CINE: Annabelle, de John R. Leonetti

Un artículo de Mitsuko C.

Título original: Annabelle

Año: 2014

Duración: 98 min

País: Estados Unidos

Director: John R. Leonetti

Guión: Gary Dauberman

Música: Joseph Bishara

Fotografía: James Kniest

Reparto: Annabelle Wallis, Ward Horton, Alfre Woodard, Eric Ladin, Gabriel Bateman, Paige Diaz, Tony Amendola, Michelle Romano, Brian Howe, Morganna May

Productora: Warner Bros. Pictures / Evergreen Media Group

Género: Terror, spin-off

Web oficial: http://annabellemovie.com/

Tráiler: https://www.youtube.com/watch?v=8kmLHwKH31M

 

Sinopsis:

 

Debido a la acción sangrienta de una secta ocultista, una de las muñecas de la familia Gordon queda poseída por el alma perturbada de Anabelle Higgins, quien ha abierto una puerta que sólo se puede cerrar con un sacrificio”

 

Viendo “Annabelle”, respiras y exhalas James Wan por todos los poros de tu piel y es que el hombre está ahí poniendo la pasta, vamos, que es uno de los productores. El que antaño fue su Director de Fotografía John Leonetti (director de peliculones –sarcasmo- como “El Efecto Mariposa 2” y “Mortal Kombat: Anihilation”), aquí se ha convertido en el director principal, que no sé si único de la película y sí, se nota el cambio… ¡Oh my cat!.

La verdadera muñeca Annabelle

Wan nos tiene acostumbrados a planos cortos e impactantes, una historia que va a lo que va y un desarrollo pausado pero que te mantiene en constante tensión. En este caso me quedo con la parte de ritmo pausado, la película se hace tremendamente larga y muy, muy, muy predecible desde el segundo uno. Un poco plomo si así lo preferís. Incluso diría que hay tres finales; parece que acaba, pero no… La peli continúa, vamos, que te dan ganas de coger tú misma a la muñeca -que por cierto ¿quién querría tener ese engendro en su casa porque le parece bonita y no porque parezca un ente salido del infierno?- y rociarla con napalm.

No digo que no haya buenos momentos, que los hay: cameo incluído por parte del compositor Joseph Bishara. Pero para mí no compensan el coñazo que supone ver la angustiosa pasividad de Mia Gordon (Annabelle Wallis) y su marido. Querrias pegarles una patada en la espinilla y decirles: ¡Espabilad, mendrugos!. Menos sangre y horchata para todos.

Como dato a destacar es que al final de la película hay un momento en el cual se ve a la auténtica muñeca Annabelle en una tienda. Ese detalle, hace que salgas del cine un pelín más contento, pero este spin-off, a pesar de haber recaudado más de lo invertido, creo que patina bastante y que, para los que hemos visto mucho cine de terror, esto se nos quede muy pero que muy corto.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s