1936Z La guerra civil zombi, de Javier Cosnava

Javier Cosnava es un tipo con talento y las ideas muy claras, que en poco tiempo se ha ganado su sitio dentro del mundillo literario, como pudimos comprobar en la entrevista que le hicimos hace unos días. En su última obra se unen de la mano sus dos pasiones: La Historia y la literatura.

Y es que amigos míos, su libro 1936 Z La guerra civil zombi es mucho más que una novela de terror. Es una crónica dura y sin concesiones de nuestra historia, de un pasado que parece que aún no hemos sabido dejar atrás.

“Corre el año 1936 y se acaba de producir el alzamiento de las tropas africanistas que lidera Francisco Franco. El barón Lacroix, el guardián de los cementerios en el vudú haitiano, lleva treinta y tres años muerto, caminando entre los vivos oculto en el mito del Hombre del Saco, esperando el momento oportuno para actuar. Ha orquestado un plan maquiavélico en el que cada uno de los acontecimientos de la guerra irá encajando a la perfección en un puzle de muerte donde los zombis, hombres-esclavos cuya alma les ha sido arrebatada, serán solo la punta de lanza de sus retorcidos propósitos.

 1936Z, apoyándose en un ritmo preciso y una acción trepidante, da un vuelco a la perspectiva desde la que habitualmente miramos este episodio de la historia de España. De un modo coral, nos plantea una metáfora sobre la deshumanización de los protagonistas de la guerra, convirtiendo a los asesinos de todo signo en muertos vivientes. La narración pone el foco sobre personajes tan importantes como Franco, Pilar Primo de Rivera, La Pasionaria o Durruti, deteniéndose incluso en la relación siempre difícil entre España y Cataluña.

 Retomando la esencia del mito del zombi haitiano, 1936Z es una novela de horror, de acción y de misterio que no dejará indiferente a nadie…, ¡a menos que ya esté muerto!”

 Los zombis, el vudú, son solo la herramienta, el elemento fantástico que el autor utiliza de un modo exquisito para contarnos lo que quiere. La guerra civil española, el escenario elegido para que nos enfrentemos a una realidad que nos negamos a comprender: Los fanatismos, sean políticos, religiosos, nacionalistas o de cualquier otro tipo, son  la mayor evidencia de lo sencillo que resulta convertirnos en zombis, en una horda de descerebrados cegados por nuestra propia estupidez, incapaces de siquiera imaginar hasta donde puede llevarnos nuestra falta de mesura.

Nuestro lado más oscuro, nuestros miedos, nuestra ignorancia, nuestra facilidad para odiar todo aquello que nos resulta extraño o distinto a nosotros, nuestra incapacidad de perdonar o de ponernos en la piel del otro, son las debilidades que  nos convierten en candidatos perfectos para transformarnos en simples marionetas sin alma en manos de ególatras y salva-patrias, de iluminados y charlatanes, de mentirosos y manipuladores  que solo ansían el poder y que nos ven como simples peones a los que mover a su antojo en una u otra dirección, según sus propios intereses. Necesitamos de muy poco para dejarnos llevar como una turba enajenada capaz de las peores atrocidades.  Ni el Barón Lacroix ni el Barón Samedi necesitan de su magia vudú para transformarnos en bestias irracionales y violentas. Bastaría que nos hablen de manera convincente de aquello que nos asusta, aquello que no entendemos, que nos lo presenten como una amenaza que hay que eliminar de raíz  y con un pequeño empujoncito, enseñaríamos los dientes deseando acabar con ella, sin detenernos a pensar en si es real ni en  las consecuencias de nuestros actos…

Cosnava nos hace reflexionar al respecto, utilizando para ello el mito del zombi haitiano, en una suerte de metáfora trágica en la que por desgracia, la realidad supera con creces la ficción.

Sus personajes, cuidados hasta el más mínimo detalle y su prosa, detallista, colorida e impecable, demuestran que la buena literatura va más allá de géneros y etiquetas. El mito del zombi haitiano, una documentación exhaustiva sobre el conflicto fratricida y su talento como escritor, son las herramientas de las que se sirve Cosnava para presentarnos un reflejo de nosotros mismos y de nuestra obcecación, quedando patente que seguimos igual de ciegos y locos, aunque creamos lo contrario.

Con un estilo cuidado y elegante, en algunos momentos incluso poético, la novela se aleja mucho de lo que estamos acostumbrados a leer dentro del género Z. Volvemos a los orígenes de la criatura, a su más pura esencia. Hay acción, por supuesto, pero el enfoque es muy distinto. Disfrutar de su lectura requiere de nuestra complicidad, de estar dispuestos a entender, a reconocernos en lo que leemos, a dejar a un lado el simple entretenimiento y a ver más allá de las vísceras y la sangre. No es un survival horror al uso, sino una crónica de nuestra historia y una crítica a nuestra sociedad, que por desgracia, guarda tantos paralelismos con lo ocurrido hace 70 años, que parece que nada haya cambiado.

En ocasiones puede hacerse algo densa, recreándose en exceso en las divagaciones de los personajes o en la descripción de algunas situaciones que se suceden en distintos momentos (el autor no tiene inconveniente en ir atrás o adelante en el tiempo a la hora de relatarnos la historia de algunos personajes, dejando a un lado el orden cronológico en pos de descubrir quiénes son y como han llegado a la actual situación) y la historia puede relantizarse, pero en ningún caso supone algo realmente molesto.  Cosnava se toma su tiempo cuando lo considera necesario y aunque eso hace que la lectura no sea del todo fluida en algunos momentos puntuales, no supone mayor hándicap para disfrutar de la misma. El autor teje con paciencia  y minuciosidad cada una de las tramas de la historia, mientras el lector va uniendo cabos y situando a cada uno de los personajes en el lugar que le corresponde, para llevarnos de manera inexorable a un destino que pese a todo, parece escrito de antemano.

En definitiva, una obra curiosa y desde luego recomendable, que lleva el género zombi a nuevos horizontes y que funciona tanto como historia de terror como para recordarnos que no hace tanto, la muerte y el horror eran reales y deambulaban por nuestras calles, de nuestra propia mano.

 

1936Z La guerra civil zombi

Javier Cosnava

Editorial: Suma de Letras

Páginas: 496 pág.

ISBN: 9788483653623

PVP: 17,50 € (eBook: 4,99€)

 

.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s