La Hamburguesa Humana, de Ricard Millás

Buenas tardes. Mis queridos Lectores Ausentes.

HH0Hoy os traigo La Hamburguesa Humana, de Ricard Millás, una obra rompedora, diría que inclasificable, original y honesta consigo misma, repleta de simbolismo, de doble sentido, de depravación y belleza. Compleja y no apta para estómagos sensibles ni mentes cerradas, en  la que el lector sentirá aflorar sus instintos más primitivos, arrullado por una letanía,  cruda  e insistente, que nos recuerda que no somos más que bestias que disimulan su naturaleza bajo un manto de censura autoimpuesta.  Somos depredadores que confinan su apetito bajo unas normas sociales que nos permiten convivir sin hacernos pedazos los unos a los otros, al menos en apariencia. Creamos reglas, normas y leyes para impedirnos a los demás y a nosotros mismos el mostrar al monstruo insaciable que vive dentro de nosotros y que este salga al exterior y se muestre como es en realidad.  Condicionados por una cosa llamada moralidad y principios, conceptos artificiales creados para evitar que esos impulsos primitivos nos dominen. En toda especie animal, la supervivencia de la especie se rige por dos conceptos básicos: La necesidad de alimentarse y  la de reproducirse. En el ser humano, ambos términos, el hambre y el sexo, dejan de ser tal necesidad y se convierten en algo más intenso, alejado de la mera supervivencia: Placer. Eso no sería malo, de no ser por nuestra naturaleza corrupta que lo lleva todo al exceso y que solo se preocupa por satisfacer esa pulsión, aunque la excusa para ello sea el miedo atroz que sentimos ante la llegada del fin.

¿Qué pasaría si  por alguna razón, pudiéramos prescindir de máscaras, si nos viéramos privados de esas medidas de seguridad, de librarnos de cualquier carga ética o moral, y ya no importase que el depredador se mostrase tal y cómo es? ¿Si no hubiese nada que nos condicione y nos obligue a aparentar, permitiendo que esos impulsos que mencionábamos al principio, ese instinto primario, tuviese rienda suelta? Cuando ya no queda nada que perder, salvo la existencia misma, la esencia de lo que somos se niega a rendirse sin más, no en una lucha por sobrevivir, sino por intentar sentir, aunque sea por una última vez, aquello que nos llenaba por dentro de la manera más visceral.  Y para ello, nada más íntimo que la carne, en su sentido literal y figurado.

Bajo esta premisa, Ricard Millás nos propone un enfoque del apocalipsis zombie muy alejado de lo que es habitual. En este recopilatorio de relatos y escritos de diversa índole, con una carga casi poética, el autor nos enfrenta a nosotros mismos y nos muestra tal y como somos, desnudos y sin adornos, hambrientos y lujuriosos, desesperados por sentirnos aún vivos y dejándonos llevar por las más bajas pasiones para ello. Visto con perspectiva, apenas hay diferencia entre los No Muertos y los pocos supervivientes. Ambos se mueven por sus instintos más básicos. Ante el inminente fin del mundo,  libres de esas ataduras y empujados por la desesperanza más absoluta, nos dejaríamos llevar, en un afán agónico de aferrarnos a la vida, aunque irónicamente –y eso es uno de los puntos fuertes-,  acercándonos más y más al borde del precipicio, despojándonos de nuestra propia humanidad. La música, como alegoría de lo que fuimos, de lo que somos y de aquello en que nos convertimos, nos acompaña en esta involución evolutiva y espiritual.

Con un estilo peculiar, captando la belleza que nos pasa inadvertida entre despojos y fluidos, la poesía se encuentra viva incluso en el interior de la carne profanada.  Ricard nos golpea con una visión inaudita  de una parte de nosotros mismos que nunca aceptaríamos reconocer.

hh2Una prosa trabajada, inmensa y en algunos momentos, excesiva. Resulta un tanto chocante tal exquisitez del uso de la palabra para mostrar las aberraciones y la debacle  que  se nos muestra a lo largo de los distintos relatos.  Su forma de narrar es maravillosa, fluida,  pero parece impropia para unos textos como estos. Lo exuberante del lenguaje, -recargado, pero no por ello pedante, sino exigente consigo mismo-, desconcierta al lector que no está acostumbrado ante tal ejercicio de estilo en una obra de estas características. La construcción misma de cada uno de los relatos asemeja en cierta medida la creación de un arquitecto loco que ha calculado hasta el más mínimo detalle de su desquiciada obra, un edificio imposible que escapa a las leyes de la física, pero que ahí está, irguiéndose ante nosotros. Esta es a la vez, su mejor baza y quizás, su peor defecto, ya que no todo el mundo logrará conectar con la historia, perdiéndose en las formas.

Otro punto que puede jugar en contra de la obra, es la similitud entre algunos de los textos que la componen. Mismo escenario, escenas similares, en las que apenas algunos pequeños (pero importantes detalles), varían y le dan una identidad propia. A mi entender, se trata de un recurso literario, como una especie de What if?, en el que se explotan las distintas variables de un mismo tema, de una misma situación, según el enfoque, el estado de ánimo o incluso simplemente las distintas formas de contar la misma historia. Puede resultar un tanto reiterativo si el lector no acepta esa especie de juego y accede a ver la imagen de la jugada desde todas las perspectivas posibles, con los matices correspondientes y que diferencian una de otra.

Crudo, frágil, bello y horrendo. Pura contradicción en sus páginas. Honesto y excesivo a partes iguales, la censura no tiene cabida, aunque el mal gusto tampoco, pese a la inmundicia que lo inunda todo.  Visceral, cruenta, hermosa, violenta, enfermiza, introspectiva y trágica….. Es difícil catalogar una obra como esta, por lo que os recomiendo que la descubráis vosotros mismos y saquéis vuestras propias conclusiones.

No sé si os gustará o no, pero os puedo asegurar que no os dejará indiferentes.

 

La Hamburguesa Humana

Ricard Millás

Editorial: Sven Jorgensen

ISBN: 978-84-942188-0-4

Páginas: 270 pág.

PVP: 15€ (eBook: 3€)

http://www.svenbooks.com/producto/la-hamburguesa-humana-ricard-millas/

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s