Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

El manjar inmundo, de Javier Quevedo Puchal

Buenos días, mis queridos Lectores Ausentes.

 EMIJQP1Hoy venimos con la reseña de El manjar inmundo, de Javier Quevedo Puchal, una  oscura revisión,  una actualización perversa y cruel de los cuentos clásicos de nuestra infancia, siempre en esa línea pérfida, depravada, oscura y con chicha a la que nos tiene acostumbrados su autor.

Javier es un escritor con un estilo muy personal. No he podido leer todavía su anterior trabajo, Lo que sueñan los insectos, pero si disfruté de esa belleza decadente, de ese halo enfermizo y perverso que es ya sello del autor en la maravillosa y cruda Cuerpos Descosidos y lo cierto es que el autor sigue fiel a esa seña de identidad, en la que lo hermoso y lo repulsivo, se unen, se mezclan y se confunden. Sutil, con una delicadeza exquisita, pero visceral en cuanto a esencia,  sus textos consiguen removernos por dentro.

En esta revisión de los cuentos clásicos, Javier nos ofrece una versión retorcida, cruda pero de una estética tan cuidada, tan refinada, que uno no puede dejar de preguntarse qué demonios hay dentro de esa cabeza suya y que le inspira para crear esas historias, a la vez tan sumamente hermosas como macabras.

La antología es precedida por un doble prólogo de mano de Santiago Eximeno y David Jasso, quienes en mi opinión, convierten su presentación de la obra en todo un espectáculo, una jodida maravilla en la que con un delicioso tono de humor negro, abren el telón para lo que viene a continuación, convirtiéndose de algún modo en un relato más del recopilatorio y sentando precedente, en forma de ficticio resultado, la consecuencia de lo que es en sí misma la antología y las impresiones que tendremos de ella al pasar la última página.

Relatos breves, pero de una intensidad demoledora. Con la única intención de perturbar al lector y permitirle ver más allá de lo obvio. Algunos de los cuentos revisados son fáciles de identificar. Enseguida descubrimos en que obras se inspiran. Otros, por el contrario, requieren que nos sumerjamos en ellos para lograr descubrir a que clásico se refieren. Y admito que hay alguno que se me ha escapado y que no he sabido ubicar, quizás por el hecho de que desconozco la historia en la que se basa, la fábula original. Esa sería la única pega que he podido encontrarle, si se puede llamar así. Por lo demás, sé que a muchos les molesta y es difícil aceptar estas valoraciones, pero en mi opinión, personal e intransferible, es una obra redonda.

Es posible que servidor resulte demasiado reiterativo, pero no puedo evitar remitirme a la atmósfera malsana, cruel, oscura y fatalista que envuelve a esta antología. Sangre, sufrimiento, perversión, horror,  pérdida, dolor… Todo ello mostrado sin tapujos, pero sin permitirse caer en lo obvio, lo chabacano o lo sencillo. Con una elegancia inaudita, solo igualable a su crueldad, Javier hace gala de una prosa cuidada, de un dominio del ritmo y del lenguaje envidiables, capaz de llevarnos  de la mano al más oscuro e infame lugar que exista en nuestra mente, logrando que nos sintamos cómodos en él, regodeándonos con el horror que nos envuelve.

EMIJQP2La forma de narrar del autor es envolvente. Un tanto densa, creando atmósferas y centrándose más en las emociones, en las sensaciones y en la propia historia que en cualquier otra cosa. Casi una total ausencia de diálogos remarca ese hecho. No es una lectura apta para todos los públicos, al menos los más inquietos y que busquen una lectura rápida y ligera. No es que sea lenta ni falta de ritmo, al contrario. En mi opinión cada relato fluye como debe, tomándose el tiempo justo que la historia requiere. Pero es una obra que hay que paladear, que saborear. Sin prisas, sin ansias, disfrutando del trayecto, del arte que uno encuentra en algunos de sus pasajes, del preciosismo que destila, de lo que evoca… y como no, deleitarse con la maldad que rezuman sus páginas.  Cada relato funciona de manera individual, pero lo que hace de esta una excelente antología es su visión de conjunto, de entidad, de un todo relacionado, de manera que existe una coherencia notable no solo en la trama de los relatos, sino en cuanto a las formas y el fondo. Todo en su lugar, dentro de la misma dinámica, sin estridencias, bajo la misma oscuridad.

 En definitiva, una de las antologías de relatos más notable, inquietante  y de buen gusto que os podéis echar a la cara. De obligada lectura…

 

El Manjar Inmundo

Javier Quevedo Puchal

Editorial: Punto en Boca

ISBN: 9788416307005

Páginas: 292 pág.

PVP: 18€

 

Nota de Prensa: El Manjar Inmundo, de Javier Quevedo Puchal, ya a la venta.

La editorial Punto en Boca nos hace llegar la siguiente nota de prensa. El último trabajo de Javier Quevedo Puchal, autor al que muchos ya conocéis y que personalmente, a nosotros nos encanta desde que le descubrimos con su novela Cuerpos Descosidos, publicada por  NG Ficción.

 

logo color generico

Lanzamiento de El manjar inmundo

 

  • Es el sexto libro publicado de Javier Quevedo Puchal, ganador del Premio Nocte y finalista del Premio Ignotus.
  • Una antología de relatos de terror gótico que reformula los cuentos de hadas clásicos. Trece sorprendentes deconstrucciones de las historias con las que todos hemos crecido.
  • Estará en librerías el próximo 10 de noviembre.

 974739_10203743786329021_1693470624_nCon su nuevo libro, Javier Quevedo Puchal afianza un estilo único en la reciente literatura de terror española, posicionando su antología El manjar inmundo como uno de los más asombrosos exponentes de esa ola de reinterpretaciones de cuentos clásicos que nos ha llegado en los últimos años, tanto en literatura como en cine y televisión.

 Galardonado con el premio Nocte a la mejor novela, Javier Quevedo Puchal nos presenta este mes su segunda antología, El manjar inmundo, una obraperturbadora e imprevisible que, a través de casi 300 páginas, reelabora de forma muy imaginativa cuentos de hadasde nuestra infancia, desde Grimm hasta Perrault, con un tono adulto influenciado por Lovecraft, Bécquer, Poe, Goya o el cine de terror asiático.

 El autor castellonense afincado en Madrid comenta que El manjar inmundo es «un baúl donde he volcado la esencia más pura de mi niñez, pero vista con la fascinación de mis ojos adultos. El objetivo último de este libro es hablar de nosotros mismos del modo más afilado y falsamente inofensivo que existe: convirtiéndome en un cuentacuentos, entreteniendo e intrigando al lector».

 El manjar inmundo está editada por el sello Punto en Boca y distribuida en librerías y centros comerciales de toda España por UDL.

 

Lo que sueñan los insectos, de Javier Quevedo Puchal

Una reseña de Francisco José Arcos Serrano

aaa1Isabel, una joven de familia acomodada, desaparece de su casa de Sitges sin dejar rastro. Por desgracia, ni la Policía ni el investigador privado contratado por el padre de la desaparecida, el magnate cinematográfico Didac Sardà, consiguen arrojar luz al caso.

Cuando Milena, la mejor amiga de Isabel y experta en demonología, recala en Madrid durante una gira promocional, el reencuentro con Didac volverá a abrir viejas heridas. Y es que el padre de su amiga cree haber dado con una pista que podría llevar a Isabel. Una pista que solo Milena parece capacitada para seguir. Lo que ella no sospecha es que la madeja que desenredarán sus investigaciones sacará a la superficie algo más profundo que la verdad y más aterrador que las entidades demoníacas a las que se enfrenta cada día: su propio pasado.

‘Lo que sueñan los insectos’ está editada por la editorial Punto en Boca, sello de reciente creación cuyo slogan reza «Libros atrevidos para lectores inquietos«…..titular muy acertado tras la lectura de su primera referencia.

Javier Quevedo Puchal ha ganado el Premio Nocte 2012 a la mejor novela de terror por su “Cuerpos descosidos”, la cual aún tengo en mi pila eterna de libros pendientes de leer, y también ha sido nominado al Premio Ignotus 2012 por ese mismo título.

En esta nueva novela se palpa sobremanera el esfuerzo del escritor por crear una historia donde se aúna lo onírico y terrorífico, pero en la que encontramos también una realidad tan cruda como es el mundo de las sectas que tanto daño han hecho a lo largo de la historia.

A partir del momento en el que nuestra pareja protagonista toma las riendas de la investigación de la desaparición de su antigua amiga, Javier Quevedo nos va dejando pistas dosificadas a lo largo de la narración y nos sumerge cada vez más en una historia y una atmósfera de auténtica pesadilla, como son los últimos meses de vida de Isabel, la mujer desaparecida.

aaa2Una vez que empiezas a leer es difícil dejar su lectura, ya que el ritmo que le imprime su autor es muy dinámico y adictivo, queriendo saber siempre más de la trama y de las motivaciones de sus personajes hasta llegar a su demoníaco clímax final por todo lo alto, en un final de fiesta muy cinematográfico.

Tanto los personajes principales como los secundarios están muy bien perfilados, haciéndolos muy reales y humanos, con los que llegas a empatizar rápidamente con ellos.

En definitiva, estamos ante un thriller muy bien construido y muy entretenido que hará las delicias de todo buen amante del género fantástico.

Aprovecho también este espacio para desearle lo mejor a esta nueva editorial, Punto en Boca, y que esperemos editen pronto nuevas referencias. Estaremos al tanto, seguro.

 

Título: Lo que sueñan los insectos

Autor: Javier Quevedo Puchal

Editorial: Punto en Boca

ISBN: 9788494107801

Páginas: 320 páginas. Rústica (tapa blanda)

Precio: 19 euros

 

 

 

-Exclusiva- Entrevista a Javier Quevedo Puchal, autor de «Cuerpos Descosidos»

Buenas, Lectores Ausentes.

.
Hoy tenemos con nosotros a un invitado muy especial. No se si os sonara su nombre, pero os recomiendo tomar nota, porque este señor esta dando muchisimo de que hablar con su ultima novela.
Les presento a Javier Quevedo Puchal, autor que además de haber publicado ya con anterioridad tanto novelas como relatos cortos, tiene una amplia trayectoria como critico y articulista, colaborando en diversos medios, como pueden ser Babab o La Butaca, entre otros.
 
Desde siempre, su obra ha coqueteado con nuestros generos favoritos, concretamente con el terror y el trhiller psicologico, aunque siempre desde una perspectiva muy personal, profundizando en la psique humana, en nuestras miserias y en aquello que nos hace ser como somos.

De entre su obra cabe destacar títulos como «El tercer deseo», «Todas las Maldiciones del Mundo» y en especial, su ultima novela «Cuerpos descosidos«, editada por NGC Ficción, sobre la cual ya hablamos hace apenas unas semanas.

.
 Con todos ustedes, Javier Quevedo Puchal:

.
1-AI -¿Quién es en realidad Javier Quevedo Puchal?

JQP- Yo diría que un tipo que lidia a diario con sus inseguridades y miedos. Un tipo que no querría llegar al final del viaje con la sensación de no haber vivido su vida. Alguien preocupado por dejar a sus espaldas algo de lo que sentirse orgulloso. Y, por descontado, alguien a quien ni yo mismo conozco del todo. Faltaría plus.

.
2-AI- ¿De dónde viene tu afición a la escritura?

JQP- Prácticamente, de mi más tierna infancia. La imaginación siempre ha sido muy importante en mi vida y, con la experiencia, quiero pensar que he ido refinando mis habilidades narrativas hasta conseguir algo parecido a una voz propia. O eso espero. En cierto modo, creo que nunca he dejado de escribir los cuentos de princesas y guerreros que imaginaba en mi infancia… sólo que ahora las princesas son cabareteras moribundas con el cuerpo hecho un cristo y los guerreros son chaperos en busca de venganza.

.
3-AI -Hablando de Cuerpos Descosidos… ¿qué fue lo que te empujó a decidirte a escribir esta novela tan  particular?

JQP- Puede que la voluntad de ponerme un poco a prueba a mí mismo y marcar cierto punto de inflexión respecto a lo hecho hasta entonces. Mis dos novelas anteriores eran más abiertamente románticas y emocionales, pese a que sin duda también tenían su lado oscuro. Sin embargo, esta vez quería explorar de forma más directa y sin tapujos ese lado oscuro y llevarlo lo más lejos que pudiera. En todo caso, ahora veo que incluso mi enfoque de lo que es el género de terror no está exento de ese fuerte toque emocional que ya tenían mis otras dos obras. Con la de cosas objetivamente espantosas que ocurren en Cuerpos Descosidos, y es asombroso cómo la gente no deja de sentirse conmovida y atrapada por las almas de sus personajes.

.
4-AI- ¿Tienes algún autor favorito? ¿Alguien a quien tengas como referente?

JQP- Son muchos los que me gustan y admiro, puede que tantos como los que no me dicen absolutamente nada. Sin embargo, yo siempre suelo comentar que los que más me han impresionado e influido son Angela Carter, Ray Loriga y Clive Barker. No sé si en ese orden, necesariamente. Me parece que los tres son de todo punto irrepetibles, cada uno a su manera. A los señores Barker y Loriga los he visto en persona, si bien no he podido hablar con ellos… y ni siquiera sé qué les habría dicho, de haberlo podido hacer. Lo más seguro es que hubiera escondido la cabeza bajo tierra, como un avestruz. A la señora Carter, por desgracia, no la podré ver en persona. Pero bueno, ya te digo que estos son sólo la punta del iceberg. Los autores que me gustan son muchos.

.
5-AI- ¿Qué hace Javier Quevedo Puchal cuando no escribe?

JQP- Depende del momento del día. En estos momentos, hago un curso de contabilidad. Y tengo mucho tiempo para leer, ver películas, navegar por la red… Lo que sí te digo es que los sábados por la mañana suele tocar limpieza general de la casa. xDDD

.
6-AI- ¿Cómo fueron tus inicios en el mundo editorial? Cuéntanos cómo fueron tus primeros pasos y cómo fue la experiencia.

JQP- Los recuerdo con mucho cariño y emoción, la verdad. Cuando Odisea Editorial me escribió para decirme que estaban interesados en publicar El tercer deseo (que, a propósito, por aquel entonces se titulaba De lobos y perdices) tuve un subidón de adrenalina como pocas veces he tenido. Saber que iba a publicar con la misma editorial que había lanzado Fondos marinos, uno de mis libros favoritos de aquella época, era como para no creérselo, vamos. Y te puedo decir que algo parecido me ocurrió cuando Santiago Eximeno me dijo que mi antología Abominatio le gustaba lo bastante como para publicarla en Ediciones Efímeras… o cuando NGC Ficción! me dio el sí definitivo para Cuerpos descosidos, por supuesto. En todo caso, estaría mintiendo si no admitiese que el subidón del primer sí es irrepetible. Pasar de ser un escritor “amateur” a uno más “profesional”, por así decirlo, es una experiencia maravillosa.

.
7-AI- ¿En qué andas metido ahora? ¿Nos puedes decir cuáles son tus proyectos en este momento?

JQP- Tengo en la recámara El manjar inmundo, una antología de relatos de terror góticos inspirados en cuentos de hadas, que debería salir creo que hacia finales de año, si todo va bien. Es mi libro favorito, así que espero que pueda ver la luz pronto. También hay algún proyecto en común con mis compañeros de Nocte, y recientemente acabé un par de novelas (una de terror, la otra un drama con toques fantásticos), aunque ambas siguen en el cajón en estos momentos. En cuanto a proyectos inminentes, he empezado a escribir el guión de un cómic, pero la cosa va lenta.

.
8-AI- ¿Cómo te ves… digamos… dentro de 5 años?

JQP- Buff… si ni siquiera me veo dentro de tres meses, ¡como para hacer conjeturas dentro de cinco años. No sé, las dotes adivinatorias las prefiero dejar para otros.

.
9-AI- ¿Cuál es tu opinión referente al panorama actual de la literatura de género? ¿Crees que poco a poco vamos avanzando?

JQP- Supongo que te refieres a la literatura de género española. Todo está aún lleno de matices y problemas, la verdad. El público en general parece mantenerse reacio a consumir literatura de género y, por su parte, las editoriales grandes son reacias a publicarlo. Y para más inri, la cosa se complica cuando hablamos de literatura de género hecha en España.
No sé si es lo de la pescadilla que se come la cola, es decir, que la gente no consume porque las editoriales grandes no quieren vender o las editoriales grandes no quieren vender porque la gente no consume. Yo diría que tiene más que ver con lo primero que con lo segundo, pero vete tú a saber… Afortunadamente, lo que sí hay es un aumento de editoriales más pequeñas, más modestas, que apuestan fuerte por los autores nacionales de género en la medida de sus posibilidades, y que creo que lo están haciendo muy bien.
Es el caso de NGC Ficción!, Grupo Ajec, 23 Escalones y otras tantas que no menciono por no hacerme pesado. Me parece que es ahí donde se está formando un cierto nicho de creadores y mercado que puede servir de caldo de cultivo para un futuro espero que más floreciente. Pero el caso es que, hoy por hoy, me apena observar que el trabajo de un escritor en España sigue estando, en líneas generales, bastante mal remunerado… por no decir muy mal remunerado. De todas formas, dudo mucho que tenga algo que ver con ser o no un escritor de género. Simplemente, hay muy pocos escritores en España que vivan de lo que escriben. Es un lujo al alcance de muy pocos.
Pero bueno, volviendo un poco al tema de la literatura de género, quizás todo sería distinto si no tuviera tan mala prensa. El problema es que se la sigue observando con cierta condescendencia, como una literatura menor incapaz de ofrecer obras de calidad, y justo por eso mucha gente se está perdiendo propuestas de lo más interesantes, que son muy mal distribuidas en favor de… bueno, ya sabes, en favor de determinados títulos que uno ve absolutamente en todas partes y que, a fuerza de verse repetidos por todas partes, se acaban comprando, con independencia de lo malos que en realidad sean. No sé, es como el Quijote luchando contra un ejército de molinos de viento.

.

 
10-AI- Si Javier Quevedo no fuera escritor, ¿hubiera sido…?

JQP- Pues no sé… tendremos que hablarlo con el brujo de la pregunta 8, a ver si nos lo aclara. Supongo que lo de escribir, o al menos lo de crear, es algo que se lleva dentro y sale sin poder evitarl, sea cual sea tu vida alternativa. Visto así, ¿quién dice que el Javier Quevedo Puchal escritor no sea la invención de otro Javier Quevedo Puchal que maneja los hilos en un plano de existencia distinto? Tal vez debiera bajar por la madriguera del conejo blanco, a ver si descubro cuál es la vida real y cuál es la soñada. xDDDD

.
11-AI- A Javier Quevedo le asusta…

JQP- Los fundamentalismos, el dolor, la tortura, la maldad humana, perder la racionalidad y la personalidad… vaya, todo aquello de lo que habla Cuerpos descosidos, en esencia.

.
12-AI- Por último… Cuéntanos cuál el último libro que has leído, la última peli que has visto y el último cd que has escuchado.

JQP- El último libro ha sido una pequeña recopilación de relatos de fantasmas escrita por Edith Wharton. Es interesante, no me imaginaba que la autora de La edad de la inocencia hubiera cultivado el género de terror. La última peli fue Pájaros muertos, una rareza española que vi anoche y que tiene elementos curiosos. Tragicómica y con muy mala uva. En cuanto al último disco, ayer estuve escuchando la banda sonora de Until the end of the world y el Hellville Deluxe de Bunbury. No es que los descubriera, sólo los estaba escuchando por enésima vez. xDDD

.
-AI- Pues eso es todo, Javier. Un placer y gracias por dedicarnos tu atención.

JQP- Gracias a ti. Un saludo.

.

Cuerpos Descosidos, de Javier Quevedo Puchal

Hola, Lectores Ausentes.

Hoy voy a hablaros de «Cuerpos Descosidos», una novela de Javier Quevedo Puchal que ha sido editada por la siempre estupenda NGC Ficción, editorial que nos tienen enamorados por la excelente selección de titulos que ha ido publicando desde sus inicios y por el cuidado y mimo en cuanto a presentación y diseño de los mismos.

Pese a que Javier Quevedo ha visto publicadas ya otras tres obras, servidor lo ha descubierto con el titulo que nos ocupa y he de decir que ha sido toda una experiencia. Resulta siempre un placer el encontrarse con un autor que domina el arte de contar historias y lo hace de un modo admirable.
Con una estructura sólida y bien construida, una historia perfectamente elaborada y otorgandole a la narración una sensacion de angustia exquisita, pero totalmente creible y realista, Javier rasga el velo de lo que consideramos normal y nos muestra que es lo que se oculta debajo.

Solo una pluma tan privilegiada como la suya es capaz de prolongar la tension del lector y arrastrarlo pagina a pagina, en total incertidumbre , hasta un desenlace totalmente inesperado, que nos dejara atonitos y fascinados.

.

Un viaje al lado más siniestro de la naturaleza humana. Un paseo por la anatomía de aquello que llamamos culpa.

El Cabaret de los Pecados. Una mujer que expía culpas ajenas a través de su cuerpo. Un joven chapero en busca de venganza. Una artista gráfica que sobrevive entregándose a las más terribles rutinas. Un diario secreto. Una familia regida por estrictos códigos de conducta. Un muchacho que posee un don inexplicable y un pasado inconfesable. Ámsterdam, Valencia, West Yorkshire… Tres espacios y tres tiempos que confluyen en una reflexión sobre el horror de lo cotidiano.

Cuerpos descosidos es un cuento oscuro e intrigante que va desnudando las almas y los miedos de sus personajes, hasta lograr que acaben dando nombre a lo innombrable en un desenlace lleno de resonancias, que no dejará indiferente a nadie.

.

Con un lenguaje sobrio, sin estridencias pero flexible, Javier Quevedo ha logrado tejer una trama sin fisuras, que hará que el lector se remueva inquieto, consciente de que a pesar de lo extravagante que puedan parecernos algunos de los personajes, compartimos con ellos mucho mas de lo somos capaces de admitir.

El pecado. La culpa. La redención. Todo desde una perspectiva que podemos considerar radical y llevada al extremo, pero que tiene su razón de ser.  Placer y dolor se dan la mano, se confunden de un modo perverso, enfermizo, con una crueldad incomprensible, pero inevitable.
.
«Cuerpos Descosidos» destaca sobretodo por su ambientación. El modo en que la novela logra contagiarnos con la fatalidad que emana de sus paginas, pone de manifiesto el talento del autor para llevarnos por donde quiere, mostrandonos lo que necesitamos saber en el justo momento en que debemos saberlo y otorgandole a la narración el enfoque y ritmo adecuados para que el lector quede atrapado bajo el influjo de sus palabras, sintiendo como propia esa sensacion de fatalidad y resignación ante lo inevitable.

Javier no cae en el error de omitir lo desagradable, pero mucho menos en ser demasiado explicito. Todo en su justa medida, con lo que el lector es capaz de entender y sentir por si mismo todo aquello que quiere trasmitirle, sin necesidad de explayarse en elementos innecesarios para que captemos hasta el mas minimo detalle importante. Eso se agradece sobretodo en los momentos mas crudos e incomodos, donde la insinuación, la sutileza, la sugestión, se convierten en todo un arte.

No es que el autor se corte, en absoluto. La morbosidad, la perversión y decadencia humana se describen a la perfección. No se trata de esconder, si no mas bien de permitir que sea el lector quien lo experimente por si mismo una vez el autor nos lo muestra con una naturalidad pasmosa.
.
Todo ello hilvanado de manera magistral, de modo que pese a lo degenerado que pueda parecer el comportamiento de los personajes, el resultado no podia ser mas coherente. Todos somos responsables de nuestros actos, incluso cuando no actuamos. Y esos actos tienen consecuencias que la mayoria de veces no somos capaces de siquiera imaginar. Cuando el pasado quiere cobrarnos sus deudas, no hay forma de escapar. Es el modo en que aceptamos esa realidad en lo que Javier ha profundizado, dejando al descubierto la fragilidad del alma humana ante el sentimiento de culpa, a la incapacidad de perdonar y perdonarse y a los intentos desesperados por liberarnos de esa carga. 

«Cuerpos Descosidos» es un testimonio de esa fragilidad. De como la culpa nos devora por dentro. De como ansiamos un perdon que ni nosotros somos capaces de otorgarnos. Una culpa que exige expiación, aunque sea castigandonos a nosotros mismos. Aunque el precio sea aniquilar de manera absoluta nuestra identidad  como ser humano.
.
Porque los verdaderos monstruos son aquellos que llevamos dentro. Esas voces que intentamos mantener a raya, ocultas en las sombras, en lo mas recondito de nuestro ser, pero que pugnan por salir al exterior y revelarnos como lo que realmente somos. Porque todos guardamos secretos incofesables que de vez en cuando, pretenden saldar cuentas con nosotros. Todos somos culpables, nadie esta libre de pecado y esos pecados son los que alimentan al monstruo que habita en nuestro interior.
Hace falta muy poco para que esos monstruos salgan a la luz y nos devoren.
.

Cuerpos Descosidos
Javier Quevedo Puchal
Editorial: NGC Ficción
Colección: Terror 2
Diseño cubierta e ilust.: Felideus
Tamaño: 14,5*21,5 cm.
238 págs.
ISBN: 978-84-937801-4-2
PVP: 16€