Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

La Era de Huesos, de Samantha Shannon

Buenas tardes, mis queridos Lectores Ausentes.

 LEDH1Hoy venimos con la reseña de una obra que ha generado infinidad de debates, críticas y opiniones, pero que no ha dejado a nadie indiferente. Algo lógico si tenemos en cuenta lo ambicioso del proyecto y las circunstancias que envuelven al mismo. Nos referimos a La Era de Huesos de Samantha  Shannon, una jovencísima autora a la que muchos han querido etiquetar como la nueva J.K. Rowling y que ha venido avalada por una brutal campaña de marketing que nos da mucho que pensar al respecto.

Ante todo, cabe definir lo que puede uno encontrar en La Era de Huesos: Estamos ante una novela juvenil  con un ligero toque  de ucronía, donde se juega con la fantasía urbana y un buen componente distópico,  aderezado con la inevitable relación amorosa imposible. Aunque he de reconocer que pese a que de entrada, uno pueda pensar que «vaya una mezcla rara» u «otra ración de más de lo mismo», lo cierto es que hay que otorgarle a Shannon el mérito de haber construido un universo bastante más complejo, cuidado y detallado de lo que suele ser habitual. El escenario en que ha situado la acción, la forma de desarrollar la historia y lo puntilloso y definido de cómo funciona todo, merece todos mis respetos y demuestran que la autora tiene un nivel muy por encima de otros autores  con obras similares.

Lo que acontece en La Era de Huesos sucede en un futuro cercano, pero alternativo. Scion Londres,  una versión de la capital inglesa que vive bajo una suerte de totalitarismo atroz, en el que se persigue la clarividencia.  A finales del siglo XIX, el mundo terrenal y el espiritual  han dejado de ser “dimensiones  aisladas y cada vez resulta más obvio que la una y la otra pueden interactuar. Algunos humanos no solo lograron traspasar la frontera, sino que adquirieron el don de manipular las particularidades del Éter, la esencia del mundo de los espíritus, haciendo uso de esas capacidades de muy distintas formas. Las autoridades consideran a los clarividentes como peligrosos terroristas y delincuentes, por lo que  la clarividencia está perseguida y los que la practican, son asesinados o encerrados en campos de internamiento, apartados de la sociedad. Los que continúan libres, viven al margen del sistema, ocultando su don y trabajando y relacionándose con el mundo del hampa. El Sindicato reúne a los  clarividentes, viviendo al margen de ley y en la más completa clandestinidad..

Nuestra protagonista, una muchacha  llamada Paige Mahone, tiene una doble vida. Por un lado y para disimular, trabaja como camarera en un bar de oxígeno. Pero en realidad forma parte del Sindicato de Los Siete Sellos, el único lugar del mundo donde puede usar sus habilidades libremente y vivir siendo ella misma, bajo el amparo de su líder Jaxon Hall. Un grupo subversivo, que ha sido el primero en catalogar al detalle todas la formas de clarividencia, sus distintos poderes  y  habilidades.  A primera vista, uno puede pensar que estamos ante  la versión “mágica” de los X Men y la Academia del Profesor Xavier, pero nada más lejos de la realidad. Pronto descubriremos que Paige es una clarividente muy especial, una onirámbula, dotada de un poder  muy poco común. Es por eso que no nos resulta extraño comprobar que van tras ella y al final, cae inevitablemente en manos de las autoridades y llevada a un campo de internamiento, donde  descubrirá por primera vez a los Refaítas, unas criaturas que no pertenecen a nuestro mundo,  y el secreto que se esconde a la opinión pública.

Hasta aquí la cosa pinta muy bien, como podéis comprobar. Un argumento cuanto menos original en su planteamiento y he de decir que la forma en que la autora define y clasifica las distintas disciplinas  clarividentes y en como plantea ese futuro alternativo, me ha parecido brillante. Una tarea titánica en la que Shannon ha construido al milímetro los cimientos de un universo  muy logrado y  cuidando de todos los detalles. Escalafones, rangos,  artes clarividentes… Una compleja gama de personajes y roles que no pasa desapercibida,  que enriquece y da credibilidad a la obra y al mundo que ha imaginado. La cuestión es que esto es solo el inicio y si tenemos en cuenta que La Era de Huesos es la primera parte de una saga de siete libros, y que si bien es lógico que se nos dé  la información que necesitamos para ponernos en situación, también lo es el hecho de que en un primer momento, puede apabullar al lector, quien tarda un poco en sentirse cómodo con tanto nombre raro y tantos tipos de magia… Quizás hubiera resultado más sencillo para ambos, autora y servidor, el haber dado esas explicaciones de una forma más relajada, dejando parte de ella para los futuros volúmenes y centrándose en esta ocasión en los puntos necesarios e imprescindibles  que nos atañen  en este primer libro.  No me malinterpretéis: En cuanto te metes en materia,  los nombres, los distintos tipos de clarividencia y demás van dejando poso y uno se hace con ellos, pero no puedo evitar pensar que esa clasificación que aparece en un cuadrante explicativo al inicio del libro, es la piedra roseta sobre la cual la autora ha escrito su historia, un tanto encajonada y  delimitada, en lugar de ser producto de la propia historia y surgir de forma fluida.

