Legión y El Alma del Emperador, de Brandon Sanderson

Buenos días, mis queridos Lectores Ausentes.

 LYEADE3Hoy estamos de enhorabuena. El motivo, la reciente  publicación de Legión y de El Alma del Emperador, dos novelas cortas del aclamado Brandon Sanderson, por parte de los amigos de Fantascy, quienes han reunido ambas obras en un solo volumen y que ya puedo adelantaros que es una verdadera delicia para el lector. Para aquellos pocos que no sepáis quien es Sanderson (merecéis la hoguera)  y no hayáis leído nada suyo hasta la fecha, esta es sin duda una oportunidad única  para iniciarse con el autor y descubrir el porqué  es uno de los escritores de referencia dentro del género fantástico.

Vayamos por partes.  Legión resulta una obra original, distinta y que a nivel personal, me ha encantado por todo lo que supone. En ella, Sanderson nos presenta a Stephen Leeds, un individuo con un serio problema mental, que convive en una enorme mansión de cuarenta y siete habitaciones con sus respectivas alucinaciones. El tipo sufre una suerte de personalidad múltiple, en la que cada una de las facetas que abre su mente se convierte en un personaje distinto, complejo y con unas características únicas y personales.  Cada una de esas personalidades, que como es obvio solo él puede ver y oír, es experta en un campo o materia distinto y Leeds recurre a ellas para resolver cualquier problema que se le presente. Esa habilidad, a pesar de causar estupor en aquellos que son testigos de su extraño comportamiento, le ha resultado muy beneficiosa  en sus labores  como investigador. Un experto en armas, un  ingeniero aeroespacial, una psicoanalista, son solo algunas de las proyecciones de la mente de Leeds, todas ellas tan complejas, tan “reales”, tan bien detalladas y con una personalidad tan propia, que cuesta aceptar que sean fruto de su imaginación.

En esta ocasión, Leeds deberá investigar un caso que parece salido de un programa de Iker Jiménez, mezcla de  ciencia ficción y religión: La desaparición de un prototipo de cámara que permite fotografiar el pasado. El creador del invento está obsesionado con  la figura de Jesucristo y se empeña en demostrar si este fue real o no en base a poder conseguir fotografías que demuestren su existencia. Lo cierto es que este hecho, la mención a Jesús y a su realidad histórica es poco más que una excusa para que conozcamos a Leeds y sus peculiares ayudantes. El tema es tratado de refilón, sin meterse en berenjenales ni centrándose en la figura de Cristo, sino limitándose a la del investigador, sus motivos, sus alucinaciones y las consecuencias de ese descubrimiento y su desaparición.

Un estilo directo, sin florituras ni excesivas complicaciones, pero que funciona a la perfección a la hora de mostrarnos lo que nos quiere contar. Dejando a un lado la investigación en sí misma, lo que de verdad me ha gustado, el punto fuerte de la novela, es el propio Leeds y su relación con esos personajes que crea su mente. Divertida, desesperada, familiar, dependiente… Me ha parecido maravillosa la forma en que Sanderson logra que nos lo creamos, que podamos visualizar a esas alucinaciones, personajes perfectamente construidos y dotados de una personalidad tan pronunciada, de unos rasgos tan precisos, a pesar de lo breve de sus descripciones, que como lector solo quiero saber más de ellos y hasta dónde puede llegar Leeds  creándolos. Salvando las distancias, que son muchas, y a pesar de ser un planteamiento completamente distinto, me ha recordado en cierta forma a ese film titulado Identity, de James Mangold, con John Cusack como protagonista principal y he de decir que quizás sugestionado por ese recuerdo, no he podido evitar imaginarme al personaje de Leeds con el rostro del actor.

Vamos ahora a por El alma del emperador, la segunda novela corta que se incluye en el libro y que en esta ocasión, nos trae al Sanderson más conocido, el que crea mundos donde la fantasía épica se convierte en realidad. Ambientada en el mundo de Elantris, la novela no cae en el error de obligar al lector a conocer de antemano ese universo. Se puede leer de forma individual y no cuesta nada meterse en situación. Se trata de un episodio, de una anécdota elaborada y muy lograda, eso sí, en la que conoceremos a ShaiLu, una Reselladora que se enfrenta a una misión imposible de la que pende no solo su libertad, sino su propia vida.  En Elantris, los sellos  que se utilizan para “firmar” bien una obra, bien un documento, son llamados Sellos de Alma. Conociendo su pasado y su historia, la historia propia del objeto en cuestión, un Resellador puede modificar, reconstruir o alterar hasta extremos increíbles esos objetos e incluso hacer copias y falsificaciones exactas. No solo eso, sino que también, puede llegarse a transformarlo por completo, alterando su memoria. ShaiLu es capaz de falsificar cuadros, obras de arte, esculturas e incluso elementos tales como muebles. Una vieja mesa convertida en un escritorio digno del propio emperador, o una cristalera vieja y rota en una bellísima vitrina. Incluso su celda, convertida en un cómodo aposento. Pero hay Reselladores que van mucho más allá.   Los Reselladores de la Carne, una suerte de médicos  que son capaces de sanar los daños del cuerpo, haciendo que este recuerde como era antes de la lesión y se regenere. Y también Los Reselladores de  Sangre, brujos nigromantes que alzan cadáveres, simples huesos, a los que utilizan como rastreadores y cazadores de hombres.

Cuando el Emperador sufre un ataque que lo deja postrado en una cama, los Reselladores de Carne logran salvarle la vida, pero su mente ha quedado dañada, postrándolo en  cama y dejándolo comatoso, como un vegetal.  ShaiLu  está prisionera, tras ser atrapada en pleno robo y su condena es la ejecución. Saben de su talento, su reputación como Reselladora la precede y en el último momento,  se le ofrece una única alternativa a la muerte: Reconstruir la mente del Emperador. Nunca antes se ha hecho algo así y tan solo tiene ciento un días para lograrlo. Sabe que aunque lo consiga, El Emperador no volverá a ser el mismo. Y que ella va a morir de todas formas, pues no la dejarán marchar conociendo el secreto. Ante tal dilema y sin encontrar otra solución, acepta la propuesta, mientras plantea la forma de huir de su prisión y de sus captores antes de que expire el plazo.

Estamos ante una novela mucho más cuidada que la primera. La creación del escenario, la composición de los elementos con los que juega el autor, el desarrollo de la propia historia, el trasfondo que se desvela tras la trama evidente, el tratamiento de los personajes y ese juego por el poder en las sombras, le otorgan mayor consistencia. El hecho de contar detrás con todo un universo propio hace que  la historia adquiera un tono distinto, más sólido y estable, aunque para el lector que se acerque por primera vez al mismo, eso va a ser apenas un detalle que no se si tendrá gran peso para él, pero sí reconocerá  que el autor no navega a ciegas y esa familiaridad del que escribe sobre algo que conoce  se hace patente. La evolución del personaje principal, a medida que se va terminando el plazo, todo lo que aprende, descubre y comprende, me ha parecido  brillante y la historia atrapa, queriendo saber si podrá lograr un imposible y como logrará salir indemne de su situación.

lyeade2A mi modo de ver, son dos historias tan diferentes, tan alejadas la una de la otra, que resulta difícil decidir cuál de las dos me ha gustado más.  Ambas están tratadas de forma singular, adaptándose a lo que se nos quiere contar, con un estilo propio y un enfoque completamente distinto. Quizás como argumento, me quedaría con  Legión, por su original planteamiento y la forma con la que Sanderson nos sorprende con esos personajes que en teoría no existen, pero que parecen más vivos que muchos de nosotros mismos. Si hablamos de complejidad y desarrollo, de trabajo y detalles, sin duda El Alma del Emperador, exquisita en todos los sentidos…

En fin, que tenemos la gran suerte de no tener que decidirnos por tan solo por una de ellas y que podemos disfrutar de las dos en esta pequeña maravilla que Fantascy ha tenido a bien en publicar. Somos afortunados por ello y de verdad que no deberíais desaprovechar esta oportunidad para descubrir a Brandon Sanderson si no lo habéis hecho ya y deleitaros con su forma de narrar a todos los que ya le seguíais la pista desde hace tiempo.  Muy recomendable y de obligada presencia en cualquier biblioteca que se precie como tal….

 

Legión y El alma del emperador

Brandon Sanderson

Editorial: Fantascy

ISBN: 9788415831204

Páginas: 238 pág.

PVP: 14,90€ (digital: 7.59€)

 

.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s