Viviré Mañana 2: El Largo Invierno, de Héctor Alonso

Buenas tardes, mis queridos Lectores Ausentes.

elivmHoy  venimos con El Largo Invierno, la segunda parte de Viviré Mañana, la novela de Héctor Alonso. Del primer volumen ya hablamos aquí en su momento y lo cierto es que tras el buen sabor de boca que nos dejó, me apetecía saber cómo continuaba la historia de nuestros supervivientes y sobre todo, de ese personaje tan especial, cabroncete y divertido que es nuestro adorado Carlitos.

En El Largo Invierno se nos relatan las peripecias de los supervivientes en su intento de huir de Madrid a través de un viejo plano de  las redes  de alcantarillado y suministro de agua de la ciudad. Esos conductos subterráneos parecen ser la única forma de salir de la ciudad y aunque logren su propósito, les espera todavía un largo periplo a lo largo de todo el país  en busca de un lugar seguro.  Como suele ser habitual, los zombies  no serán la única amenaza.

Un crudo invierno ha llegado y los escenarios en los que se mueven los personajes serán todavía más  áridos y desolados, si cabe. La nieve y el frío se tornaran enemigos y a la vez, compañeros inseparables, poniéndoles las cosas aún más difíciles a nuestros protagonistas.

Si Viviré Mañana me gusto, debo decir que El Largo Invierno no le anda a la zaga, pese a que en ciertos aspectos  queda un poquito por debajo de la primera.  Me he quedado con ganas de saber más de Carlitos y su peculiar naturaleza, que si bien es cierto que aparece y tiene sus momentos, creo que no es aprovechado como se merece y que podría dar mucho más de sí. Este personaje vale su peso en oro y es, en mi opinión, uno de los pilares de la saga, por lo que de manera egoísta y haciendo caso a mis propios gustos personales, se merece muchísimo más protagonismo.

Era lógico esperar que hubiera movimiento en el tema de personajes. Unos se van y otros nuevos llegan para unirse a la función. Se cierran algunas tramas, se retoman otras y como no podía ser de otro modo, al dejar Madrid, se abren nuevos caminos e hilos argumentales,  algo que en mi opinión resulta un acierto.  Abrir puertas y con ello, nuevas situaciones, nuevos desafíos, nuevos rumbos que permitan disfrutar de una historia distinta, cambiante como el mundo, sin volver a recrearse en lo mismo una y otra vez. La novela se mantiene fiel al estilo y corte de su antecesora, respeta las formas y el hilo argumental, pero no se estanca y nos permite avanzar. No se conforma con ofrecer `más de lo mismo´. La evolución es evidente, tanto en los propios personajes, que han vivido lo suyo, como en el propio autor, que se ve bastante más suelto y con las ideas claras. Es un detalle que me satisface como lector, el poder ser testigo de ese paso adelante, de demostrar lo que se ha aprendido durante el camino y de cómo han madurado, unos y otros, hasta llegar aquí.

Acción, intriga, humor grueso y desenfadado, crítica social… Son algunas de las cositas que encontraréis en la novela. Sigue también esa tradición, ya característica, de incluir entre los personajes a ciertos  individuos o entidades  que todos conocemos, famosos en mayor o menor medida y que el autor no tiene reparo alguno en ridiculizar, humillar, poner con el agua al cuello o directamente putearlos sin piedad, para el placer y descojone del lector, que no podrá evitar una sonrisilla cabrona en los momentos adecuados.  No hay tabúes. Nadie escapa del mordisco del podrido, del frio  y cruel invierno, o de las balas enemigas o de las maldades que se le ocurran al autor. Ni la Casa Real, ni la Santa Madre Iglesia,  ni la “casta” política… Héctor no hace prisioneros y va a cuchillo con quien se lo propone, con nocturnidad y alevosía. Y eso, amiguitos, es muy, muy divertido.

Y en definitiva, de eso se trata. De pasar un buen rato, de disfrutar con una lectura ligera, que conoce sus limitaciones y no hace falsas promesas.  Ofrece lo que uno esperaba, sin más,  y eso es más que suficiente para dejar al lector satisfecho.

Como digo, quizás no esté a la altura de Viviré Mañana, pero de todos modos, resulta una agradable lectura, interesante y muy entretenida, que os hará sacar más de una sonrisa y os tendrá enganchados haciendo que paséis un buen rato.

 

Viviré Mañana 2: El Largo Invierno

Héctor Alonso

Páginas: 357 pág. Aprox.

eBook

PVP: 1,34€

http://www.amazon.es/Vivir%C3%A9-ma%C3%B1ana-II-largo-invierno-ebook/dp/B00J086U34

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s