 En referencia a la cantidad de clases, nombres y términos, debo hacer un inciso para hablar del laborioso y estupendo trabajo de traducción de Gemma Rovira, que sin duda se ha enfrentado a un gran reto para mantener la frescura, las connotaciones y la intencionalidad originales, que podían haberse perdido por el camino.

 La Era de Huesos  tiene todos los elementos necesarios para convertirse, como ya lo ha hecho, en un best –seller. Bien escrito, ritmo ágil y fluido, engancha y logra cautivar al lector, pese a las reticencias iniciales.  Es un buen tocho que pasa de las quinientas páginas, pero en ningún momento se hace pesado y uno avanza sin darse cuenta. Varias sub-tramas y personajes secundarios que enriquecen y ayudan a desarrollar la trama principal. Personajes bien construidos, con claroscuros y cuyas motivaciones les hacen ganar fuerza a medida que avanza la lectura. Un escenario planteando minuciosamente. Son muchos los puntos a favor de la obra.

En el lado negativo, hay que mencionar un par de cosas. Por un lado, el personaje principal. Estamos ante la figura del Elegido. No suele molestarme ese cliché, pero si hay algo que odio, es cuando este no termina de aceptar su condición. Duda, se lamenta, se queja, vuelve a dudar, se niega a aceptarlo, se siente confuso, sigue dudando.  La historia, toda la historia, gira alrededor de ella. Depende de ella. Y no está a la altura de las circunstancias. En ocasiones, los secundarios vienen en auxilio de protagonistas así, pero este no es el caso. Aunque hay varios que como digo valen la pena y están muy bien construidos, no participan en esa labor, la de cimentar la figura del héroe. Paige se hace la dura, pero es por simple cabezonería y sus decisiones o mejor dicho, sus indecisiones, la llevan siempre a ceder, a equivocarse, a dejarse llevar por lo que viene. Mantiene el tipo y aguanta las hostias que le den, pero es que no las evita, ni las esquiva. Se queda sentada, esperando la siguiente y eso me pone de los nervios.

Luego está lo del inevitable tema amoroso, que “¡Oh, sorpresa!”, se ve venir desde que aparece el individuo en cuestión. Es tan previsible, que uno  piensa que es solo un engaño por parte de la autora, que nos sorprenderá en cualquier momento y no caerá en el tópico, que es una treta, que después de un trabajo tan concienzudo en la construcción de ese mundo que ha creado, no es posible que caiga en el mismo error. Y no. No hay engaño. Es tal que así, cayendo de nuevo en lo típico, lo de siempre, lo acostumbrado…. El tropezar ahí, en ese aspecto de la novela  es, a mi entender,  un error garrafal. Todo lo conseguido anteriormente, tanto por la historia, el escenario, el argumento y los personajes, el alejarse de lo habitual y abrir nuevos horizontes, el desmarcarse del resto  de novelas similares, queda eclipsado, ensombrecido por este detalle, que aunque pueda parecer tonto, desmerece y mucho el resto del conjunto. La china en el zapato, por muy nuevo y chulo que sea.

LEDH2Bloomsbury, la editorial que descubrió al mundo ese hito que es la saga de Harry Potter, ha comprado. Shannon  está en el candelero y yo no sé si es la nueva Rowling, pero tengo claro que esta muchachita de poco más de veinte años va a dar mucho de qué hablar. Pese a los errores mencionados, la novela marca una diferencia bastante evidente respecto a otras sagas y la calidad de la autora es incuestionable. Si en adelante es capaz de dejar atrás  esos errores mencionados, ya manidos, y logra mantenerse fiel a lo que promete, le auguro muy buenas expectativas. De  momento, en Octubre nos llega la segunda parte de esta saga. Veremos que tal sigue y si se cumplen las ilusiones que me he hecho con ella…

 

La Era de Huesos

Samantha Shannon

Editorial: Fantascy

ISBN: 978-84-15831-30-3

Páginas: 528 pág.

PVP: 16,90€

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: