Primer Libro de Lankhmar: Fafhrd y el Ratonero Gris, de Fritz Leiber

Buenas noches, mi queridos Lectores Ausentes.

pldlfyrgHoy venimos con una cosita muy, muy jugosa. Nada más y nada menos que El Primer Libro de Lankhmar: Fafhrd y el Ratonero Gris, de Fritz Leiber , una obra que reúne en su interior las bases y pilares fundamentales de lo que hoy entendemos como fantasía heroica y en especial, de  su vertiente más clásica y que me gusta clasificar como pura “Espada y brujería”.  Gigamesh se anota un tanto con su decisión de publicar este libro y es que recuperar las aventuras de Fafhrd y el Ratonero Gris -dos personajes  arquetípicos y que se han convertido en referentes dentro  del género, hasta el punto de que resulta difícil concebir el mismo sin asumir de manera inherente a ambos personajes, convertidos en verdaderos prototipos  de la mayoría de héroes que vendrían después-, es a mi entender, digno de alabanza y todo un acierto. Ese sabor añejo, esa dosis calculada de aventura en estado puro, acción a raudales, comedia y terror, nos llevan a añorar tiempos en los que las historias no necesitaban de  páginas y páginas de relleno, de docenas de personajes y complicados entresijos para enamorarnos y hacernos soñar.

Las historias que se incluyen en esta edición del Primer libro de Lanhkmar son Espadas y nigromantes (1.Un proemio, 2.Las Mujeres de la Nieve, 3.El cáliz impío, 4. Aciago encuentro en Lankhmar), Espadas contra la muerte (1.La Maldición circular, 2. Las joyas del bosque, 3. La casa de los Ladrones, 4. La orilla sombría, 5.La Torre de los Aullidos, 6. La Tierra Hundida, 7. Los siete sacerdotes negros, 8.Garras Nocturnas, 9. El precio del sosiego, 10. El Bazar de lo Extraño), Espadas en la niebla (1. La Nube del Odio, 2. Malos tiempos en Lankhmar, 3.Su amante, la Mar, 4. Cuando el Rey del Mar está fuera, 5. El Ramal Errado, 6. El gambito del iniciado, *un relato formado por varias historias) y Espadas contra la magia (1. En la tienda de la Bruja, 2. La dársena de las estrellas, 3. Los dos mejores ladrones de Lankhmar, 4. Los señores de Quarmall)

Desde un enfoque muy distinto, casi me atrevería decir que completamente opuesto a  otras obras y autores como podrían ser el Conan de Howard, Canción de Hielo y Fuego de mí idolatrado  Martin o incluso la Tierra Media de Tolkien, el estilo de  Fritz Leiber  apuesta por alejarse de personajes demasiado torturados y sombríos, de la crudeza implacable y descarnada, de la introspección exacerbada y el fatalismo, de tramas enrevesadas y complejas, cargadas de conspiraciones, excesivas intrigas e innecesarias complicaciones, para dejar paso a un estilo más cercano al pulp, en lo que prevalece es la aventura como tal y en la que los personajes, si bien es cierto que con un pasado trágico y no carente de importancia a la hora de definir su carácter, se muestran mucho más coloridos de lo que es habitual en este tipo de obras.

Entrañables canallas, picaros sin remedio, el humor y la ironía más deliciosa tiene cabida en cada una de sus aventuras.  Personajes desenfadados y que provocarán más de una sonrisa en su manera de pensar y proceder. No solo eso, sino que el tono general de sus aventuras, siempre suele tener un brillo especial, vivo, alejado de la oscuridad y la desesperanza. Eso no es óbice para que encontremos en ellas algunos momentos en los que el drama tenga su razón de ser y desvele su parte más humana. Y también el terror tiene cabida, en forma de criaturas maléficas, encantamientos, maldiciones, brujos y toda esa ralea de seres perniciosos que se tercien. Toda clase de enemigos, sean terrenales o no, les llevarán a vérselas de todos los colores para lograr sus propósitos, aunque una vez conseguidos, se vean siempre obligados a volver al camino, en pos de un nuevo objetivo.  De algún modo, no dejan de ser dos perdedores, dos individuos que viven a salto de mata, sin otro descanso que no sea más que un alto en el camino y nunca logren asentarse en ningún lugar, salvo volver una y otra vez a Lankhmar, esa ciudad que les dió y se lo quitó todo. Aventureros, buscavidas, piratas, ladrones y cazatesoros…Su vida no resulta sencilla y es que su propio carácter y temperamento les llevará a meterse en problemas de forma continua. No conocen otra forma de vida y de algún modo, es todo lo que ansían.

“En Fafhrd y el Ratonero Gris, Leiber abandona el modelo descarnado establecido con el Conan de Howard y lo conduce al terreno de la picaresca, elevando el género a cotas de ironía que no han sido igualadas desde entonces. Adaptado a juegos de rol y tablero por TSR y al cómic por el historietista Howard Chaykin y el ilustrador Mike Mignola, es sin duda, uno de los ciclos más influyentes e indispensables que ha dado la fantasía moderna sirviendo de inspiración a escritores de la talla de Michael Moorcock, Terry Pratchet o Roy Thomas.

El Primer libro de Lankhmar narra las aventuras de Fafhrd, un corpulento bárbaro norteño, y el habilidoso Ratonero Gris, que forjarán su amistad en las tabernas de la decadente y seductora Lanhkmar y emprenderán la búsqueda de nuevos horizontes en peripecias sin cuento durante las que se toparán con los adversarios más temibles, las muchachas más deliciosas y los hechiceros más diabólicos, así como con bestias sobrenaturales y auténticos demonios. Juntos recorrerán las tierras maravillosas de Nehwon y cometerán mil fechorías a ambos lados de los muros de Lankhmar, pero nunca, nunca, nunca trabajarán como mercenarios…”

Fritz LeiberComo digo, una obra que supone todo un referente y que resulta un verdadero placer para el lector. Recuperarla me parece toda una declaración de intenciones y un gesto de amor por el género. Resulta imposible comprender y entender el fantástico sin haber revisado estos clásicos, que son, en definitiva, aquellos que lo han convertido en lo que es. Reencontrarse  con algo tan genuino, tan puro y limpio, tan libre de prejuicios, nos devuelve a nuestros años mozos, en los que las historias eran eso, historias, dignas de ser contadas y sin más ambición que entretener, algo mucho más difícil, valioso y meritorio de lo que pueda parecer.

Una excelente traducción de Jesús Gómez, quien ha realizado el trabajo desde cero, sin basarse en la edición publicada anteriormente por MR  y una maravillosa portada de Enrique Corominas, que según he oído, formará un todo al juntarla con la del segundo volumen, aún sin fecha de publicación, y que homenajea al gran Mignola,  basándose en su visión de los personajes para la versión del cómic.

Resumiendo, una obra no solo muy recomendable, si no que resulta imprescindible en nuestra biblioteca. Una lectura muy, muy entretenida, divertida y que recupera la esencia del género, volviendo a sus raíces, rescatando esta pequeña gran joya y devolviendo al autor al lugar de honor que se merece.

 

El Primer Libro de Lankhmar: Fafhrd y el Ratonero Gris

Fritz Leiber

Editorial: Gigamesh

ISBN: 9788416035014

Páginas: 704 pág.

PVP: 30€

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s