Agatha Jones y los 10 pastelitos, de Pepa Mayo

Por Jorge Herrero.

Pepa Mayo ha creado un personaje con el cual los más jóvenes se identificarán muy fácilmente. Agatha Jones es una jovencita entrañable, a la que el lector cogerá cariño desde la primera página. Es valiente, decidida y a la que nada ni nadie puede parar cuando se propone hacer algo. El lector acompañará a la joven protagonista en esta primera aventura (y no la última) donde tendrá que resolver un enigma que será más complicado y difícil de lo que parecía al principio.

El lector asistirá a grandes secretos del pasado, enigmas sin resolver, y sorprendentes revelaciones, donde Agatha Jones tendrá que usar toda su inteligencia y todo su saber para poder descubrir con éxito todo lo que rodea al misterio de los 10 pastelitos.

La autora ha creado una historia muy amena, fácil de leer para que los más jóvenes pasen muy buenos ratos con esta divertida novela y donde el lector, a la vez que se entretiene con su lectura, también tendrá que estar atento a las pistas que Pepa Mayo irá repartiendo a lo largo de la historia. Cada capítulo acaba dejando con ganas de seguir leyendo el siguiente, ya que todos ellos terminan con grandes revelaciones y a la vez con un nuevo misterio, logrando que la lectura sea muy adictiva.

Genial idea la que ha tenido la editorial (Cazador de Ratas) y la autora Pepa Mayo, al adaptar las novelas de Agatha Christie, en una iniciativa muy buena para incentivar la lectura entre los más jóvenes de la casa. De una manera amena y sencilla, el lector se adentrará en el increíble y fascinante mundo de Agatha Jones y las novelas de detectives.

No hay que olvidar las ilustraciones de Enrique Carlos, que captan a la perfección a la protagonista y a los otros personajes, con unas preciosas ilustraciones que logran ser el complemento perfecto a una historia que encandilará y fascinará a los lectores más jóvenes y por que no, a los adultos, ya que es una novela perfecta para leerla en familia.

En definitiva, Agatha Jones y los 10 pastelitos es una historia bien escrita, con momentos divertidos, misterios por resolver y que se acaba convirtiendo en una lectura ingeniosa y entretenida, rápida de leer y que hará pasar muy buenos momentos a todo aquel que se adentre en el fascinante mundo de la joven protagonista.

Muy buen comienzo para una serie que, espero y deseo, sea larga. Buena señal de ello es que la autora ya está con la segunda parte.

Una novela infantil y un personaje, Agatha Jones, que atrapará ya enamorará al lector. Un título muy, pero que muy recomendable para los pequeños de la casa.

Sinopsis:

Agatha y su madre Margaret Jones, han sido invitadas a pasar un fin de semana a la mansión Cockingstoncourt, de la misteriosa April Windsor.

Las concursantes irán sufriendo extraños accidentes, al mismo tiempo que sus pastelitos irán desapareciendo. Mientras tanto, la anfitriona April Windsor no aparece.

¿Quién está provocando los desafortunados accidentes de las participantes? ¿Por qué desaparecen los pastelitos? ¿Donde está April Windsor? ¿Quién es April Windsor? Y lo más importante ¿Qué relación hay entre las concursantes y la anfitriona desaparecida?

Agatha deberá poner todo su ingenio e intuición para resolver todos esos misterios.

¿Creéis que lo conseguirá?