Oscuro, de Teo Rodríguez

Buenos días, mis queridos Lectores Ausentes.

Hoy hablaremos de “Oscuro”, de Teo Rodríguez, autor al que hasta la fecha solo conocíamos por sus relatos y trabajos como guionista, y  que con esta primera novela se descubre como un escritor que va a dar mucho de que hablar.

Para empezar, si esta es su primera novela, no quiero pensar como escribirá cuando lleve media docena a sus espaldas. No se si estamos ante un caso de “la suerte del novato” o es que de verdad, Teo tiene un talento innato para el oficio, pero lo que está claro es que nadie diría que Oscuro es obra de un primerizo en esto de contar historias

 

“Dicen las leyendas locales que algo malvado habita en las profundidades del volcán sobre el que se asentó la población de Crystal Hood, algo que lleva siglos dormido y que está a punto de despertar…

Isaiah está preocupado por su hermano Ethan, quien, tras varios años en un estado catatónico debido a un trauma infantil, despierta de repente con una sola frase: «Ya viene». El mismo día, una serie de temblores sísmicos azotan el pueblo y una enorme grieta aparece en una carretera de la zona. Quienes se acercan a ella, tarde o temprano, mueren de forma horrible. Mientras tanto, una voz susurrante y malévola parece haberse adueñado del pueblo y lleva a los habitantes que la oyen a cometer los actos más atroces. Una voz que parece confirmar que hay algo de verdad en las leyendas que hablan de un ente maléfico que aguarda bajo el pueblo…”

 

Las comparativas son odiosas de por sí. Y además, va a parecer un tópico entre los tópicos, así que pido disculpas de antemano. Pero los hechos son los hechos y es algo incuestionable: Oscuro podría venir firmada por el mejor Stephen King y no dudaríamos ni por un segundo de su autoría. Hay tanto del maestro de Maine en la novela, que resulta imposible no caer en las comparaciones.  Todo aquello por lo que los aficionados al género admiramos del tito Stevo, tiene lugar y cabida aquí.

Oscuro cuenta con todos aquellos elementos que uno espera encontrar. Una pequeña población ubicada en un valle entre las montañas y rodeada de densos bosques. Un amplio catálogo de personajes, a simple vista tan normales y cotidianos como cabe esperar, sin mayores pretensiones que dedicarse a sus quehaceres diarios. En apariencia, un lugar tranquilo donde nunca ocurre nada. Pero bajo la superficie, más allá de las apariencias, uno se da cuenta de que todos tenemos un cadáver en el armario. Los secretos no son tales y todo el mundo sabe cosas del resto de sus vecinos, aunque nunca se hable de ello en público.  Cuentas pendientes, traumas infantiles, viejos rencores, deseos insatisfechos… Un caldo de cultivo excelente para que AQUELLO que está por venir arraigue fuerte y se extienda sin que nada pueda detenerlo.

Volvemos de nuevo a ese tema que tanto me fascina y que supone uno de los principales referentes en el género del terror: El oscuro pasajero. Esa parte de nosotros que permanece al acecho, reprimida a duras penas, en lo más recóndito de nuestra alma. Esa parte oscura, negativa, cruel y malvada, que nos afanamos por ocultar, aunque sea de manera inconsciente. Esa faceta perversa que podemos entrever trás la pequeña y difusa línea de cordura que evita que nuestros instintos más primarios, nuestros impulsos más voraces queden libres, sujetos únicamente por nuestro empeño en ser civilizados y encajar en la sociedad.  Ese pequeño cabrón que todos llevamos dentro y que solo espera su momento para salir y liarla parda.

Con un escenario como este y con unas premisas tan prometedoras, Teo logra tejer con habilidad una trama que nos hace removernos en nuestro sillón. Sin necesidad de caer en lo visceral, ni en lo sangriento  (aunque sin obviarlo en absoluto), el autor consigue introducirnos en la locura que se adueña de Crystal Hood. Un mal antiguo, que se alimenta de nuestras propias debilidades, de nuestros miedos, de nuestro yo más perverso e insatisfecho.

Con una carga psicológica y emocional  evidente,  la novela  nos lleva a conocer a unos protagonistas que no solo luchan por su supervivencia contra la amenaza que se cierne sobre ellos. Su verdadera lucha comenzó hace muchos años, cuando eran unos críos. Y aunque no lo sepan, el resultado de esa batalla será decisivo para el devenir de los acontecimientos.

Como ocurría en El Misterio de Salem´s Lot o en La Cúpula, resultan tan importantes y aterradoras las reacciones de los personajes como aquello que acechaba a la hasta entonces, idílica población. Teo se esfuerza en alcanzar ese equilibrio, a mi entender la cuestión más importante de la novela, y lo logra, aunque no sin dificultad. No resulta sencillo el mantener ese punto exacto entre la causa y efecto, que es lo que de verdad resulta el elemento terrorífico de la obra. El autor lo consigue, pese a que en algunos momentos, los protagonistas caen en un comportamiento algo repetitivo que nos relantiza y nos saca del hechizo en que nos habíamos sumido.  Entiendo que su propósito es enfatizar sobre la importancia de la relación entre Isaiah, Ethan, Sunny y Steffi, lo imprescindible que resulta comprender hasta donde alcanza el vínculo que los une, pero en algunas ocasiones se torna repetitivo y  llega a resultar innecesario, pues es algo que ya  hemos entendido y tenemos en cuenta.

Con una prosa clara y bien trabajada,  utilizando un estilo ágil y que no se pierde en vericuetos innecesarios, a pesar de no renunciar a unas excelentes descripciones que nos permiten visualizar las escenas con todo lujo de detalles, el autor demuestra su saber hacer a la hora de darnos a la vez la imagen global de lo que ocurre, mientras acompañamos a los protagonistas y vivimos en nuestra propia piel todo lo que les ocurre de manera personal. Es quizás una de las mejores bazas de la novela,  esa contraposición entre la lucha individual de cada uno de ellos y como se contempla el conjunto desde fuera, como repercute lo ocurrido con los personajes y los efectos que conlleva  a nivel general, aunque en algún que otro momento, perdamos la perspectiva. Por suerte, Teo parece darse cuenta de ello y nos devuelve de nuevo a un lugar intermedio, donde poder ser testigos desde una posición privilegiada.

Capítulos cortos, pero intensos, cambiando continuamente de escenario, le otorgan a la lectura un ritmo notable, alimentando nuestra curiosidad por saber que ocurrirá. Las diferentes escenas se van tornando cada vez más inquietantes, hasta que llegamos al punto de inflexión, cuando el Mal que invade Crystal Hood empieza realmente a manifestarse y hacer de las suyas. Una vez descubierto el horror, es cuando los personajes dan lo mejor de si mismos y nos ofrecen momentos memorables, en los que veremos como su cordura pende de un hilo y sus intentos por salir vivos parecen estar abocados al desastre.

Y lo mejor, el final. Un desenlace que ya aviso que dejará a más de uno con cara de poker, pero que a mi me ha encantado. La nota final, a modo de epílogo una vez hemos terminado la lectura, llega a descolocar y nos hace replantearnos lo que hemos leído, obligándonos a releer de nuevo el último capítulo para cercionarnos de que no se nos ha pasado nada por alto y que hemos entendido bien. Para mí, la guinda del pastel. Me ha parecido una genialidad.

Teo Rodríguez apuntaba muy alto con esta novela y cumple con las expectativas que me había hecho con ella. Tengo la certeza de que la disfrutaréis. Una buena novela de terror donde el Mal descubrirá nuestras mayores bajezas,  se alimentará de nuestros deseos inconfesables  y se aprovechará de nuestra parte más siniestra, oscura y mezquina para darse a conocer.

 

Oscuro

Teo Rodríguez

Editorial: Minotauro

ISBN: 978-84-450-0061-8

Páginas: 456 pág.

PVP: 18€

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s