentes.

En esta tarde de lunes, el tito Athman os trae El Libro de Ivo, de Juan Cuadra Pérez, novela publicada por  Fantascy y que posiblemente, sea la mejor obra de fantasía oscura que he leído este año. Si, así, tal cual.     

En una ciudad sin nombre, un hombre anónimo sueña noche tras noche que es un asesino cruel y despiadado, y cada mañana despierta temeroso de que un día la pesadilla se haga realidad. El miedo y el deseo de proteger a la mujer que ama lo llevan a descubrir que la reina Mab, dueña y señora del Reino, es la responsable de que sus noches sean cada vez más aterradoras. Si acaba con ella, los espantosos sueños por fin cesarán.

eldiCuando duermen, los humanos llegan hasta el Reino y crean allí sus sueños forjando las pesadillas con los miedos y deseos más ocultos. Una vez que los humanos han protagonizado sus fantasías más perversas e inconfesables, despiertan dejando tras de sí la parte más oscura.

Pero la muerte de Mab a manos de un durmiente ha puesto en peligro al Reino y ha desencadenado unos acontecimientos que nadie podría haber previsto. ¿O sí? Mientras los humanos pierden la capacidad de liberar las pesadillas lejos de sus vidas, cuatro de los Señores del Reino —Bestia, Oscuridad, Laberinto y Cazadora— deberán decidir cuál de ellos bajará a la Ciudad en busca del asesino de la Reina y así restaurar el equilibrio entre los mundos antes de que unas terribles y oscuras fuerzas transformen todo lo que conocemos.

 El Libro de Ivo es una novela de fantasía oscura, urbana y onírica (nunca mejor dicho), que se funde con el terror más visceral y le trae al lector reminiscencias a cosas tan dispares como esos mundos paralelos de King (títulos como El Retrato de Rose Madder, La Historia de Lisey y más que cualquier otra cosa, el universo creado alrededor de La Torre Oscura), la crudeza y la visceralidad del mejor  Clive Barker, la oscura  y perversa versión del País de las Maravillas de los comics de Zenescope (no por lo erótico, si no por lo demencial , violento y enfermizo), la complejidad y  la forma de crear personajes del mejor Gaiman y en cierto modo,  la épica de la mitología Griega.  Lo surrealista, lo onírico…El mundo de Oz llevado al paroxismo, pero con un gusto exquisito, un estilo personal que convence y que logra conectar con el lector, llevándole a un lugar donde  se descubrirá a sí mismo y a su verdadera naturaleza, débil,  perversa y cruel.

Juan Cuadra bucea dentro de la psique humana  y la divide en distintas categorías, según el aspecto más influyente, más desarrollado de nuestra personalidad. Allá en el Reino,  cada una de ellas tiene su representación en forma de una figura arquetípica, un personaje  que define, por defecto, esas cualidades, sean las que sean. A modo de una especie de dioses en esta suerte de Olimpo de Los Sueños, rindiendo pleitesía a la Reina Mab, estos seres rigen unas normas que evitan que el ser humano sea poco más que una alimaña desquiciada. Sin barreras que delimiten nuestra verdadera esencia, sin condicionamiento ninguno ni barrera ética ni moral,  seríamos simplemente puro instinto autodestructivo. Es allí, en el Reino, donde dejamos que ese instinto fluya, se libere y finalmente se diluya al despertar, dejando atrás a los monstruos que habitan en nuestro interior… Pero, ¿y si no fuese así? ¿Y si ese lado oscuro, esas obsesiones, miedos y  perversas atrocidades que pululan por nuestra mente no tuvieran a dónde ir?

Personajes como digo arquetípicos, que representan cada una de las partes que conforman nuestro ser. Complejos, bien definidos y reconocibles, con unos atributos que los hacen únicos y que dan muchísimo juego a la hora de desarrollar la historia. Mención aparte para el resto de los actores de esta obra, los humanos, que gozan también de una personalidad perfectamente perfilada, elaborados con acierto y destinados a desempeñar un papel realmente imprescindible en la función, para bien o para mal.

La Ciudad, nuestro mundo. Las calles que recorremos, la gente con la que nos cruzamos. Lo cotidiano, lo real a nuestros ojos, se ve influido por lo que ocurre en el Reino, hasta tal punto, que somos una suerte de reflejo y lo que ocurre allí, cambia nuestro mundo por completo. Como un puzzle de dos caras, cuyas piezas no deberían mezclarse, pero que no existen una sin la otra.

juancpJuan Cuadra logra no solo construir un universo totalmente creíble y detallado, sin cabos sueltos ni estridencias, sino que consigue meternos de lleno en él, logrando conectar con algo en nuestro interior. Resulta tan sencillo  aceptar el juego, el comprender las connotaciones y adjudicarle el rol que le corresponde a cada personaje, el peso de cada situación, que es indudable que el autor ha dado con la tecla adecuada y ha sabido desentrañar aquellas cosas que de verdad nos definen, que todos y cada uno de nosotros albergamos en nuestro inconsciente. Una prosa  trabajada, pero sin pretensiones innecesarias,  que se ajusta como un guante a lo que la historia necesita. El ritmo es fluido,  sin estancarse en ningún momento pero sin prisas, adecuando el pulso de la narración según resulte necesario, fomentando esa aureola de misterio e incertidumbre que nos envuelve, la tensión  aumentando a medida que se avanza en la lectura hasta el clímax final, que si bien nos deja con algunos interrogantes  y resulta un tanto precipitado, como un golpe en la mesa (recordemos que si todo va bien, esto será una trilogía), resulta muy satisfactorio. La atmósfera  onírica, tan surrealista en ocasiones, tan terrorífica en otras, no nos abandona en toda la lectura.

Nada ocurre al azar. Todas las escenas, todos los diálogos, todo lo que sucede tiene una razón de ser. Prima la intencionalidad, la premeditación. Si al principio nos pilla un poco despistados, sin saber muy bien a donde nos quiere llevar y la razón de todo lo que se nos cuenta, en breve empezaremos a atar cabos, a comprender la magnitud de lo que tenemos delante, asumiendo cada trama como la parte de un todo complejo , maravilloso y aterrador. No hay paja ni relleno y cada palabra, cada frase, cada página va a tener una importancia vital en el devenir de los hechos, estando relacionadas de un modo tan bien tramado que uno no puede más que dejarse llevar y seguir leyendo. Una historia intensa, oscura y siniestra, violenta y cruda,  que juega con nosotros y nos lleva a un País de las Maravillas del que no podremos regresar y  en el que  la Reina de Corazones consigue cercenarnos la cabeza; un Mundo de Oz donde ya no quedan baldosas amarillas y la Bruja de Este nos sacará los ojos con una sonrisa desquiciada en los labios; un Sueño donde los monstruos no desaparecen al encender la luz.

Me quedo con ganas de más. Con ganas de saber sobre el papel de Sombra en todo esto. Sakura. El Cazador. Alina. La Reina….

De verdad, no puedo hacer otra cosa que recomendarla. Yo me lo he pasado como un enano. La vais a disfrutar cosa mala.

 

El Libro de Ivo

Juan Cuadra Pérez

Editorial: Fantascy

ISBN: 9788415831433

Páginas: 400 pág.

PVP: 16,90€