El Arte Sombrío, de Juan de Dios Garduño

En Maringouín nunca sucede nada. O casi nunca…

Odette, un huracán de categoría 4, está a punto de cruzar el estado Luisiana y devastar la imperturbable monotonía del pueblo. Pero antes de que esto suceda, los secretos más inhóspitos de sus habitantes saldrán a la luz. Un cuerpo sin vida en las profundidades del pantano Atchafalaya, el asesinato de una vieja alemana con siniestras vinculaciones nazis y la irrupción de un peculiar agente del FBI que busca a un asesino en serie conocido como el Comercial… pondrán la vida de todos los vecinos de Maringouin patas arriba.

Buenas noches, queridos Lectores Ausentes.

easjg1Hoy os traigo una novela a la que por varias razones, le tengo un especial cariño. El título no es otro que  El Arte Sombrío, de Juan de Dios Garduño. Hace algo más de un año, tuve el inmenso placer de ser uno de los lectores beta de la novela y ya entonces tuve muy claro que no tardaríamos mucho en verla publicada, ya que la historia que nos presentaba su autor, unido al modo en que lo hacía, la convertían en una lectura tan inquietante como entretenida.

Se entiende entonces que el verla inaugurar la colección Stoker, el nuevo sello de Dolmen dedicado a la literatura de terror, fuese para mi motivo de alegría. Más aun teniendo en cuenta que el bueno de Juande tuvo un detalle entrañable con un servidor, que por obvio, voy a omitir aquí y que todos los que hayáis leído la novela habréis constatado.

El arte sombrío” es una novela que se sale bastante de la línea habitual a la que Juande nos tiene acostumbrados. Si bien es  algo usual que el autor nos presente obras en las que destaca la mezcla de distintos géneros, en los que siempre encontramos la presencia de ese elemento sobrenatural marca de la casa, resulta curioso el que en esta ocasión y a diferencia de sus anteriores trabajos, nos encontremos ante una historia coral, donde conoceremos a varios personajes distintos, todos bien construidos y con un  peso específico y relevante dentro de la trama. Cada uno de ellos con su propia historia, formarán parte del entramado general, como distintas piezas de un puzle que poco a poco irá tomando forma.

La novela, a pesar de marcar un recorrido claro, tiene una segunda lectura. Me parece obligatorio el hacer referencia a la singularidad del título y la implicación que tiene este con la historia. Tras su lectura, uno entiende que ese arte sombrío no es solo condición del asesino, sino que de un modo u otro, sea como metáfora o aludiendo directamente a ello, incluye a todos y cada uno de los personajes que pueblan la novela. Todos, en una forma u otra, se han convertido maestros en su propio arte: El engaño. Maestros en ocultar la verdad, en mantener las apariencias, en guardar los secretos bajo llave. Secretos que cuando salen a la luz, nos demuestran que todos escondemos algo y que si se busca con suficiente ahínco, nadie se libra de tener un cadáver en el armario. Sus flaquezas, sus debilidades, aquello que guardan con tanto recelo,  saldrá finalmente a la luz y será entonces cuando nos demos cuenta de que nadie escapa a esa condición.

Como buena mezcla de thriller psicológico, novela negra y terror clásico, El Arte Sombrío se sustenta de distintas fuentes para lograr funcionar.  Desde la acertada ubicación, en ese pueblo llamado Maringouín, que resulta ser un escenario idóneo para desarrollar la historia debido a esa atmósfera de  decadencia, abandono y superstición que ofrece la población sureña, en la que aún hay reminiscencias a las antiguas tradiciones cajún y se respira ese aire criollo tan típico y tradicional, esa mezcla imposible  fruto de la colonización. Un lugar en el que el mundo moderno y las antiguas creencias todavía van de la mano.

Sera allí, en ese enclave tan especial, donde tendrá lugar esta extraña investigación. La aparición de un cadáver en los pantanales cercanos será solo el inicio de una serie de acontecimientos que desembocaran en una auténtica locura. La enigmática muerte  de una anciana y su mucama, de  lo más cruel y sanguinario que jamás hayan visto en Maringouín con anterioridad, junto a  la llegada de dos forasteros tan extravagantes como inesperados, será  el detonante. A tan solo unas horas para que el pueblo sea azotado por un huracán, el agente del FBI más peculiar que hayamos visto nunca deberá colaborar con las fuerzas del orden de la localidad para intentar dar caza a un asesino en serie conocido como El Comercial, que según todos los indicios, está actuando en la zona.

easjg2Garduño utiliza una prosa viva, ágil y en ocasiones, un tanto vulgar. Busca con ello que no solo nos veamos atrapados por la narración, sino que sintamos en persona esa sensación que comentaba antes. Cierta sordidez implícita, cierta decadencia, no tanto en referencia al pueblo, sino a las propias personas que lo habitan.  La doble moral, la hipocresía, las mentiras… Es como una costra, una capa de engrudo que  como roña, todos y cada uno de ellos lleva encima, sin excepción.

Lo único negativo de la novela, y es solo una apreciación personal, es el que se desaproveche a alguno de los personajes, que podía haber dado aún mucho más de sí. Y en cambio, en algún momento, se les da protagonismo a otros que apenas aportan gran cosa y cuya presencia es puramente testimonial.  Como digo, se trata de algo muy puntual y en cierto modo, hasta comprensible, ya que son tantos los actores en esta obra, tantas las historias personales, que resulta inevitable que no todos reciban el mismo tratamiento.

Por lo demás, solo puedo decir que a día de hoy, en mi opinión, es la obra más ambiciosa que ha escrito Juande. La más elaborada hasta la fecha. El juego de identidades, la facilidad con la que nos podemos imaginar a los personajes, la variedad de gentes, manías, motivaciones, personalidades y secretos que vamos a ir descubriendo página a página, son muestra de ello.

Cabe destacar también la portada, de Daniel Expósito, quien día a día está demostrando que el que en este momento sea uno de los ilustradores más reconocidos  y solicitados por autores y editoriales no es por casualidad.

 

El arte sombrío

Juan de Dios Garduño

Editorial: Dolmen

Colección: Stoker

ISBN: 9788415296997

Páginas: 256 pág.

PVP: 17,95€

 

.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: