La Quinta Ola, de Rick Yancey

Buenas tardes, queridos Lectores Ausentes.

Hoy venimos con una novela que me ha dado más de un dolor de cabeza a la hora de reseñarla. ¿El motivo? Soy presa de grandes contradicciones respecto a mi opinión sobre ella.

kmyfEstoy hablando de La Quinta Ola, de Rick Yancey, una historia ambientada en  un escenario apocalíptico en la que hemos sufrido una invasión alienígena dividida en distintas fases, cada cual más dura y efectiva en su afán por exterminarnos. La premisa no podía ser más atrayente y lo cierto es que en lo que concierne a ella, me ha encantado la forma en la que el autor ha imaginado como sería esa invasión.  Nada de ataques directos y tiroteos  en plan “V” o “Sky Falls”. Los invasores utilizarán su tecnología para barrernos del planeta, sin apenas mancharse las manos, al menos al principio. Ya habrá tiempo de hacerlo cuando apenas queden focos de resistencia, si es que a esos pocos supervivientes, esos pobres desharrapados que vagan ocultándose y evitando cualquier contacto, pueden ser llamados así.

Los primeros capítulos del libro, así como las partes que nos hablan de Campo Asilo, son una verdadera delicia, una maravilla cargada de intenciones que apuesta por no cortarse en absoluto y mostrarnos el horror, la desesperación y la impotencia que sufren los pocos que han sobrevivido, a través del punto de vista de nuestra protagonista, Cassie.  Con innegables reminiscencias a La Carretera,  de Cormac McCarthy , siempre desde el enfoque y a través de los ojos de una simple adolescente, sorprende la carga implícita en esas escenas, la debacle emocional que sufre el personaje, su miedo, sus dudas, su incapacidad para decidirse . La eterna duda de porque seguir adelante cuando todo parece perdido y si no sería más senillo abandonarse y morir.  Como digo, un inicio excelente que de verdad me ha entusiasmado. Lo mismo ocurre con la parte que concierne a Ben, otro de los protagonistas, del que hablaré más adelante.

Lamentablemente,  en cuanto se resuelve esa situación planteada en la escena inicial, la novela toma un giro inesperado y lo cierto es que no ha sido muy de mi gusto, quizás porque no me lo esperaba para nada. Pasamos de una distopía alienígena bien tramada y desarrollada, a una vuelta de tuerca más de títulos como The Host o Los Juegos del Hambre, lo que significa, a la fuerza, la aparición de un triángulo amoroso adolescente que no sabes a cuento de que viene, y a desperdiciar toda esa energía inicial en pos de una trama tan manida e insulsa como suele ser habitual.

Y es una pena, porque insisto en que el tema de la invasión y las penurias que sufren los supervivientes, son canela en rama. Es más: La Quinta ola, la última fase de la invasión, lo que terminará el trabajo de los alienígenas a la hora de erradicarnos del planeta, es realmente brillante y la forma en que la ejecutan  nos recuerda a grandes títulos del género fantástico, bien ideados y terriblemente efectivos.  No comulgo con la decisión del autor de dejar una historia que podía dar tanto de si y decantarse por llegar a un target de público tan delimitado y concreto. Entiendo la jugada de lograr un éxito seguro, como así ha sido, pero desperdiciar un argumento tan sólido y tan bien hilado para convertirlo en un simple romance juvenil, donde se le da más importancia a los abdominales del muchachito guapo y viril que a todo lo que ha ocurrido, me parece tan absurdo y ridículo que es que no hay por donde cogerlo.

La novela venderá millones de ejemplares. Ya se han comprado los derechos para llevarla a la gran pantalla y de verdad que me parece genial. Pero me duele ver como lo que podía ser una muy buena historia se convierta en una novela romántica para jovencitas. Y  más, tras ese arranque tan espectacular.

Como digo, hay varios factores que me han sorprendido muy gratamente. Resulta imposible no encontrar las referencias a auténticos clásicos del género ((La Carretera, El Juego de Ender, Body Snatchers) , cosa que dice mucho del potencial inherente en la obra. El campo de refugiados, convertido en centro de entrenamiento, me ha puesto la piel de gallina. El convertir a los niños en auténticas máquinas de matar, bajo unas condiciones que ríase usted de La Chaqueta Metálica, me ha parecido brutal. Y más cuando se descubre la sorpresa que oculta el refugio y cuál es su verdadera función. La parte que nos narra la historia de Benjamin, al igual que en el caso de Cassie, es no solo intensa y cruda, sino que  llega a adentrarse en aspectos mucho más trascendentales como la deshumanización del individuo como única forma de sobrevivir,  lo que supone un enfrentamiento completo con  la más evidente de las cualidades humanas, que es la necesidad de socializar, de apegarse a los que son como él. El ser humano es un animal gregario por naturaleza. Luchar contra ese instinto es deshacernos del que quizás sea nuestro rasgo más identificativo. Esa lucha interna, ese conflicto, se ve  llevado al extremo en el momento en que se descubre aquello que oculta el Campo Asilo.

Como podéis comprobar, sigo nadando entre dos aguas y es que me resulta muy difícil encontrar el equilibrio a la hora de decantarme por un veredicto. Tantas cosas buenas y tan bien hechas, quedan eclipsadas en cuanto aparece en escena esa trama vacía, tópica e intrascendente en la que la joven y atractiva muchacha  ve su corazón dividido entre los dos chavalotes de viriles abdominales, que compiten por su amor por ella…. Ejem….

4923283Si Yancey no hubiera  decidido incluir el puñetero lio de faldas y enfocar su obra hacia un público femenino y adolescente, ese mismo que suspira por ese bastardo de Edward “Gusiluz” Cullen, estaríamos hablando de una de las mejores novelas de invasiones alienígenas que he leído últimamente.  En cambio, el resultado final es algo tan extraño, tan confuso, que cuesta clasificarlo. Para un público más avezado y al que le guste la buena ciencia ficción y las distopías, le sobrará, y mucho, el romance. Para los que lo importante es justamente esa relación a tres bandas,  la parte apocalíptica les dará lo mismo y no apreciarán la enorme calidad que destila.  En definitiva, que ni yo mismo puedo afirmar con rotundidad si me ha gustado o no.

En vista de mi fracaso a la hora de decantarme por un veredicto claro, lo mejor será que la leáis y seáis vosotros mismos quienes saquéis vuestras propias conclusiones. En cualquier caso, tanto si pertenecéis a uno u  otro bando, encontraréis elementos que os convencerán, aunque haya cosas que os harán fruncir el ceño.

 

La quinta ola

Rick Yancey

Editorial: RBA

ISBN: 9788427204225

Páginas: 528 pág.

PVP: 18.00 €

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s