Trazos de sangre, de Poppy Z. Brite

Por Soraya Murillo.

Trevor regresa a Missing Miles, un pequeño pueblo de Carolina del Norte (USA). Veinte años atrás, cuando él tenía solo cinco años, su padre, un famoso dibujante de cómics, mató a martillazos a su madre y hermano pequeño, suicidándose luego.

Iremos leyendo lo que fue su pasado en un orfanato, cómo logró que el dibujo lo ayudara a evadirse de esa realidad en la que sufría. En el regreso a la casa, allí donde su padre cometió los asesinatos, conocerá a Zach, un hacker bisexual que huye de la justicia encontrando allí un escondite temporal.

Entre referencias musicales, literarias y alguna película, Poppy moverá unos protagonistas con inciertas preferencias sexuales, pero fascinantes, con una gran personalidad. Serán ellos los que den vida a toda la historia por su gran riqueza de matices.

Personajes que nos enseñarán lecciones de la vida, grandes verdades que muchos ignoran para justificar la violencia. Ellos entendieron que el alcohol no te vuelve violento. Ya lo eras, la violencia la llevas dentro de ti. Usas lo demás como excusa, para apoyarte en ella.

Leyendo sus historias, muchos daréis una patada en el suelo de rabia, de impotencia. “Sí, eso lo conozco, sé de qué habla”. Será duro leerlo, porque muchas veces leemos para olvidar cosas y aquí nos las devuelve, como una bofetada de realidad en toda la cara. Todos proceden de familias rotas. El terror viene de los humanos con los que les tocó convivir.

El terror llegará en las primeras páginas con la matanza; luego se irá suavizando para ir conociendo a los demás miembros que moverán el relato, con su vida actual junto a su pasado. Pero siempre destacando a los protagonistas principales, Trevor y Zach.

Ambos son supervivientes buscando respuestas. Sus encuentros sexuales serán desesperados, como dos caníbales hambrientos. La casa tiene vida propia, está embrujada con una presencia. Puede que no sea el escenario ideal para que ellos dos encuentren la paz, pero si algo enseña la vida es que al infierno se baja mejor acompañado que solo, pues siempre cabe la posibilidad de que uno de ellos queme sus demonios logrando ayudar al otro.

Estamos ante un asesinato como los que podemos leer cualquier día en la prensa. Tenemos unos personajes que podrían ser cualquiera de nosotros. Vais a leer una historia que os horrorizará y emocionará a partes iguales, donde las drogas simplemente son una salida más, una evasión, otra forma de escapar.

El estilo es magnífico, lleno de viveza e intensidad. Su prosa es natural, libre y de gran pureza, reflejo de una autora descarada y directa. Una novela de lectura fácil, las páginas pasan sin sentirlo, totalmente absortos en el texto. Su obsesión por los personajes es brutal, de esos que no olvidaremos al terminar el libro, pues seguirán ahí como algo vivo.

Nos contará unas vivencias duras, casi tocando la tortura, que adorna con los elementos sobrenaturales de la casa. Unos amigos que lo darán todo, protagonistas secundarios, pero con mucha fuerza y que deslumbran por si solos.

Una nueva joya literaria que nos trae de nuevo La Biblioteca de Carfax y una fantástica traducción de Carla Bataller Estruch.

Amaneceres que despertarán a dos chicos abrazados. Noches con pesadillas que vivieron de verdad. Tal vez les quede una nueva oportunidad, tal vez no sea demasiado tarde para ellos.

https://labibliotecadecarfax.com/tienda/es/poppy-z-brite/11-trazos-de-sangre.html

La opinión de Soraya: Costa Azul, de Nuria Botey

Costa  Azul, Nuria C Botey

https://www.amazon.es/dp/B01JM85MGW ebook y papel
Cada historia pide unos protagonistas determinados y las que yo he querido contar necesitaban hombres gays…

canbCon esta frase, Nuria define lo más importante de toda la novela, el motivo de que vayamos a leer una historia protagonizada por dos hombres jóvenes que son amantes.

En una ocasión leí sobre las modelos de pasarela, que cuando subían a la plataforma, en realidad estaban buscando el hombre que las bajase de allí. Nuestro protagonista en cierto modo hace lo mismo, se nos presenta, nos cuenta de su vida de lujo y su trabajo, quiere hacerse entender pero, en el fondo, está gritando como ellas.

Contada en primera persona, todo comienza con el titular de un periódico que cambiará la existencia de Denis para siempre.  Ya nada tendrá sentido a partir de este inicio, y aunque siga siendo un hombre joven, entenderá que no son los años lo que envejece, sino la vida.

Denis es un gay orgulloso de serlo, ¿por qué no lo iba a ser? Ama a los hombres y los hombres le corresponden, incluso con lujo. Su vida es de ensueño, rodeado de ricos amantes que lo colman de caprichos. Hasta que un día conoce a Alexei, perteneciente a la antigua aristocracia rusa y que nos recuerda al polaco Tadzio de Thomas Mann en “Muerte en Venecia”. Pero las apariencias engañan y el juego, tal y como empezó, termina. Ahora los dos deberán amar con el corazón y eso, desde los tiempos de antaño, siempre tiene otro precio.

Su cicerone, así lo llamará Denis en la intimidad. Si habéis amado de verdad a alguien entenderéis lo que quiero decir, Alexei será su amigo, su hombre, su amante, su todo.

La historia será narrada en una atmosfera de brisas, cielos soleados y estrellados, olores a jazmines y madreselvas, perfumes exquisitos. Crisis, celos, rabias, odios, y palabras que nunca debieron pronunciarse.

Todo ello en medio de otras historias y del erotismo que envuelve un baño de vapor en un haman, o un paseo por Pompeya.

Alexei y Denis bien pudieron ser reales. Nuria C. Botey se puso en la piel de sus protagonistas y creedme que no es fácil narrar algo así siendo mujer. Yo la leí en apenas unas horas, y eso que la empecé con muchas dudas.

Dicen que el dinero compra el amor, dicen que dos hombres no pueden amarse como si fueran hombre y mujer, dicen, dicen tantas cosas que no entienden… Es difícil nombrar lo que no me gustó, tal vez el final, cuando le coges cariño al protagonista esperas que su autora se compadezca, pero hay finales que deben terminar como la autora lo planeó, aunque los lectores no estemos de acuerdo.

Una historia de juventud, una gran historia de amor con escenas de sexo muy bien narradas.