Media Guerra (El Mar Quebrado III), de Joe Abercrombie

Buenos días, mis queridos Lectores Ausentes.

Hoy venimos con Media Guerra, el título que cierra la magnífica trilogía El Mar Quebrado, de Joe Abercrombie y  debo decir que me ha parecido un modo excelente de finalizar la saga. Me moría de ganas de saber si Yarbi lograría alcanzar al fin su ansiada venganza  y cuál sería el destino del resto de personajes.

MGJALa princesa Skara ha sido testigo de cómo todo lo que amaba se convertía en sangre y cenizas. Al ser la única superviviente de su derrotada dinastía, deberá vencer la aflicción y el terror, afilar la mente y luchar por Throvenlandia como reina. El padre Yarvi ha recorrido un largo camino y ha pasado de esclavo tullido a poderoso clérigo. Ha conseguido que sus antiguos enemigos se vuelvan sus aliados y ha logrado la paz, aunque inestable. Pero ahora la abuela Wexen ha levantado el mayor ejército que se ha visto desde que los elfos se enfrentaron a Dios.

Todos se preparan para la batalla que se está gestando; entre ellos Raith, el portador de la espada de Grom-gil-Gorm. Para él, la presencia de Skara es como un bálsamo para sus heridas. Y Skara, a su vez, detecta sorprendida que la sonrisa de Raith es como una llama capaz de caldear la noche más gélida.

Algunos han nacido para luchar, quizá para morir. Otros prefieren vivir en la luz. Pero cuando la Madre Guerra extiende sus alas, amenaza con sumir todo el mar Quebrado en la oscuridad más profunda.

En Media Guerra,  el argumento arranca a partir del ataque a Trovelandia y el asesinato del Rey. Skara, su nieta, se convertirá en ese momento en uno de los principales protagonistas de la novela. La joven se verá obligada a huir y aceptar su nueva condición de heredera del trono en el exilio, buscando nuevos aliados para detener a la abuela Wexen y sus ejércitos y de este modo, recuperar algún día aquello que una vez llamó hogar.

El padre Yarbi ve como su cruzada personal va dando sus frutos, contando con el apoyo de Vansterlandia y Gettlandia,  unidos en su propósito de detener al Alto Rey. Pese a sus diferencias y los inevitables enfrentamientos y suspicacias, parece que al fin  tienen un objetivo en común. La guerra es inevitable. Ambos ejércitos mantienen una precaria alianza y necesitan de alguien que medie entre ellos, que logre unirlos. Las guerras no se ganan únicamente con las armas, sino con el cerebro y las palabras y ese será el papel que asumirá Skara, quien tendrá que lidiar con unos y otros para mantenerlos unidos en la batalla.

Con una elaborada trama política,  en la que no faltarán intrigas, traiciones,  acuerdos y  conspiraciones de todo tipo, la novela  nos muestra  los dos frentes de la contienda.  El campo de batalla, donde la violencia y la sangre son lo único real, donde la muerte cubre campos enteros, entre mandobles y gemidos de dolor, y  la retaguardia, donde se toman las decisiones que decantarán el conflicto hacia la victoria o la aniquilación.  Esa dualidad de escenarios  es por sí misma la razón de la obra y del propio título, haciendo hincapié en esa premisa de que son necesarias ambas, la espada y la palabra, para ganar cualquier guerra.

Si había algo que esperaba con ganas, era profundizar sobre la antigua cultura perdida de los Elfos y  toda la imaginería  y halo de misterio que envuelve a esa  civilización ya desaparecida, para confirmar si nuestras sospechas sobre  su naturaleza era la que deducimos en un principio, con la información sesgada que el autor nos había dejado caer a lo largo de la trilogía. Sin querer desvelaros nada, solo puedo decir que ha sido una de las partes más interesantes de la novela y que me ha resultado fascinante el modo en que el autor nos revela la verdad que hay tras los mitos. Personalmente me ha encantado y  que me rindo ante la originalidad del autor.

En cuanto a los personajes, Abercrombie sigue las mismas pautas que en el resto de la saga y cede el  papel a nuevos protagonistas,  quienes llevarán el peso de  la trama principal, sin por ello perder de vista al resto  y manteniéndonos  en contacto con ellos de una u otra forma. En esta ocasión,  los principales protagonistas son Skara, la joven heredera de Trovelandia y Raith, el portaespadas , personaje que adquiere una profundidad mucho mayor que la de un simple asesino sanguinario y que da muchísimo juego en el papel asignado

Recuperaremos a Bran y a Espina, si bien esta última queda relegada a un  discretísimo segundo plano.  Koll también tiene su papel  en esta función y por supuesto a Yarvi, cuya influencia domina por completo toda la historia. Resulta evidente la evolución de todos los personajes, pero es en Yarbi donde esta resulta más compleja y destacable. Su sed de venganza, sus dotes manipuladoras, su determinación por conseguir sus objetivos, hacen que su figura camine más allá del bien y el mal, revelándose como  alguien dispuesto a pagar cualquier precio, cualquier coste, por alcanzar su propósito. El fin justifica los medios y esa premisa es llevada hasta sus últimas consecuencias.

Si hay algo que no me ha terminado de convencer, es el trato que se le da a la abuela Wexen, que  ha quedado un tanto desdibujada. Alguien con tanto poder,  alguien que a representa tal amenaza, pasa sin pena ni gloria y su figura disiente de la imagen que teníamos de ella. No parece un digno rival y se siente como si no se le hace justicia a un personaje tan importante.

MGJA1En cuanto al estilo, poco puedo decir. Abercrombie en estado puro,  un tanto suavizado en relación a lo que nos tiene acostumbrados, pero sin perder su toque particular. Lo que más me ha gustado y creo que es importante, es que ha sabido mantener sus credenciales en una novela destinada a un público juvenil, tratando a sus lectores con un respeto inusitado en este tipo de lecturas. Hay violencia, hay sangre, hay muerte.  Y si bien no se excede, tampoco escatima ni oculta la realidad de los hechos. Las guerras son eso, las personas mueren, a  la gente a la que quieres le pasan cosas malas y eso es así, sin paños calientes ni mentiras piadosas. Si bien es cierto que el desenlace no es tan fatalista y dramático como suele ser en sus novelas adultas, no podemos decir que estemos ante un final feliz. En todo caso, sería un final agridulce, en el que todos han perdido algo y  tras el que todos intentarán seguir adelante con sus vidas, con mejores o peores perspectivas. Es de agradecer esa honestidad con el público y que el autor tenga tan clara su postura.

En definitiva, una novela ya no solo recomendable, si no totalmente imprescindible.  Si eres amante de la fantasía y quieres disfrutar de una verdadera epopeya, esta trilogía debe tener su lugar en tu biblioteca.  Abercrombie tiene su lugar en la mesa de los grandes desde hace tiempo y cada nuevo trabajo suyo ratifica el porqué está allí.

Mención especial a la excelente labor de traducción de Manu Viciano, que logra mantener intactos el tono, la fluidez y la intensidad del original, sin que ese estilo tan auténtico, ya sello del autor, se pierda por el camino.

 

Media Guerra (El Mar Quebrado III)

Joe Abercrombie

Editorial. Fantascy

ISBN: 9788415831754

Páginas: 448 pág.

PVP: 17,96€

http://www.fantascy.com/libro/media-guerra/

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s