Trece Monos, de César Mallorquí

Buenas tardes, mis queridos Lectores Ausentes.

13monkeysHoy venimos con Trece Monos, el que supone el regreso de César Mallorquí al género fantástico, quien lo hace con una antología en la que reúne varios de sus escritos cortos publicados en distintos medios durante estos últimos años. El autor nos ofrece así un recopilatorio en el que encontraremos algunas pequeñas joyas que si bien parecen un tanto desubicadas (me refiero a los cuentos navideños escritos en su momento como especiales de Navidad), lo cierto es que en ningún caso  desmerecen el conjunto e incluso le añaden ciento encanto. Y es que uno de los puntos fuertes de esta antología, además de su innegable nivel y calidad literaria, es la amalgama de historias que podemos encontrar en ella. Variedad y buen gusto, con un tono fresco y desenfadado, en donde uno intuye cierta lógica  y propósito por parte de la editorial a la hora de elegirlos.

No sé si es impresión mía, pero dejando a un lado la diversidad de historias que nos podemos encontrar, subyace  un esquema casi diría estilístico, dos puntos referenciales a los que juraría que se ajusta casi a la perfección. Por un lado, están aquellos relatos que se nos ofrecen sin pretensiones, en los que el autor se  muestra como compañero de mesa en cualquier terracita, cervecita en mano y contando anécdotas hilarantes, irreverentes y maravillosas, puro entretenimiento. Por otro, nos encontramos con un autor más formal, más preocupado en el fondo y en las formas, generando tensión, logrando crear atmósferas y jugando con el lector para sorprenderle ante un giro final inesperado  y casi siempre redondo.

Ambas facetas se entremezclan sin problema, otorgando a la obra una naturalidad que se agradece. El cambio de registro no solo no afecta en absoluto al conjunto, sino que en mi opinión, la hace una lectura agradable, amena y cambiante, en la que resulta imposible estancarse o sentir esa sensación de repetición de la que en ocasiones adolecen las antologías.

Y de fondo, un tema recurrente que se manifiesta de muy distintas formas, pero siempre con la misma intencionalidad: La religión, el cristianismo y sus figuras,  lo que representan su poder, influencia o repulsa, según cada uno. Tratado siempre con esa patina de humor cáustico o doble intención por parte del autor.

13monkeys2Como único punto negativo, diría que pese a la gran variedad de historias y enfoques, todos ellas de nivel, no ha habido ninguno que me haya hecho pensar: `Este es el mejor con diferencia, la leche, la hostia…´ Son buenos. De hecho, muy, muy buenos, pero a pesar de que hay varias joyitas imperdibles, no hay ninguno que sea único y excepcional.  Y eso,  el no haber encontrado el single oficial en una antología como esta, me resulta extraño.

En la antología, encontraremos los siguientes relatos:

-El decimoquinto movimiento: Relato ganador del Ignotus en 1999, que nos narra una partida de ajedrez que se perpetúa por generaciones y que enfrenta a dos familias.

-Virus: Un crossover alucinante, en la que se mezcla Gaudí con la ciencia ficción y la posibilidad de mundos paralelos que se afectan mutuamente.

-Cuento de Verano: Homenaje humorístico a Dickens y su Cuento de Navidad.

-El Regalo: Un cuento sobre el diablo, sobre lo que deseamos y sobre lo que este puede ofrecernos en realidad.

-El muro de un trillón de euros: Reflexión sobre lo absurdo de las fronteras, el racismo y la lucha de clases.

-Fiat tenebrae: La religión, el misticismo y la ciencia ficción se dan la mano en esta peculiar historia donde la ironía y mala leche son la herramienta que lo une todo.

-La isla del cartógrafo: Una pequeña gran historia, bella, fantástica y trágica, donde el amor es la esencia que nos constituye.

-Ensayo general: Una historieta con pocas pretensiones, pero aguda en su planteamiento, que gira en torno a la religión.

-El jardín prohibido: Un relato interesante con giro final, que por desgracia, resulta bastante predecible a día de hoy, aunque no lo fuera en su momento. Aun así, de los más desarrollados argumentalmente y en cuanto a estilo.

-Océano: Cristianismo y ciencia ficción, en la línea de lo que fue Odisea en el espacio y su inolvidable HAL. Notable forma de utilizar esa premisa inicial como crítica de lo que somos y del mundo que nos rodea.

-Cien monos: Un relato tan absurdo como brillante, bajo la conocida premisa de los cien monos y la máquina de escribir.

-Todos los pequeños pecados: Y vuelta a la religión, el cristianismo y lo que somos, en una historia un tanto falta de alma y en cierta medida, forzada.

-Naturaleza humana: Relato largo o novela corta según queramos,  la historia que cierra la antología nos narra una guerra entre hombres y alienígenas en la que parece que llevamos las de perder. Interesante y casi logra convertirse en la joya de la corona, pero me ha faltado algo, no sé muy bien qué. Pero insisto: Es una verdadera delicia.

 

En definitiva, Trece Monos es una obra muy, muy recomendable y una oportunidad única para descubrir a su autor si todavía no le conoces. Supone el regreso de un icono, de un imprescindible como César Mallorquí al género fantástico y solo por ello  deberíais tenerla en cuenta.  Bien por Fantascy por recuperarlo para nosotros.

 

Trece Monos

César Mallorquí

Editorial: Fantascy

ISBN: 9788415831402

Páginas: 432 pág.

http://www.fantascy.com/libro/trece-monos/

 

 

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar