Nacido de Hombre y Mujer, y otros relatos espeluznantes, de Richard Matheson

Buenos días, mis queridos Lectores Ausentes.

mat2Hoy venimos con una obra muy especial. Una recopilación de relatos del que ha sido, sin lugar a dudas, uno de los autores más influyentes dentro del género fantástico: Richard Matheson.

Nacido de Hombre y Mujer  y otros relatos espeluznantes es una antología que reúne  más de cuarenta relatos del maestro, escritos en su mayoría en  la primera mitad de los años cincuenta,   y que reflejan en buen grado los miedos, obsesiones y manías  no solo del propio autor, sino de en definitiva, de toda una sociedad. Pese a que en algunos casos, la percepción de los mismos puede parecernos un tanto desfasada con los tiempos actuales, he de decir que en el fondo, esos miedos, esas inquietudes, no han variado demasiado. Quizás en la forma, pero no en el fondo.  Es necesario entender además, que como el propio Matheson indica,  las historias que nos legó en aquella época (y me atrevería a decir que es una  constante en su prolífica carrera), son fruto de sus propias obsesiones, de su propia paranoia personal, la mejor fuente de inspiración de una mente inquieta como la suya. Expulsar sus temores, dar forma a aquello que no deja de dar vueltas en su cabeza de manera insistente. Esa sensación de un temor absurdo, pero implacable, que le hacía ver el mundo como una amenaza con mil rostros. La sombra de la sospecha, por disparatada que pudiera parecer, adquiría consistencia en forma de historias que no dejan de ser una proyección de su propia visión del mundo que le rodeaba y de aquello, a veces tan terrible, que existía tras él.

El miedo a la pérdida (del ser amado, de la familia, de olvidar quienes somos y nuestra propia identidad), a la posibilidad de que no estemos solos en el universo ( alienígenas , colonización de otros planetas, invasiones), a los avances tecnológicos (maquinas  que  ocupan nuestro sitio, que se rebelan y demuestran ser incluso superiores a nosotros hasta en los aspectos más “humanos”, que nos relevan en nuestro lugar en el mundo) y a la propia autodestrucción y lo que supuso ingresar en la Era Atómica (fin del mundo, pre apocalipsis), son solo algunas muestras de todo aquello que el autor intenta plasmar en sus escritos. Miedos más que reconocidos y comprensibles, que dieron forma a historias con las que intentaba exorcitarse a sí mismo. A día de hoy, siendo conscientes de lo distinto que es el mundo que imaginó el escritor al que vivimos en la actualidad, puede que cometamos el error de ser un tanto condescendientes y no saber obviar cierta aparente ingenuidad que se respira en su obra. Pero basta una mirada más a fondo para darnos cuenta de que esa ingenuidad no existe, no es tal; y que sus miedos, aquello que los provoca, dejando a un lado el escenario en concreto, siguen siendo tan vigentes como entonces. Poco hemos cambiado y las cosas que nos aterran -las que nos hacen dudar, las que nos hacen dar vueltas en la cama por las noches-, siguen siendo exactamente las mismas. Matheson supo captar a la perfección los elementos que de algún modo, nos inquietan a todos por igual. Él podía ser un paranoico, pero esa paranoia, en mayor o menor medida, sigue siendo compartida por el resto de humanidad.

Con un irresistible sabor pulp, añejo y de calidad, los relatos  tocan todos los palos del fantástico. Desde la ciencia ficción pura y dura, al terror más complejo, el contrapunto entre su paranoia con la normalidad del exterior es uno de los puntos más interesantes de su obra.  El escribir sobre lo que conocía, partiendo de un escenario realista -la cercanía, lo cotidiano y reconocible-, hace que el lector se sienta más implicado. Ese “algo” que irrumpe la monotonía del día a día y pone tu vida patas arriba, trastocando tu existencia, es un enfoque que aterra. La posibilidad de que lo normal, lo aburrido, se vuelva loco por cuestiones que no entendemos y que aparentemente carecen de lógica, por absurdas e imposibles; o que simplemente escapan a nuestro control, son las herramientas con la que Matheson logra cautivar al lector.

