Holy Cow, de David Duchovny

Buenas tardes, mis queridos Lectores Ausentes.

hc1Hoy toca la reseña de una pequeña obra por la que sentí una terrible curiosidad desde el mismo momento en que escuché hablar de ella. El libro se titula Holy Cow y su autor es nada más y nada menos que el gran David Duchovny. Si, habéis leído bien. El afamado actor también escribe y no lo hace nada mal. No debería extrañarnos, teniendo en cuenta que para algo, antes de convertirse en el agente Mulder de Expediente X, el intérprete obtuvo un master en literatura inglesa en la universidad de Yale.

A diferencia de su personaje en Californication, en la vida real Duchovny no se ha prodigado como gran novelista. Que sepamos, esta es su primera incursión pública como escritor y para su debut literario, resulta cuanto menos sorprendente el género escogido, a mi entender bastante más difícil de afrontar que el terror, el thriller o la novela negra. No resulta nada sencillo escribir humor. La comedia es un ente escurridizo y muy sensible, siendo bastante complicado el encontrar el equilibrio exacto y no resultar demasiado ligera o pecar de ingenua, o pasarse de la raya y caer en lo grotesco y ridículo. Si además, decidimos que la historia que vamos a contar va a ser una especie de fábula, en la misma línea que las de Esopo, pero actualizada y adaptada a nuestros tiempos, con la sonrisa por bandera, el reto se torna todavía más complejo.

Y eso es lo que ha hecho David. Escribir una fábula actual, un pequeño cuento que me resulta difícil de catalogar, ya que veo una aparente ingenuidad en la historia, encantadora y divertida, pero veo también toda la intencionalidad que hay en sus líneas, su mensaje final ¿Animales que hablan, que aprenden a caminar a dos patas y que se disfrazan de humanos? Pues sí, y además, viajan por el mundo en busca de sus sueños e incluso aprenden a pilotar aviones para llegar a su destino. ¿Os parece raro? No debería. Repito que esto es un cuento. Y muy bueno además…

Holy Cow es la historia de una vaca llamada Elsie Bovary. Elsie es una vaca feliz, cuya vida transcurre siguiendo la plácida rutina de una granja situada en el interior del estado de Nueva York. Una noche, Elsie se escapa del establo y se acerca a la casa en la que viven los dueños de la granja. Elsie descubre allí a toda la familia contemplando absorta y con veneración una caja iluminada. De repente, “la Caja” muestra algo que la cambiará por completo: ve su destino vacuno cruelmente resumido en unas espeluznantes imágenes. Elsie decide que tiene que salir de ahí por patas. A ella se unen Jerry (perdón, Shalom), un cerdo convertido al judaísmo, y Tom Turkey, un pavo fanfarrón que da consejos psiquiátricos con acento alemán. Decididos los tres a huir, parten provistos de pasaportes falsos y con pintorescos disfraces hacia el aeropuerto más cercano. Cada uno de ellos sueña con llegar a un lugar diferente: para Elsie la India; para Shalom, Israel; y para Tom Turkey, claro está, Turquía. La frescura de la voz narrativa de Elsie nos sorprende con sus reflexiones sobre el mundo contemporáneo; nos reprocha nuestra falta de sensibilidad y empatía con el planeta y todos sus habitantes; nos hace reír con la agudeza de sus comentarios sobre la cultura pop, el rock, o el cine y sus estrellas. Con tierna ironía las carismáticas criaturas de David Duchovny nos recuerdan los derechos de los animales y señalan el camino hacia la tolerancia y la comprensión mutua que los humanos necesitamos hoy más que nunca.

hc2Elsie es una gran protagonista. Tiene fuerza, carácter y voz propia, al igual que sus compañeros. Lleva la batuta de la historia y resulta encantadora. El canto a la libertad, a encontrar tu lugar, a ser tú mismo y comprender el mundo que te rodea, con sus maravillas y sus tragedias, es la esencia misma de su periplo. Inteligente, incluso irónica en ocasiones, cargada de reflexiones sobre política, religión, status y otras imposiciones humanas, siempre utilizando el humor y la fantasía para ello. Continuas referencias a la cultura pop y construida casi con espíritu de guión (algo que se deja entrever en varias ocasiones), enamorara con su magia a los más pequeños, que disfrutarán del cuento tal cual con sus divertidas aventuras y al mismo tiempo, nos plantará una sonrisa cómplice a los adultos, quienes captaremos todos los detalles que David pretende hacernos llegar de forma ligera y entretenida, pero con firmeza.

Mención especial a las ilustraciones de Natalya Balnova, que le sientan como un guante a la historia.

Es evidente que no estamos ante una obra maestra, ni lo pretende. Pero creo que cumple perfectamente con su objetivo y se hace muy disfrutable, si eres capaz de dejar atrás prejuicios absurdos y entras en el juego que nos propone. Yo lo he hecho y sin sentirme pletórico, la verdad es que no he podido evitar pasar la última página con una sonrisita en los labios.

Me quedo con ganas de volver a leer a Duchovny, a ser posible en algo más largo y con enjundia, porque de entrada, apunta muy buenas maneras.

 

Holy Cow

David Duchovny

Editorial: Stella Maris

ISBN: 978-84-16541-31-7

Páginas: 240 pág.

PVP: 18.50 €

http://www.editorialstellamaris.com/titulos/holy-cow/

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s