Ahora el silencio, de Luís Martínez Vallés

Buenas noches, mis queridos Lectores Ausentes.

aes2Hoy venimos con la reseña de Ahora el silencio, de Luís Martínez Valles, un buen amigo de esta casa y al que muchos quizás conozcáis por su labor como presentador de ese magnífico programa de radio que es Luces en el Horizonte.

Ahora el silencio es una novela que funciona casi a modo de fix up, sin llegar a serlo realmente, pero es evidente que la forma en la que está estructurada  la obra, a partir de pequeñas historias independientes con  su propio hilo argumental  y ubicadas en distintos escenarios,  nos da la impresión de que son relatos  autónomos que funcionan bien por si solos, aunque todos ellos  se sitúen bajo el mismo arco argumental del que parte el autor  y que funciona como columna vertebral  bajo el que se suceden. Distintas aventuras, con distintos personajes, en las que cada uno de los protagonistas se enfrentará a la llegada del apocalipsis de forma diferente, según sus propias circunstancias personales  y la situación en la que se encontraba en ese momento.  

Me ha gustado mucho ese detalle, el tener la oportunidad de contemplar la misma catástrofe arrancando desde distintos enfoques,  según  los  diversos factores  y lo particular de cada una de las situaciones  en las que se encontraba cada personaje cuando llega el desastre.  Esas historias terminarán por confluir finalmente en la trama principal, pero  como digo, como capítulos independientes funcionarían igual de bien.

La obra mezcla géneros sin pudor alguno, desde la  ciencia ficción más Serie B hasta el terror o la novela de aventuras. Los amantes del fantástico, y en especial los que  disfrutamos de la literatura pulp, sabrán apreciar ese toque tan especial, esa fórmula tan reconocida, en la que solo se pretende una única cosa, que es entretener.  El estilo de Luís es directo, sin florituras ni perdiendo el tiempo en aquello que no es vital para la narración. Va al grano, sin permitirle un respiro al lector. Los acontecimientos se suceden sin tregua, no hay tiempo para reflexionar.  Eso logra dotar a la lectura de una gran fuerza e intensidad, creando tensión de forma continua y hacer que  estemos sufriendo por el destino de los personajes, que no van a poder tomarse ni un respiro si quieren sobrevivir.  Es justamente en este aspecto en el que la novela puede producir reacciones enfrentadas. Por un lado, ese ritmo vertiginoso es lo que la obra pide para producir el efecto deseado. Pero por otro, quizás el lector se sienta un poco agobiado ante tanto movimiento, sin tener ni un segundo para digerir lo leído. En mi caso, creo que se agradecería  algunos momentos de transición para aligerar la lectura y permitir al lector relajarse un poco. Resulta un tanto agobiante dejar el libro por el motivo que sea y al retomarlo, encontrarte en medio de todo el follón. Las escenas de baja intensidad permiten que uno pueda volver a la lectura desde una posición neutral y regresar a la historia de forma tranquila, sin verse metido en un fregado de tres pares y tener que pararse a pensar que es lo que sucedía en ese momento mientras las balas silban cerca, las flechas pasan rozando y las explosiones le salpican a uno.

En cuanto a los aspectos positivos, debo mencionar el tratamiento de los personajes. Pese a que como digo, lo que define a la novela es su  ritmo endiablado y el no entretenerse  demasiado en nada,  lo cierto es que la forma en que el autor ha construido a los personajes me ha encantado. Pese a su sencillez, a la falta de detalles y a no profundizar apenas en  su presentación,  la verdad es que la forma en que se nos describen y el modo en que actúan nos permite hacernos una idea muy clara de ellos. Sus reacciones, sus decisiones, sus actos son los que los definen y he de decir que en ese aspecto  Luis ha hecho un buen trabajo.

lmv1Personajes creíbles en un escenario aterrador. Humanos en todo su contexto, para bien y para mal. Despojados de prejuicios, de normas sociales,  de reglas morales y falsas apariencias. Puro instinto de supervivencia, sin otro objetivo que seguir respirando y ver un nuevo amanecer.  La única cuestión es saber que es lo que están dispuestos a hacer para lograrlo, si va a ser a cualquier precio…

En definitiva, Ahora el silencio cumple con creces con su cometido. Su intención es clara desde un principio y no engaña a nadie. Ofrece aquello que promete y cumple con las expectativas, que son entretener al lector y hacer que se olvide de todo lo demás durante la lectura. 

Luís puede darse por satisfecho, porque  al menos en mi caso, me ha dejado un buen sabor de boca. No ha descubierto  América ni falta que le hace, oiga. Recomendable para desconectar y pasar un buen rato.

 

Ahora el silencio

Luís Martínez Vallés

ebook

Páginas: 261 aprox.

PVP: 1,08€

http://www.amazon.es/Ahora-silencio-Luis-Mart%C3%ADnez-Vall%C3%A9s-ebook/dp/B007ZT8VKK

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s