CINE: Especial Sitges, el 20 aniversario de Seven, de David Fincher

Un artículo de Cristina Béjar aka Mitsuko Cinéfila

Muy buenas Incoherentes, hoy os quiero hablar sobre algunas curiosidades de esta joya del cine de los 90. Cosas que quizá sí conocías o tal vez no. Una lista de datos, curiosidades y declaraciones. Pero primero repasemos los pecados capitales:

1. Soberbia: Entendido como orgullo exacerbado ante el deseo de alto honor y gloria. La virtud para combatirla es la humildad.

 2. Avaricia: Ante el deseo de acaparar riquezas y posesiones. La virtud para combatirla es la generosidad.

3. Lujuria: Ante el apetito sexual, La virtud es la castidad o contención.

4. Ira: Estallido de rabia incontenida. La virtud es la paciencia, el sufrir con calma paz y serenidad todas las adversidades.

5. Gula: Deseo de comer, nunca estar saciado. La virtud es la templanza.

6. Envidia: Resiente las cualidades del otro porque bajan nuestra autoestima. Su virtud es la caridad, el hacer y dar a los demás.

7. Pereza: El estar desanimado y sin ganas siempre. La virtud es la diligencia.

 

– Seven se estrenó el 22 de Septiembre de 1995.

Leeland Orser, el tío del club que mata a la prostituta, utilizó el método “Stanislavski” para dotar a su personaje de más fuerza y locura.

Morgan Freeman declaró que el rodaje resultó enfermizo y oscuro.

– Aparte del final que se rodó, que era el original del primer borrador, existían otros nueve finales posibles escritos por el guionista. Tras leerlos todos, tanto Fincher como Pitt decidieron que solo harían la película si se rodaba el primero de ellos, el de la caja.

– En ningún momento de la cinta se nombra la ciudad en la que se encuentran. El guionista, Andrew Kevin Walker, tenía en mente una gran urbe como Nueva York. La película se rodó en San Francisco y Filadelfia.

– El primer cadáver que aparece en la película, en la escena antes de los títulos de crédito, está “interpretado” por el guionista Andrew Kevin Walker.

Brad Pitt se rompió el brazo en la escena en la que persigue al asesino, justo en el momento en que salta del edificio e impacta contra el parabrisas de un coche. Pitt continuaría la película con un aparatoso vendaje.

Kevin Spacey no aparece en los títulos de crédito iniciales, ni tampoco formó parte de la promoción de la película por expreso deseo. Se mantenía así el misterio de quién era el asesino.

– Brad Pitt y Gwyneth Platrow comenzaron a salir durante el rodaje.

– La película no contaba con suficiente presupuesto ni para pagar a Kevin Spacey ni para el helicóptero de la escena final. Los productores quedaron tan contentos tras ver el material grabado por Fincher que decidieron pagar el helicóptero. En cuanto a Spacey, se rebajó el sueldo.

– El film se estrenó con escenas censuradas en Singapur.

 – Kevin Spacey fue detenido una vez por agentes de tráfico por exceso de velocidad, cuando los agentes lo reconocieron recordaron al villano que interpretaba en la película y ante el miedo que les produjo la cinta, lo dejaron libre.

– El comienzo de la película iba a ser otro: el personaje que interpreta Morgan Freeman visita una casa donde espera pasar su jubilación.

– Cuando Morgan Freeman se dirige a la biblioteca, al principio de la película, entra en el taxi con una camisa y sale del mismo con otra muy distinta.

– El número 7 es un protagonista en sí mismo. Al principio de la película, los detectives de homicidios Mills y Somerset caminan por una calle donde el número de todos los portales empieza por 7; la historia transcurre durante 7 días; a las 19:00 es cuando los detectives reciben el famoso paquete, Brad Pitt cobró 7 millones de dólares…

– La escena en que Paltrow se reúne con Freeman para expresarle su gran desasosiego tuvo que ser doblada posteriormente por los actores debido a deficiencias de sonido.

– Los créditos de inicio, creados por Kyle Cooper, son uno de los que más influencia han tenido en historia moderna del cine. En ellos aparecen hojas del diario de John Doe quemándose.

– Los créditos finales aparecen en el orden inverso al normal, de arriba hacia abajo.

Kyle Cooper se hizo famoso el diseño de los títulos finales de la película, fundó el estudio de animación para Prologue Films, dedicados a la creación de títulos. Es recordado por la creación de los créditos de las cintas de “Spiderman” y “El amanecer de los muertos”. Zack Snyder comentaba que algunos directores se rehusaban a colaborar con él porque su trabajo es mejor que muchas de las películas.

– El último fotograma de la película hace un guiño igual que el de “El Club de la lucha“, añadiendo fotogramas subliminales.

– A raíz de su estreno se hicieron una serie de películas sobre psicópatas metódicos con un fin “intelectual” en su discurso, pero ninguno de estos filmes llegó a hacerle sombra.

– Nominada al Oscar en 1996 por el montaje. Ese mismo año, la Academy of Science Fiction, Fantasy and Horror Films la premió en las categorías de guión y maquillaje, y la nominó en los de película de acción/aventuras, director, música, actor (Freeman), actriz secundaria (Paltrow). En el Festival de Fantasporto ganó mejor película y guión. La International Horror Guild, en 1997, la nominó como mejor película. La revista Sci-Fi Universe la premió en 1996 mejor película de terror.

– En la portada de la película, en la parte inferior derecha, el creador pensó en marcar sólo cinco rayas de los “7” pecados capitales, para que así la gente sospechará el porqué de dos que no están tachadas.

– “Para el mundo, de mí” es la leyenda que reza en la caja llena de fotografías en la escena de Pereza.

David Cronenberg rechazó dirigir la cinta.

Entertainment Weekly le dio el octavo lugar entre las películas más aterradoras de todos los tiempos.

Michael Reid MacKay, quien obtuvo el papel de Victor, pesaba considerablemente poco al momento de las audiciones: 40,82 kilos. El director le dijo en broma que adelgazara un poco más, y en el momento de filmar el actor había perdido otros 2,72 kilos, para sorpresa de todo el equipo.

– En 1997 un tribunal neoyorkino falló a favor de la productora, ante una demanda de un fotógrafo. Éste aseguró que una fotografía suya fue usada sin su autorización. Se trata de una de las múltiples imágenes que aparece en el apartamento de John Doe.

– Andrew Kevin Walker, escribió el libreto durante dos años en sus horas de trabajo en un mostrador de la cadena de discos Tower Records.

– Los cuadernos encontrados en el departamento de John Doe son reales y escritos a mano. Se emplearon dos meses y costaron 15.000 dólares. Ese es el lapso de tiempo, que según Somerset, llevaría leer todos los cuadernos.

– Se realizó un remasterizado del color de toda la película, que se aprecia en el DVD “Platinum Series”. Se re coloreó todo directamente sobre los negativos, cuadro por cuadro, bajo la supervisión del director y es considerado el remasterizado oficial. Esta nueva versión arroja nuevos detalles que se pueden ver al detener algunas escenas.

– Existe una edición de DVD que incluye una secuencia de los títulos que se realizó en forma alternativa: consiste en imágenes estáticas, en lugar de las oscuras secuencias que sí se usaron.

– El guión original incluía referencias a un ex compañero de Mills, Parsons, muerto en un tiroteo, por ello Mills en algunas escenas parece ser sobre protector con su veterano compañero.

Rob Bottin, maquillador, señaló que el guión original daba detalles erróneos sobre cómo era la autopsia de la primera víctima. De hecho, en la cinta sólo se muestran costuras en la piel. Bottin, como parte de su formación para la película, presenció autopsias reales.

– La palabra “fuck” es repetida 74 veces durante la película, la mayoría de las veces por Brad Pitt.

– Dos días antes de comenzar la filmación Kevin Spacey realizó el cásting para su famoso papel.

– Antes de que Fincher dirigiese “Seven”, el director se encargaba de crear videoclips. Su debut como director de cine fue con “Alien 3”, y el proceso fue tan largo y miserable para él que aseguró que prefería tener cáncer de colon que volver a dirigir una película. Pero fue entonces cuando llegó a sus manos el guión de “Seven” y tuvo que retirar sus palabras.

– Morgan Freeman no fue la primera opción para interpretar a William Somerset. Walker tuvo en mente a William Hurt para interpretar al personaje. Por su parte los productores querían a Al Pacino, pero en aquel momento se encontraba rodando “La sombra de la corrupción”.

– Al igual que Freeman, Brad Pitt no fue la primera opción para dar vida a David Mills. De hecho, el actor obtuvo el papel después de que Denzel Washington y Sylvester Stallone rechazasen el papel. Kevin Costner y Nicolas Cage también fueron considerados para encarnar a Mills.

– Para hacer las ciudades de rodaje algo más irreconocibles, los productores generaban continuamente escenas con falsa lluvia: Agua mezclada con aceite para conseguir un efecto más espeso.

– Gwyneth Paltrow sí fue la primera opción de David Fincher para interpretar a la mujer de David Mills, pero la actriz rechazó el papel en un principio. Fue Brad Pitt y su participación en el film, lo que convenció a la actriz.

– La producción de Seven costó alrededor de 33 millones de dólares. La cinta recaudó 100 millones en Norte América, donde fue número uno en taquilla durante 4 semanas seguidas.

Guillermo del Toro fue una de las opciones de la productora para dirigir la película. Sin embargo, el director rechazó la película porque no le gusta involucrarse en guiones que muestran el lado oscuro del mundo.

– El maquillaje de la víctima de la Pereza tardó 14 horas en aplicarse.

– En esta misma escena podemos apreciar como el personaje de Víctor, tiene 3 brazos.

*Información extraída de diversas fuentes.

Como veis hay muchísimas cosas detrás de esta joya y estoy segura de que me dejo muchas más, pero siempre hay cosas que nos sorprenden y casualidades que llevan a la realización de obras que quedarán para siempre en nuestra retina. Nos vemos en Sitges, ¡comienza la aventura!

Las tribulaciones de un calvo en Sitges. Crónica de mi paso por el Festival.

cartell_sitges_2014_zps05e25b1a

Pues sí, amiguitos. Un año más,  el tito Athman  vuelve a cumplir con esa vieja tradición y acude a su cita anual con el Festival Internacional  de Cinema Fantástic de Catalunya, más conocido como el Festival de Sitges, que celebra este año su 47ª edición.

Este año el festival ha sido realmente corto para un servidor, ya que por diversas razones, tan solo he podido disfrutar de él durante los primeros tres días. Poco, pero intenso y es que la cuestión es no perder las buenas costumbres y pese a la imposibilidad de alargar mi estancia por varios motivos, tenía claro que al menos un fin de semana haría acto de presencia y mantendría una tradición que tiene ya más de diez años.

La verdad es que ya en casa, admito que la sensación ha sido un tanto agridulce y es que entre el poco tiempo, un resfriado de tres pares de narices que me ha tenido mustio estos días y el que no acerté demasiado con la elección de las películas que  escogí,  pues la verdad es que este año y con lo poquito que he tenido la oportunidad de ver, no he encontrado nada  que me haya dejado con la boca abierta. Cada año suele haber como mínimo un par de pelis que se convierten en referentes, que recomiendo y que por sí mismas compensan el viaje, los gastos y las horas de sueño perdidas. Pero en esta ocasión no ha sido así. Seguro que a lo largo del Festival, saldrán a la luz y todos hablaran de ellas, pero por mi parte, debido a la brevedad de mi visita, no podré decir que haya nada que me haya impresionado realmente. Una pena.

Por otro lado, siempre es un placer sentir esas sensaciones, esos hábitos que se mantienen año tras año y que hacen que la sonrisa acuda de manera inconsciente a mis labios. Los desayunos en el bar del Meliá, el reencontrarte con los viejos amigos que también acuden fieles a la cita, los atardeceres en alguna terraza de la Playa de San Sebastiá, los stands en el paseo marítimo, risas y cervezas, charlas improvisadas en las colas de entrada…. Eso es bien y me hace feliz.

Pero dejémonos de moñeces y sentimentalismos y vayamos al tema, que no es otro que el hablar un poquito de lo que hemos visto. Como ya dije en Facebook en una de mis primeras entradas, hay algo que quiero recalcar: Creo que hay muy buenas películas, pero no entiendo la razón de esta extraña e incomprensible tendencia a alargar innecesariamente el metraje de las mismas, de refocilarse en sí mismas, de resultar reiterativas en su discurso, con lo que considero un lastre innecesario que lo que hace es cansar y aburrir al espectador. No me malinterpretéis. No hablo como lo haría una víctima de la estética del videoclip. Entiendo, comprendo y agradezco que una obra se tome el tiempo necesario para ser contada. Es la propia peli la que exige el ritmo con que debe desarrollarse. Pero es innegable que en todos los films que he visto, hay un grave problema de desarrollo. El ritmo, el tempo, la forma en que se nos narra la historia, en cómo se demora innecesariamente, obstaculizando la fluidez de la misma. No hay razón para ello. No se necesita ir a cien por hora, ni a cuchillo, pero todavía menos el detenerse sin razón, absorto en escenas vacuas que no aportan nada, ni refuerzan la historia. Parece que la mayoría de cineastas abogan por lo denso, por el preciosismo, por  lo estético, la auto complacencia, bordeando peligrosamente esa frontera que separa eso de lo pretencioso, lo insustancial y lo tedioso. Insisto: La historia es quien decide el ritmo con el que debe desarrollarse, la que pide el espacio necesario para ser contada. Y cualquier manipulación a ese ritmo natural, la estropea, convirtiendo algo maravilloso en algo que no termina nunca o lo hace de una manera tan artificial, tan forzada, que se pierde la magia. Exceso de metraje y debilidad por entretenerse y regodearse en exceso en la forma de desarrollar la trama. Guiones estupendos, premisas cojonudas, pero problemas a la hora de llevarlos a buen puerto por alargarlos de forma innecesaria, repetirse, demorarse y no ir al grano evitando la paja…Al borde del onanismo del autor, que resulta exponencial al aburrimiento y desesperación del espectador.

Y una vez hecha esta aclaración, con la que muchos no estarán de acuerdo pero para mí es un hecho, empezamos con el listado de películas que hemos podido ver…

 

VIERNES, día 3

THEQUIETONESThe Quiet Ones, de John Pogue.  Interesante cinta de estética setentera,  en la que un profesor Universitario se empeña en demostrar que los fenómenos paranormales son creados por la propia mente del ser humano, de que no hay nada antinatural y que todo son creaciones de nuestro propio subconsciente. Para ello, se dedica a estudiar a una joven, paciente suya, con extrañas habilidades. El grupo de estudio sacará a la luz sus propias miserias y debilidades, a medida que avanza la investigación y salen a la luz todo tipo de secretos que nos dicen mucho de la naturaleza humana.  Entretenida y visualmente muy lograda, me ha gustado la ambientación y el tratamiento de los personajes. Un tanto previsible, eso si.

