Desde casa, de Raúl Ansola

Por Soraya Murillo.

Siempre es una alegría leer al autor Raúl Ansola. En esta ocasión nos trae una novela  titulada «Desde casa«, de ciento ochenta páginas que yo aconsejo leer con calma, pues sus palabras siempre esconden momentos que lo cambian todo.

Nuestro narrador después de una ruptura sentimental decide encerrarse en su casa un tiempo. Hace la compra a domicilio, pide en su empresa el teletrabajo mientras cuida de sus bonsáis e incluso siente lástima por un joven pandillero. Esta preocupación por algo vivo lo sigue manteniendo dentro de lo humano y pisando el suelo. La irrealidad entrará en su vida cuando queriendo llenar las horas, empieza a escuchar un programa de misterio, emitido hace años. Aquí nuestro autor saca de la baraja la carta que mejor sabe mover, la línea del otro lado. Porque esa emisora llevada por tres locutores con voces inquietantes relata historias que no se escuchan en ningún otro sitio…

Historias que se suponen reales de ovnis, viajeros en el tiempo que podrían ser los criminales perfectos o un especial de Jack el Destripador, rituales satánicos, la historia del prisionero torturado… Raúl logra, con la destreza de sus palabras, introducirnos en esa habitación como si fuéramos espectadores en la sombra. Poco a poco, junto al protagonista nos percatamos que la temática del programa se va volviendo más inquietante y lúgubre.

Él (no sabremos su nombre) simplemente disfrutaba escuchando podcast y, ahí es donde radica la genialidad de la obra, en qué algo tan normal se transforma en una tragedia. Un audio de una chica asesinada, una película enigmática que nadie fue a verla… ¿cómo matar la bestia que vive dentro de la cabeza?

Fue un acierto de parte del autor utilizar esa primera persona en una narración sin diálogos, acercando al lector a los pensamientos y acciones de nuestro protagonista. Entenderemos que las escuchas desencadenaron un auténtico terror al mundo exterior. Experimenta sensaciones sin un peligro aparente pero muy reales para él, que le va llevando a perder el control distorsionando los hechos.

No es sencillo crear pánico usando una vivienda con un solo habitante. Hay que tener un dominio de la tensión haciéndote entender que hay motivos para estremecerse, usando ideas, descripciones, sugestionando al lector sin mostrar ningún monstruo. “Desde casa” logra transformar la vida de un hombre normal en una auténtica pesadilla psicótica, a vivir en una ansiedad constante sin que le haya ocurrido nada, sin la presencia del mal, simplemente utilizando la herramienta más poderosa que existe: el miedo.

Una novela sobre el confinamiento, sirviéndose de las fobias que no podemos controlar, de los temores que nos acechan, sean o no reales. Un protagonista despersonalizado pudiendo ser cualquiera, incluso tú…

Bien escrita, usando capítulos cortos y manteniendo una atmósfera inquietante junto a la duda de sí todo lo que cuenta es real o no. Me maravillan esos instantes de incertidumbre, de querer saber cómo lectora en qué minuto dejé de estar en el mundo que conozco, de la mano de este gran autor.

Un final que dejará temblando vuestra alma.

Grande, Raúl Ansola, muy grande.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: