Última Sesión, de Marisha Pessl

Buenas tardes, mis queridos Lectores Ausentes.

 usmpHoy venimos con la reseña de una novela que me ha encantado, tanto por su contenido como por su formato. Más allá de lo literario, sirviéndose de cualquier medio que pueda serle útil, la autora logra crear la realidad que envuelve a la historia que nos quiere contar, construyéndola y haciéndola palpable a través de elementos ajenos a la literatura. Aportes de fotos, recortes de prensa, archivos médicos, documentos oficiales e incluso webs específicas creadas para la ocasión sirven para que el lector  se sumerja en la obra y borrar de ese modo la sutil línea que divide realidad y ficción.  Inmersión total y absoluta en un thriller con tintes sobrenaturales, a caballo entre el misterio, la novela negra y el terror, donde la sugestión y la paranoia se adueñarán de todos los personajes e incluso del propio lector.

Estoy hablando de Última Sesión, de Marisha Pessl, una novela  compleja, repleta de sorpresas, con un tono oscuro, donde  la obsesión, lo enfermizo, lo grotesco y lo decadente  se muestran con toda su crudeza, en una historia que se adentra en la perversidad como fuente de inspiración, en la oscuridad como alimento para la creatividad, en las sombras y la inmundicia que envuelven la figura de un genio que es casi más un mito que alguien  de carne y hueso.

Una noche húmeda de octubre, la joven Ashley Cordova aparece muerta en un almacén abandonado del Bajo Manhattan. Scott McGrath, un desacreditado periodista de investigación, sospecha que detrás de este aparente suicidio se oculta una verdad mucho más retorcida. Las extrañas circunstancias que rodearon la vida de Ashley se mezclan con el legado de un padre excéntrico: el enigmático Stanislas Cordova, un legendario director de cine de terror que ha permanecido fuera de escena durante más de treinta años y que ha conseguido convertir su vida en un secreto absoluto. Sus películas de culto están prohibidas en el circuito comercial y solo pueden ser visionadas en proyecciones clandestinas. La obsesión de McGrath con el cineasta sumergirá al investigador en un mundo profundamente hipnótico y siniestro, mientras el lector, a través de una serie de documentos, pistas y fotografías, le acompaña en la misma búsqueda obsesiva.

Tras ese argumento donde se evidencia ya de entrada el tono de la obra, nos encontramos una lectura que cumple con creces lo prometido. Entre tanta oscuridad, hallaremos incluso algunos retazos de humor bien logrado, incluso desenfadado, que de algún modo lograran  enfatizar todavía más la perversidad y la locura  que embarga a los protagonistas.  Y nosotros, los lectores, acabamos siendo contagiados por esa enajenación,  saliendo de nuestra zona de seguridad y convirtiéndonos en testigos de primera línea, en un lugar donde nada nos resultará ajeno o increíble y donde nos salpicará el barro y  la sangre en este descenso a los infiernos de la locura.

El desencadenante de todo será el suicidio de Ashley Cordova, hija de un afamado director de cine, un enfant terrible  en torno al cual se ha creado una malsana fascinación. Su forma de entender el cine, la atracción morbosa que genera su obra le ha convertido a ojos de sus fans en un mito al que adorar, en un icono de la cultura underground. Por otro lado tenemos a Scott McGrath, un periodista desacreditado por acusar erróneamente al cineasta, en una investigación sobre pederastia y abusos de menores en el pasado y que le llevo a la ruina en todos los sentidos, perdiendo su reputación como investigador. A raíz del suicidio de la hija de Stanislas Córdova, Scott reabrirá la investigación, empujado por el deseo de venganza y la necesidad de descubrir las verdaderas causas de la muerte de Ashley, así como desvelar que hay detrás del mito, de la leyenda y que secretos oculta el idolatrado director.  Esa decisión desencadenará un viaje sin retorno, en la que pondrá en juego no solo su vida, sino la cordura y puede que incluso su propia alma

usmp2Marisha Pessl dota a la novela de una atmósfera densa, inquietante y malsana,  diluyendo los límites entre lo real y lo ficticio, entre la cordura y la demencia, arrastrándonos junto a sus personajes hacia un agujero inmundo donde nada es lo que parece. Se está criticando la fórmula que utiliza la autora, el exceso de artificio, pero en mi opinión, es justo lo contrario. Alabo esa capacidad de la autora, ese talento para hacernos caer en su red. Las herramientas que utiliza son tan lícitas como cualquier otra y no solo cumplen con su cometido a la perfección, sino que van un paso más allá, convirtiendo la lectura en una experiencia absorbente hasta el punto de asfixiar al lector en la oscuridad en la que le sumerge.

Para mí, todo un descubrimiento y una de las novelas más intensas, inquietantes y elaboradas que he leído en mucho tiempo.

 

Última sesión

Marisha Pessl

Editorial: Literatura Random House

ISBN:9788439729327

Páginas: 688 pág.

PVP: 24.90 €

 

 

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: