Los inmortales, de Chloe Benjamin

Por Soraya Murillo.

Nueva York, en 1969 es la era tumultuosa de los hippies, el amor libre y las drogas. En el cine se estrena la película Cowboy de medianoche. La gente protesta frente al Stonewall Inn. El hombre pisa la luna.

Los cuatro hermanos Gold, de entre trece y siete años, deciden visitar a la mujer de la calle Hester, una adivina que puede predecir la fecha de la muerte. Ellos no comprenden las posibles consecuencias que este conocimiento puede tener en sus vidas. Son demasiado jóvenes por lo que no han considerado la muerte como una posibilidad. Las respuestas que obtengan pesarán sobre ellos. Nosotros, como lectores, llevaremos esa carga en sus historias separadas.

Simón se encuentra en San Francisco a finales de los años 70. Su hermana Klara es más soñadora, un espíritu libre que cree en la magia, también en el destino. Daniel es un médico militar que soporta la presión de decidir quién va a la guerra. Varya es la hermana mayor. Cuidará de su madre viuda, aunque luego, buscando su libertad, se enfrentará a una vida que la consume.

Una novela profunda, escrita en tercera persona, con un fondo místico y una fuerte carga emocional. Estructurada en cuatro partes iremos conociendo la vida de los hermanos después de que ellos sepan la fecha de su muerte.

Una saga familiar judía. El judaísmo y el sida serán una parte importante de la historia. Ya no es tanto la pregunta de si deseas saber el día de tu muerte, sino más bien si eso condicionará el resto de tu vida. ¿Influye en nuestro destino la decisión que tomamos?

Cuando la primera muerte llegue a la familia a la edad exacta que la vidente predijo, todo cambiará. Quedará la cuestión en el aire de si esa mujer acertó o el miedo al saber la fecha hizo que se viviera la vida demasiado deprisa, precipitando así su muerte.

La angustia será tal que uno de los hermanos buscará a la adivina para pedirle una explicación del porqué está destrozando su familia. Puede creer o no, ser más o menos supersticioso, pero cuando ve a la muerte llevarse a sus seres queridos, el miedo revive.

Un libro que nos habla de los lazos familiares, de desear volver atrás, abrazar o decirle aquello que nunca dijimos a las personas que amamos. Las oportunidades perdidas que no regresarán. La autora nos narra una tremenda tragedia, pero también nos advierte que estamos a tiempo; todavía hay gente a nuestro alrededor, en nuestra vida que nos importan esperando escuchar que los queremos.

Todos sabemos que vamos a morir, pero no lo pensamos ¿Para qué hacerlo?

La adivina les dijo qué si sabían cuándo iban a morir, podrían vivir. Pero si se pudiera saber cuándo moriremos, ¿malgastaríamos los días pensando que son ilimitados?

Hay antiguo cuento de origen persa, dentro de Las Mil y Una noches, que viene a decir “haz lo que quieras por huir, pues por mucho que sepas qué día o qué hora vas a morir no sabes cómo vas a llegar a la muerte y todo lo que hagas te llevará allí, porque esa es tu hora.”

Os recomiendo el libro. Me ha gustado la vida de esa familia, así como el fuerte, mensaje que lleva dentro. Leyendo las decisiones que tomaron cada personaje entenderéis muchas cosas.

No penséis en la muerte. Vivid como si no supierais que está ahí esperando, es la conclusión a la que yo he llegado. En realidad, el título de la novela es muy acertado, seremos inmortales mientras alguien nos siga recordando.

https://www.casadellibro.com/libro-los-inmortales