Tras un prólogo muy interesante del propio Matheson y otro de Luis Pestarini , nos encontramos en que como el propio autor indica, todas esas locuras, esos horrores, esas situaciones que nos muestra, no son más que un eco vivo y palpitante de sus propios miedos y en realidad, de los de toda una sociedad. Un reflejo de la situación del país, que veía con una mezcla de escepticismo  e ilusión un cambio de paradigma en los avances tecnológicos, las promesas que ofrecía la incipiente revolución tecnológica, recuperándose todavía de los últimos coletazos de la post guerra. Todo ese miedo, esa incertidumbre y esa esperanza son tomados como excusa, como motivo, para alimentar esa paranoia interior del autor, quien la regurgita de su mente mediante unas historias que vistas de ese modo, cobran todavía mayor sentido. Pese a su aparente simpleza -dicho esto como una forma de hablar y que no cuestiona en absoluto  la calidad de las mismas-, uno puede leer entre líneas y apreciar  con mayor intensidad todo el horror y lo inquietante que Matheson quiso plasmar.

Resulta una verdadera delicia el encontrase con los comentarios del propio autor al terminar cada relato. Con unas pocas líneas, nos pone en situación para contarnos cómo surgió el relato, analiza los motivos que le empujaron a escribirlo, que fue lo que le inspiro y donde fue publicado, así como su propia opinión sobre el texto. Tanto si aparecieron en diversas revistas, como en recopilatorios o ya más adelante, terminaron siendo adaptados para la televisión o a la gran pantalla (no olvidemos que Matheson fue guionista de esa maravillosa serie que fue La Dimensión Desconocida), el autor nos pone en antecedentes y nos da sus impresiones al respecto, aunque sea de manera escueta.

Como es lógico, entre los relatos el lector va a encontrar de todo un poco, tanto en estilo, argumentos y puntos de vista, como en calidad. Desde lo más serio a lo más humorístico, desde el terror puro hasta la ciencia ficción y sobretodo, con el tema pre-apocalíptico (la amenaza nuclear está latente en todo momento y es algo que lo que incide en varis de las historias). Los alienígenas y su particular forma de tratar el tema son también algo a destacar, con una visión que nos hace ver la cuestión desde un punto de vista muy humano, proyectando en esos relatos en concreto, aunque sea de forma más o menos evidente,  las eternas preguntas de quienes somos, de dónde venimos y a donde vamos, a veces desde un punto de vista más serio y en otras, rozando casi la comedia. Variedad de historias y variedad de estilos, en los que Matheson no se encasilla y se permite el experimentar con diversos enfoques, voces narrativas, registros y concepciones.

mat1En definitiva, una obra más que recomendable y que ningún aficionado al género puede perderse. Las raíces del fantástico siguen manteniéndose fuertes, arraigadas y extendiéndose con fuerza. Sin autores como el maestro, sin su imaginación y su saber hacer, la ciencia ficción y el terror no serían lo que son. Altamente disfrutables y entretenidas, suponen un verdadero placer para el lector.

Tan solo queda esperar al segundo y último volumen de recopilatorio, que saldrá bajo el nombre de Pesadilla a Veinte Mil Pies y  Otros Relatos Espeluznantes y que completará a este tomo con las historias cortas del autor publicadas hasta 1970. Obviando el pequeño fallo de impresión por el que una de las hojas del relato “Casa de locos” (tengo entendido que la editorial ya ha puesto solución al problema),  el libro es una delicia y hay que aplaudir a Gigamesh su decisión de embarcarse en este proyecto,permitiéndonos de este modo de disfrutar de nuevo con un autor que, sin duda alguna, puede decir orgulloso aquello de “Soy Leyenda”.

 

Nacido de Hombre y Mujer y Otros Relatos Espeluznantes

Richard Matheson

Editorial: Gigamesh

ISBN: 9788416035045

Páginas: 592 pág.

PVP: 28,50€

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s