El bosque de los suicidas, de El Torres y Gabriel Hernández

Una reseña de Francisco José Arcos Serrano

 

Al pie del monte Fuji se encuentra Aokigahara, un extenso bosque, un paraje natural incomparable… y el lugar donde más suicidios ocurren en todo el mundo. Las leyendas dicen que las almas de los muchos suicidas vagan eternamente en este lugar, atrapadas en la inquietante profundidad de estos antiguos bosques. Cuando Masami y Alan rompen, Masami decide suicidarse en el bosque… y su fantasma se alza para atormentar a su antiguo amor. Ryoko, una guarda forestal, trabaja recuperando los cuerpos de los suicidas de Aokigahara, y tras su despreocupada apariencia, se ocultan tantos secretos como en el mismo bosque. Sus historias serán tocadas por la oscuridad que les aguarda en El bosque de los suicidas… y en sus propias almas.

La editorial Dibbuks publicó el pasado año esta nueva obra de El Torres, constatando lo que muchos ya sabemos: que su guionista es uno de los mejores creadores de atmósfera de terror que tenemos por aquí, aunque desarrolle su actividad profesional en los EEUU.

Se trata del segundo trabajo conjunto de los dos autores para IDW Publishing, para la que ya realizaron previamente ‘El Velo’, también publicado en España por Dibbuks.

En esta ocasión, nos introducen en un bosque que existe en realidad en Japón (según se explica en los extras del tomo) en el que las personas van a suicidarse (de hecho, ha sido objeto de diversos reportajes en medios de comunicación)….Nos acompañan también en esta pesadilla algunos espíritus vengativos y muchos fantasmas para que ningún aficionado al terror se quede insatisfecho.

Cuando dos talentos tan creativos se juntan, sólo se puede obtener un resultado, y no es otro que una de las lecturas más terroríficas que servidor recuerda de los últimos años; no es sólo que El Torres mantenga el nivel iniciado con su anterior obra, sino que lo mejora en algunos aspectos (el montaje paralelo de dos de las escenas más determinantes de la historia es sencillamente magistral), en el que sin lugar a dudas el arte de Gabriel Hernández con su característico trazo imprime a la historia el tono de oscuridad y desazón que ésta necesita.

La influencia del cine de terror japonés está muy presente, pero sólo sirve de base para el ritmo tan calculado que tiene la historia, en la que todo ocurre porque se debe al momento adecuado, sin forzar nada….y eso, queridos amigos, es lo que hace de todo ello una lectura tan apasionante y terrorífica.

Concluyendo, una obra magníficamente desarrollada y con un increíble dibujo que no puede faltar en la estantería de cualquier aficionado al género de terror.

La impecable edición de Dibbuks en cartoné se complementa con unos extras muy interesantes: las cuatro portadas originales de los que consta la miniserie, bocetos de Gabriel Hernández y un comentario imprescindible por parte de El Torres, donde explica algunos detalles de la historia.

Se me olvidaba un detalle: el director de cine Hideo Nakata, uno de los grandes directores del cine de terror asiático (‘Ringu’,…) dirigirá una adaptación de este cómic, de la cual estoy seguro que saldrá una excelente película que nos pondrá los pelos de punta.

 

Título: EL BOSQUE DE LOS SUICIDAS

Autores: Guión de El Torres, dibujo de Gabriel Hernández

Editorial: Dibbuks

Fecha: abril de 2011

Formato: 104 pgs color, tapa dura, tamaño 17×24 cm

Precio: 16,00 €

.