Ven y Enloquece y otros cuentos de marcianos (Ciencia Ficción completa/1), de Fredric Brown

Buenos días, mis queridos Lectores Ausentes.

ven-y-enloqueceHoy os traigo un recopilatorio de relatos de un autor emblemático, un peso pesado en la literatura fantástica y alguien a quien por desgracia, no se le ha hecho demasiado caso a nivel general. Se trata de Fredic Brown, auténtico referente para los que amamos la ciencia ficción y la fantasía y que con gran estupor, compruebo que es apenas reconocido en varios de mis círculos de amistades aficionados a la lectura. No sé si es algo puramente casual y si en realidad, este viejo chiflado es leído y respetado por el público en general, y esa falta de conocimiento es  tan solo limitada a la gente con la que he hablado, pero no deja de sorprenderme.

Por suerte, para paliar tales errores, tenemos a Gigamesh, una editorial que si por algo se caracteriza, es por acercarnos de nuevo a los grandes clásicos y recuperar para las nuevas generaciones a autores que merecen su lugar en el podio de los imprescindibles. No es la primera vez que Fredic Brown es publicado por el sello barcelonés. Hace ya unos añitos, la editorial sacó la obra completa del autor en cuatro volúmenes maravillosos donde la ciencia ficción era la protagonista. Ahora, Gigamesh reedita el primero de esos cuatro tomos, Ven y enloquece, en el que reúne los primeros veintisiete relatos del autor, ciencia ficción exclusivamente, y que fueron escritos durante la década de los 40.

Es curioso comprobar cómo fueron los inicios del autor y sus primeros acercamientos al género. Sus primeros pasos, con ese estilo tan peculiar que siempre le acompañaría, pero que aquí se muestra en pañales. Desenfadado, surrealista, rozando en ocasiones el absurdo, con esa forma natural de coquetear con la comedia en ocasiones, Fredic Brown destaca por su visión particular, en la que no se preocupa en absoluto de la suspensión de la credibilidad, de la falta de ciencia y el exceso de ficción, sin que en ningún momento ese toque suyo suponga un problema para generar la intriga y la emoción que uno espera de un relato. Personajes  apenas esbozados, tan solo lo suficiente para que puedan ser utilizados en sus historias. Individuos anodinos que de repente, se ven golpeados por lo absurdo, por lo inesperado, por algo anormal y que escapa a cualquier lógica, dando lugar a situaciones tragicómicas, fantásticas y en ocasiones, aterradoras.

Si algo se le da bien a Brown son, sin duda alguna, los giros finales. La vuelta de tuerca. El golpe final inesperado, que noquea y te deja con cara de pasmarote, admirando la brutal sencillez con la que te ha vencido. Historias en apariencia simples (unas, especulación sin pretensiones y otras, auténticas paranoias sin sentido aparente), dan un giro de 180º en el último momento para sorpresa y deleite del lector, que no puede evitar una sonrisa cómplice ante el ingenio del autor. Pese a sus carencias, que las tiene (sobre todo en cuanto a definirse por un estilo propio y concreto, dejándose llevar en demasiadas ocasiones por lo absurdo o titubeando en el enfoque que quiere darle a la historia, algo que tenemos que recordar que es normal en un escritor que justo empieza en el oficio), lo cierto es que Fredic nos gana la partida justamente con eso, con su capacidad de encontrarle los tres pies al gato y salirnos por soleares, de forma brillante y maravillosa.

Brown no solo se centra en la ciencia ficción. En este volumen encontraremos algunos relatos que se mezclan con una forma de fantasía urbana sin pretensiones (siendo honestos, como el resto de la obra del autor, al menos en cuanto a relatos) e incluso con el terror.

El propio Brown nos habla sobre sí mismo, sobre su obra y las circunstancias en las que escribió los relatos, gracias a los apéndices que Gigamesh ha tenido a bien en incluir en la obra. Notas del autor en la que nos muestra tal como es, como piensa,  cuáles eran sus intenciones y la situación real en el momento en que les dio forma a sus escritos.  Unas notas interesantes que nos muestran que clase de persona era y que no deja de recordarnos lo que le costaba parir un relato. Resulta cuanto menos divertido comprobar como la pereza es un mal del que no padecemos solo a nosotros.

Ven y enloquece reúne los siguientes relatos:

-Armagedón

-Aún no es el fin

-Etaoin Shrdlu

-El ratón esterlar

-Ocaso

-El recién llegado

-El gusano angelical

-El truco del sombrero

-Los Geezenstack

-Pesadilla diurna

-Paradoja perdida

-Y los dioses se rieron

-Nada Sirio

-El principio Yehudi

-Arena

-Las ondulaciones

-El asesinato en diez lecciones fáciles

-Pi en el cielo

-Placet me complace

-La broma

-Llamada

-Todos los BEM buenos

-Ratón

-Ven y enloquece

-Crisis en 1999

-Carta  un fénix

-No mires atrás

fredric-brownFresco, original, sin prejuicios, con una carga importante de ironía, Brown es un autor difícil de clasificar. Temas complejos los que aborda, pero siempre desde un enfoque cercano, casi simplista, en los que no se para a describir más que lo mínimamente necesario para que la historia funcione. Las escenas, los escenarios e incluso los personajes se definen a sí mismos a través de la propia historia. Brown va al grano, a lo que considera que importa. Prosa sencilla, una imaginación desbordante, rozando en ocasiones la más pura locura y el absurdo, ritmo fluido e incluso acelerado para llevarnos justo a donde quiere y una vez allí, salir por donde nadie lo esperaba, dejándonos con la boca abierta o en el peor de los casos, una sonrisa bobalicona.

La ciencia ficción tratada desde todas sus variantes. Viajes en el tiempo, en el espacio o al interior de la propia naturaleza humana. Invasiones alienígenas en las que vencemos, somos vencidos e incluso en las que todo queda en tablas, relaciones amatorias incluidas. Futuros distópicos, post apocalípticos y especulativos. Todo ello en su línea informal e irreverente, sin que la falta de realismo, de veracidad científica ni otras cuestiones mundanas supongan un problema para él. Ciencia ficción que engaña, ya que tras su aparente ingenuidad, típica de la época, uno descubre una intencionalidad inusitada, siempre tratada con ese desparpajo, ese tono casi humorístico y esa vitalidad que hacen de la obra de Fredic Brown imprescindible. Un autor que merece ser recordado y al que os invito a descubrir si todavía no le conocíais.

 

Ven y Enloquece y otros cuentos de marcianos (Ciencia Ficción completa/1)

Fredric Brown

Editorial: Gigamesh

ISBN: 9788496208902

Páginas: 480 pág.

 Precio: 24 €

 

 

.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s