http://sitgesfilmfestival.com/cas/film/?id=10003410

 

el extrañoThe Stranger, de Guillermo Amodeo. Una buena película, con una fotografía excelente, que empieza genial pero va perdiendo fuelle minuto a minuto a partir de la mitad, a causa de su excesiva reiteración de lo obvio y de regodearse en si misma. Falta de pulso narrativo e incapacidad de centrarse y no ser tan previsible en algunos momentos ni tan contemplativa en otros. Con casi 30 minutos menos de metraje y yendo al tema, hubiera ganado muchísimo. De todos modos, se deja ver y no es mala forma de estrenarse como director para el que fuera guionista de Green Inferno. Interesante revisión del mito vampírico

.http://sitgesfilmfestival.com/cas/film/?id=10003446

 

maxresdefault-[REC] 4, de Jaume Balagueró.  ¿Pues qué queréis que os diga? Yo me lo he pasado teta. Muy previsible, pero da aquello que promete e incluso una mijita más. Una mezcla entre el videojuego Resident Evil Revelations, la peli Deep Rising y la novela The Strain, de Guillermo del Toro y Chuck Hogan. Momentos divertidos, Manuela está más jamona que nunca, algunas escenas cojonudas y pues eso, bastante más de lo que me podía esperar tras la boda de marras de la 3… Lo mejor, la suegra perdida… XD Una peli que cierra la saga, pero dejando abierta la puerta, quizás… Por y para fans.

http://sitgesfilmfestival.com/cas/film/?id=10003273

 

CUB_POSTER-thumb-630xauto-47915CUB, de Jonas Govaerts. Una película que hubiera sido para mí de lo mejorcito que he visto este año, de no ser porque insiste en alargarse en exceso y seguir dándole vueltas a algo que ya nos quedaba claro.  Con treinta minutos menos de metraje, hubiera quedado redonda. Los temas que trata (la soledad, la búsqueda de tu lugar en el mundo, el bulling), a través de una película de asesinos seriales en un bosque, siendo un grupo de scouts las víctimas en potencia, y el maravilloso trabajo del chaval que hace de protagonista, la hacen una peli cojonuda y muy recomendable, a pesar de sus pegas.

http://sitgesfilmfestival.com/cas/film/?id=10003382

 

phpThumb_generated_thumbnailjpg-HOME, de Nicholas McCarthy.  La sinopsis dice lo siguiente: “Mientras trata de vender una casa de pasado turbio, una agente inmobiliaria se topa con una chica perturbada, hija de los dueños de la finca. Este encuentro sumirá a la mujer y a su hermana en una espeluznante trama sobrenatural. Un filme de horror puro y angustioso que ya heló la sangre a los asistentes del festival South by Southwest.” Pues sí, pero no… Sí, es eso, pero a mí me ha dejado un poco así, como decirlo….. No sé. Es rara, extraña, con un tono y un ritmo que molan, pero te dejan raruno. Os recomiendo verla y que saquéis vuestras propias conclusiones. No termina de convencer, aunque no sé muy bien porqué, pero en el fondo mola. No entendéis nada, ¿verdad? Pues eso.

http://sitgesfilmfestival.com/cas/film/?id=10003289

 

SÁBADO, día 4

img_5021-MUSARAÑAS, de Juanfer Andrés y Esteban Roel, con la producción de Alex de la Iglesia. Personalmente me ha encantado. Cruda y brutal. Dramática, terrible y con unos momentos cómicos centro de tanto horror y desgracia que te dejan el culo pegado en la silla. Es dura, muy dura. Y es que el tema religioso, con su estética, su imaginería, junto  a esa atmósfera claustrofóbica y todo aquello que retrata de nosotros…Nuestros miedos, la culpa, la vergüenza, los secretos aparcados durante demasiado tiempo, los silencios y la locura, se entremezclan de manera magistral para crear una obra que pone los pelos de punta por su simpleza, por su visceralidad, por su forma en golpear y por lo bien hecha que esta. Me ha parecido lo mejor del todo el festival, con diferencia. Redonda, sangrienta, trágicamente divertida en algunos momentos y un drama terrible y cruento a partes iguales. Interpretaciones alucinantes, de esas de levantarte y aplaudir. La única pega está en la suspensión de credibilidad a la hora de intentar comprender el porque la hermana menor no lo resuelve como haríamos la gente normal, que es destapándolo todo, avisando a las autoridades  o largándose de allí, pero por lo demás, enorme.

http://sitgesfilmfestival.com/cas/film/?id=10003331

 

pos eso ya-POS ESO, de Sam. Primer largometraje de Sam, autor de cortos como Encarna o El ataque de los Kriters asesinos. Y se nota que es el primer largometraje, porque hay mucho relleno innecesario y que aporta poco o menos. Como mediometraje, hubiera sido redondo. Animación de plastilina en stop-motion muy lograda. Divertida, repleta de gags enormes, que solamente pierde enteros por el alargarse innecesariamente. Hay escenas que se extienden hasta la extenuación, aparentemente solo con la intención de rellenar para alcanzar el metraje requerido para ser un largo. Ejemplo evidente, el combate entre Satán y la bailaora (un Jack Black vs Satán en “Tenacios D in the Pick of Destiny” total), que se alarga, se alarga, se alarga y se alarga hasta que casi te importa un carajo quien gane, con tal de que termine de una puta vez. Y mira que la peli mola y hay momentos brutales, con descojone asegurado, risas, criticas, collejas a varios personajes televisivos y en definitiva, muchísimo cachondeo que se gana al público. Hilarante, aunque en algún momento llega a caer en la astracanada. Peca de eso, de alargar algunas cosas sin necesidad. Lleno de guiños, homenajes y referencias que todo cristo va a aplaudir. Sam, por favor: Para la próxima, no te pongas metas en cuanto a duración y solamente dale caña, dure lo que dure, que se vea fresco y no forzado. Molas mil si no te pones metas absurdas.

http://sitgesfilmfestival.com/cas/film/?id=10003535

 

kinopoisk.ru-Young  Ones, de Jake Paltrow. Un bluf, primer pinchazo en mi lista y además, de esos de querer matar al director. La venden como un western futurista, donde el agua es motivo de disputa entre rancheros. ¡Y una mierda! Al principio te la cuela, pero en seguida resulta obvia la evidencia: Es una historia lenta, mal desarrollada, con un enfoque tan extraño y falto de ingenio y arte que aún no me explico cómo demonios la han traído al festival. Parsimonia enfermiza, una formula narrativa inexplicable y sobre todo, pretenciosa hasta extremos absurdos.  La historia, en manos de alguien con un mínimo de talento, podría haber funcionado, porque no deja de ser una trama clásica, pero la forma en que está elaborada, en cómo ha decidido desarrollarla, es no solo ridícula, sino tediosa, aburrida y tan presuntuosa que da risa por no llorar. Un quiero y no puedo, de alguien que se cree algo y no lo es.  Infumable.

http://sitgesfilmfestival.com/cas/film/?id=10003335

 

-La Nit + Zombie, que incluye Hollybrut (XD) No la vi, porque había quedado con mi querido Albert Sanz, de Blog Caspa, para ver en Brigadoon la inefable BOMBSHELL BLOODBATH, pero aquí si que va un fuerte tirón de orejas para la organización de la sala. No es normal que tras tres intentos de arranque, casi media hora de retraso y dos parones con vuelta al principio, al final el público tenga que irse sin poder ver la puta peli, habiendo perdido el tiempo miserablemente. Entiendo y comprendo que hay errores y fallos técnicos contra los que no hay nada que hacer, pero un Festival como este no puede cometer estas pifias, debe tener herramientas disponibles, copias o lo que sea para evitar cagadas de tal tamaño y no me imagino la cara que se le hubiera quedado al director de la peli si llega a estar presente…. Suerte que tenía entrada para ver la maratón Zombie y pude salvar la noche, con el resto de pelis…

·Life After Beth, una comedia romántica divertida e hilarante, pero con un toque muy personal, muy cercano y que da feeling,  muy independiente y que deja aquello de “hasta que la muerte nos separe” en  entre dicho… http://sitgesfilmfestival.com/cas/film/?id=10003286

·WYRMWOOD.Una gozada que mezcla el rollo Mad Max con un escenario apocalíptico zombie, en medio de Australia. Brutal y muy cañera

http://sitgesfilmfestival.com/cas/film/?id=10003356

Y  Goal of The Dead (Divertida, pero ya os podéis imaginar: Futbol, hinchas tarados, zombies, hooligans, nazis, vísceras y astracanada) http://sitgesfilmfestival.com/cas/film/?id=10003301

Sin título

 Domingo 5

i-origins-posterI ORIGINS, de Mike Cahill. Sencillamente, una delicia. Me encantó la forma en que el director de After Earth propone el debate de Ciencia vs Religión, con una historia de amor como fondo, causa y efecto. Un ritmo elegante, de belleza sencilla y cercana, con miles de pequeños detalles. Sutil, sin artificios ni pretensiones, tan simple y a la vez tan grande y emotiva, que deja un poso magnífico. Lo dicho, una pequeña maravilla que me encantó.

http://sitgesfilmfestival.com/cas/film/?id=10003398

 

The_Midnight_After_poster– The Midnight After, de Fuit Chan.  A ver como os lo explico yo para que me entendáis, porque es que ni siquiera yo he entendido nada. ¡Madre de Crom, que rayada de película!. Una fumada seria, un baño en ácido lisérgico, un guión escrito por chimpancés amaestrados empapados en crack. Sin pies ni cabeza. Sin explicación ninguna. Sin causas, sin consecuencias, sin desenlace ni forma de comprender nada en absoluto. La peli empieza bien y la premisa mola. Los personajes son arquetípicos y la cosa promete. Llegamos a un número musical enorme y divertido… y a partir de ahí, alguien robó el guión original y lo cambió por una fotocopia de las páginas amarillas, las instrucciones de un mueble de Ikea y un prospecto de algún medicamento chungo, porque si no, no se explica. Meter en un mismo saco a Militares con trajes de contención de peligro tóxico y máscaras anti gas, las visiones de un chico que ve a su compañera como un fantasma oriental sin que venga a cuento, el que algunos personajes mueran achicharrados, otros parezcan viajar en el tiempo, se hable de un cambio de dimensión en plan visita extraterrestre que ni Carlos Jesús y Raticulín, un personaje que aparece una vez prometiendo que salvará a todos y luego no se vuelve a saber de él, un yonqui  que se pasea p´arriba y p´abajo, una violación, un asesinato comunitario, mensajes de teléfono que no se sabe de dónde vienen, código morse, David Bowie… Y más y más y más, sin relación alguna, metidos al tuntún, sin conexión, sin sentido, al azar, a boleo y ya. Y de repente, fin. Pues eso es la peli, por llamar a este despropósito de alguna forma. No tiene ni pies ni cabeza, se van sucediendo chorradas incomprensibles y sin conexión entre ellas, así, en plan a ver que meto ahora. Ríase usted de Perdidos, que esto le da mil vueltas y le mete más cosas mezcladas sin rigor en dos horas que dura la peli, que la serie en seis temporadas. Un desparrame que te deja frito el cerebro, la paciencia y acentúa tus ganas de suicidar al director con una cacho hierro romo y oxidado.

http://sitgesfilmfestival.com/cas/film/?id=10003326

 

Y hasta aquí, todo lo que pude ver este año en el Festival. No dió para más en cuanto a cine. Pero si que hay otras cositas que tuve oportunidad de disfrutar. Tropezarme con mi paisano, el actor José Mellinas, en la fila de entrada para el primer pase de [REC] 4, cuando iba a buscar mi acreditación; el reencuentro con Albert Sanz y Marta March (blogueros de BlogCaspa y Primer Pase); asistir a la firma de Luís Guallar y Tyrannosaurus Books en el stand de SD Distribuciones, coincidir con José M. Rodríguez, editor en Tyrannosaurus en un par de proyecciones y charlar de aquellas cositas que tanto nos molan;  saludar a Juanma Pastor, figura mítica y con quien nos vemos cada año por allí; compartir cervezas con Ivan Mourin y su preciosa mujer, Cristina Borrell, aprovechando el ratito para ponernos al día en cuanto a proyectos y de paso, que nos hablase de su corto finalista en el Phonetastic, INTRUSOS; saludar, aunque fuese de pasada, a mis queridos Bob Rock, Alberto Bermúdez, Raúl Ansola y Miquel Estarany, con la penita de no haber podido encontrar un rato para sentarnos y  disfrutar de una copa hablando de libros y cine; coincidir en el hotel con el corresponsal de Scifiworld con quien nos echamos unas risas bien a gusto: saludar a Fernando Polanco y encontrármelo en todas partes… En fin, que como digo, a veces el Festival es mucho más que ver películas. Es  volver a sentirte como en casa, rodeado de gente como tú, que fieles a la cita anual, regresan a un lugar común. Y esos momentos, amigos míos, son lo mejor.

 No hay gran cosa más que pueda añadir. Esa ha sido mi corta experiencia este año. En próximas entradas nos centraremos en las pelis mencionadas y algunas más, entrando en críticas más detalladas y compartiremos artículos de varios amiguetes y colaboradores que han estado y siguen allí, para tenernos informados y al día de lo que se cuece en el Festival de Cine Fantástico de Sitges. Saludos.

 

El Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya inicia hoy su 45ª edición.

Y nosotros, fieles a nuestra cita anual con el evento, estaremos allí la semana que viene para manteneros al tanto de todo. Críticas, recomendaciones, eventos paralelos dentro del festival… Todo calentito para que no os perdáis detalle de lo que ocurre en la capital mundial del género fantástico.

Tenemos previstas varias presentaciones y ruedas de prensa, así como el visionado de varias películas a las que les tenemos muchas ganas. Y para muestra, un botón: La lista de algunas de las que no pensamos dejar escapar…

– The Day, de Douglas Aarniokoski

-The Lords of Salem, de Rob Zombie

-The Pact, de Nicholas McCarthy

-The Seasoning House, de Paul Hyett

-Grabbers, de Jon Wright

-Wrong, de Quentin Dupieux

-Crowl Space, de Justin Dix

-Sinister, de Scott Derrickson

-The Tall Man, de Pascal Laugier

-Invasor, de Daniel Calparsoro

-The Thompsons, de The Butcher Brothers

-13 Eerie, de Lowell Dean

-The ABC,s of death, de VVDD (26 letras. 26 directores. 26 maneras de morir)

-Ahí va el diablo, de Adrián García Bogliano

-Post Tenebrae Lux, de Carlos Reygadas

-Happy Birthday Mr. Zombie, de David Leclerq

– Cockneys vs Zombies, de Matthias Hoene

Y además, también tenemos cositas en cuanto a literatura. Servidor va a estar firmando ejemplares de “Arkham: Relatos de horror cósmico” el próximo dia 10, en el stand de ANNEXIA T-SHIRTS!!, en el paseo marítimo, junto a Irene Comendador y Karol Scandiu.

El viernes 12, a las 19:00h,  estaremos en la presentación de “La Hora del Mar”, la ´nueva novela de nuestro querido Carlos Sisí, que tendrá lugar en la sala Brigadoon, el mismo lugar donde al dia siguiente, sábado 13 a las 11 de la mañana también estarán Juande Garduño Cuenca, Miguel Aguerralde y Daniel Pérez Espinosa, en una charla presentación de la editorial 23 Escalones.

Como veis, una semana completita donde no tendremos tiempo para aburrirnos. ¿Nos vemos allí?

.