La corona de hielo, de Terry Pratchett

Buenos días, mis queridos Lectores Ausentes.

650_P622759.jpgHoy os traemos la reseña de La Corona de Hielo,  la tercera entrega de las aventuras de  Tiffany Dolorido y la qué suma treinta y cinco títulos a la saga de ese genial universo que es Mundodisco, creado  por el inimitable Terry Pratchett.

Tiffany, nuestra protagonista, ha crecido y se ha convertido en toda una mujercita. Con trece años, sigue como aprendiz  en el Aquelarre, demostrando que a pesar de su juventud, es una de las grandes esperanzas  para su gremio.  Más allá de la magia, hay que tener en cuenta las apariencias, la superstición, las formas y el aura de impostura necesaria para que la cosa funcione. El Boffo es tan importante como todo lo demás. No solo es necesario ser una bruja, sino parecerlo y mostrarse ante los demás como estos esperan que lo haga una bruja de verdad, con toda la parafernalia que los lugareños asocian a estas.

A pesar de su experiencia y su madurez, Tiffany no deja de ser una adolescente y como tal, se halla en un momento de su vida en el que no deja de hacerse preguntas sobre sí misma y sobre quien es, además de cometer los errores típicos de cualquier muchacha de su edad. Pero hay uno en concreto que le va a traer muchos dolores de cabeza… Durante una salida con la Señorita Traición para asistir al Morris Oscuro (el baile celebración donde el Forjador de Invierno le cede el turno a la Primavera), Tyffany no puede evitar dejarse llevar y sumarse a la danza,   haciendo que el Forjador se enamore de ella. El Elemental no ha conocido nunca el amor ni ninguna otra emoción humana y lo que acontece a continuación puede derivar en un desastre en toda regla. El Invierno pretendiendo ser humano, queriendo aprender a comportarse como tal, negándose a abandonar  su lugar y ceder el espacio al buen tiempo.  Una verdadera catástrofe.

Aquellos que habéis leído a Pratchett ya sabéis que tras lo evidente, bajo la apariencia del cuento y el humor que  acompaña a sus historias, subyace siempre algo más. En este caso, el autor nos recuerda  que significa ser joven, el miedo y la inseguridad ante el futuro, aquellas cosas que definen nuestra humanidad y como las apariencias engañan.  De cómo nada es eterno, sino cíclico y que hay que aceptar nuestro lugar en el baile, asumir nuestras obligaciones y saber retirarse cuando toca, para mantener el equilibrio de las cosas.

Como ya es habitual, el desarrollo de los personajes es una verdadera delicia. Bien construidos y afianzados  en su papel, con una personalidad cada vez más pulida y consistente, llegan a convertirse en viejos amigos, alguien cercano a quien conocemos bien.

Me he reído mucho con los salvajes, etílicos y heroicos  Nac Mac Feegles liándola siempre que aparecen (me encanta el acento astur/galego/del norte que se les da en la traducción), y asintiendo ante los diálogos de Tata Ogg y de  la incombustible Yaya Ceravieja , recordándonos que significa en realidad ser bruja. No se trata de los hechizos, ni de la magia.  Se trata de saber escuchar, de saber comprender a los demás, de conocer sus manías, sus miedos, sus aspiraciones  y ofrecerles aquello que esperan de ellas. Es actitud, es estar ahí cuando te necesitan. En ser quienes esperan que seas, sin olvidar ni negar aquello que eres en realidad.

lcdh2Tyffany aprenderá mucho de ellas y de sí misma, mientras intenta de todas las formas posibles poner remedio a la situación que ha creado. Se sorprenderá al descubrir cosas sobre ella misma que no conocía y sobre todo, en lo que va a ser su vida en adelante. Mientras, entenderá también lo complejo, difícil y muchas veces absurdo que es hacerse mayor, ser un adulto y todo lo que ello comporta.

No es la mejor novela de Pratchett, es cierto. Está claramente dirigida a un público joven, adolescente, que se sentirá reflejado en la protagonista y disfrutará como nadie su lectura. Pero aun así, sigue siendo una obra del maestro y como tal, la diversión, el humor y el entretenimiento con una sonrisa en los labios están garantizados. Yo me lo he pasado genial con ella, así que no lo dudéis…

 

La corona de hielo

Terry Pratchett  

Editorial: DeBolsillo

Páginas: 368 pág.

ISBN: 9788401353291

PVP: 15,90€

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s