CINE: Gala Oscars 2015

Un artículo de Mitsuko C.

 

Más de seis horas enganchada a la tele, a twitter y a Facebook. Una gala que prometía con Neil Patrick Harris a la cabeza, se ha sumido con el transcurso de las horas en algo realmente pesado. Pero os traigo el listado de ganadores:

MEJOR PELÍCULA: Birdman

MEJOR DIRECTOR: Alejandro González Iñárritu – (Birdman)

MEJOR ACTOR: Eddie Redmayne – (La teoría del todo)

MEJOR ACTRIZ: Julianne Moore – (Still Alice)

MEJOR ACTOR DE REPARTO: J.K. Simmons – (Whiplash)

MEJOR ACTRIZ DE REPARTO: Patricia Arquette – (Boyhood)

MEJOR PELÍCULA ANIMADA: Big Hero 6

MEJOR PELÍCULA EXTRANJERA: Ida – Polonia

MEJOR GUIÓN ORIGINAL: Birdman (Alejandro González Iñárritu, Nicolás Giacobone, Alexander Dinelaris Jr. y Armando Bo.)

MEJOR GUIÓN ADAPTADO: The Imitation Game (Graham Moore)

MEJOR DISEÑO DE PRODUCCIÓN: El gran Hotel Budapest

MEJOR FOTOGRAFÍA: Birdman (Emmanuel Lubezki)

MEJOR VESTUARIO: El gran Hotel Budapest

MEJOR EDICIÓN: Whiplash

MEJORES EFECTOS VISUALES: Interstellar

MEJOR MAQUILLAJE Y PELUQUERÍA: El gran Hotel Budapest

MEJOR EDICIÓN DE SONIDO: El Francotirador

MEJOR MEZCLA DE SONIDO: Whiplash

MEJOR BANDA SONORA: El gran Hotel Budapest

MEJOR CANCIÓN: “Glory” – (Selma)

MEJOR DOCUMENTAL: Citizenfour

MEJOR CORTOMETRAJE: The Phone Call

MEJOR CORTO DOCUMENTAL: Crisis Hotline: Veterans Press 1

MEJOR CORTOMETRAJE ANIMADO: Feast

CINE: Whiplash, de Damien Chazelle

Un artículo de Mitsuko C.

Título original: Whiplash

Año: 2014

Duración: 103 minutos

País: EEUU

Director: Damien Chazelle

Guión: Damien Chazelle

Música: Justin Hurwitz

Fotografía: Sharone Meir

Reparto: Miles Teller, J.K. Simmons, Melissa Benoist, Paul Reiser, Austin Stowell, Jayson Blair, Kavita Patil, Kofi Siriboe, Jesse Mitchell, Michael D. Cohen, Tian Wang, Jocelyn Ayanna, Tarik Lowe, Marcus Henderson, Keenan Henson

Productora: Sony Pictures Classics / Blumhouse Productions / Bold Films / Exile Entertainment / Right of Way Films

Género: Drama, cine independiente

Tráiler: https://www.youtube.com/watch?v=e2lWF8ohXuI

Sinopsis:

“Andrew Neiman aspira a ser el mejor baterista de jazz, anteponiendo su carrera a cualquier otra cosa. En su camino se encontrará con el profesor Terence Fletcher, quien no le pondrá las cosas muy fáciles.”

Premios:

2014: Premios Oscar: 5 nominaciones incluyendo “Mejor película”

2014: Globos de Oro: Mejor actor de reparto (J.K. Simmons)

2014: Premios BAFTA: Mejor actor secundario (JK Simmons), montaje y sonido

2014: Festival de Sundance: Mejor película y Premio del público

2014: Seminci de Valladolid: Mejor director novel

2014: Círculo de Críticos de NUEVA York: Mejor actor secundario (Simmons)

2014: Críticos de Los Angeles: Mejor actor secundario (Simmons)

2014: Independent Spirit Awards: 4 nominaciones incluyendo mejor película

2014: Premios Gotham: Nominada a mejor actor (Miles Teller)

2014: Satellite Awards: 5 nominaciones incluyendo Mejor película

2014: American Film Institute (AFI): Top 10 – Mejores películas del año

2014: Sindicato de Actores (SAG): Mejor actor secundario (Simmons)

2014: Critics Choice Awards: Mejor actor de reparto (Simmons)

2014: Críticos de Chicago: 3 premios incluyendo Mejor Director Novel

Whiplash”, ha sido para muchos la gran sorpresa en cuanto a nominación para la gala de los Oscar. He de reconocer que para mí, también lo ha sido, una muy grata sorpresa. Me he encontrado ante una película completamente emocional y adentrada en el mundo de la música, el cual, también, es una de mis pasiones.

Se supone que nos encontramos ante una cinta independiente: No hay grandes efectos, no hay una amalgama de actores conocidos, pero sí hay una muy buena dirección e interpretación por parte de los actores. Cabe destacar el personaje de JK Simmons, una suerte de “Sargento de Hierro” del jazz.

La música es la verdadera protagonista de la historia y como ese universo puede llegar a absorber a una persona, hasta límites que pocos podríamos cumplir, como es el renunciar a la vida personal, para consagrar tu existencia a tu profesión o a tu pasión.

Mientras estás sumergido en las notas de “Whiplash”, no hay nada más, sólo el esfuerzo del protagonista por superarse y por demostrar su valía, estás en la butaca ayudándole para que todo le salga bien. En mi opinión conseguir este efecto en el espectador no es nada fácil y eso convierte a esta partitura cinematográfica en una pieza especial y humana, que te hace conectar inmediatamente con lo que está sucediendo en la pantalla. Quizá sea una de las sorpresas de la noche del 22 de febrero, la cuenta atrás continúa.