CINE: Salvajes, de Oliver Stone

La crítica del Rozikas

FICHA

Película: Salvajes. Título original: Savages. Dirección: Oliver Stone. País: USA. Año: 2012. Duración: 131 min. Género: Acción, drama, thriller. Interpretación: Taylor Kitsch (Chon), Benicio del Toro (Lado), Blake Lively (O.), Aaron Johnson (Ben), Salma Hayek (Elena ‘La Reina’), John Travolta (Dennis Cane), Emile Hirsch (Spin), Demián Bichir (Alex). Guion: Shane Salerno, Don Winslow y Oliver Stone; basado en la novela de Don Winslow. Producción: Eric Kopeloff y Moritz Borman. Música: Adam Peters. Fotografía: Dan Mindel. Montaje: Joe Hutshing, Stuart Levy y Alex Márquez. Diseño de producción: Tomas Voth. Vestuario: Cindy Evans. Distribuidora: Universal Pictures International Spain. Estreno en USA: 6 Julio 2012. Estreno en España: 28 Septiembre 2012. Calificación por edades: Película no recomendada para menores de 18 años.

SINOPSIS

Dos jóvenes emprendedores de Laguna Beach, Ben (Aaron Johnson), un budista pacífico y caritativo, y su mejor amigo Chon (Taylor Kitsch), ex miembro de las fuerzas especiales de la Marina estadounidense y ex mercenario, han montado un lucrativo negocio casero: cultivar y vender una de las mejores marías que jamás se ha obtenido. También comparten un amor único con la extraordinaria y bella O. (Blake Lively). Ambos llevan una vida idílica en este pueblecito del sur de California… hasta que se instala un cártel mexicano de Baja California y exige que el trío se asocie con ellos. Pero la despiadada jefa del cártel (Salma Hayek) y su brutal matón Lado (Benicio Del Toro) no toman en cuenta la fuerza del vínculo que une a los tres amigos. Ben y Chon, con la ayuda que les proporciona a regañadientes un corrupto y escurridizo agente de la DEA (John Travolta), deciden librar una guerra imposible contra el cártel. Así empieza una serie de maniobras y estratagemas cada vez más salvajes en un enfrentamiento donde ambas partes se juegan mucho.

EL CRITICÓN DE CINE dice:

¿Quién puede negar que se ha entretenido viendo esta nueva obra de Oliver Stone? Dos horas de un auténtico menage a trois, de violencia, drogas, ambición, maldad y negocios sucios que harán las delicias de los seguidores del cine duro y políticamente incorrecto del Sr. Stone −algo relajadillo, por cierto… ¿Volverá a ser el que era?−, y de los que simplemente les encanta la acción, la violencia y el humor negro. (Aquí tenéis para rato, chic@s).

Conviene aclarar que no es una idea original del director, sino una adaptación del exitoso libro en USA del mismo nombre, escrito por Don Winslow, quien también se dejó engañar por Stone para formar parte del guión (¿quién mejor que el propio autor para supervisar que no hagan una cagada de su trabajo?).

El trío −nunca mejor dicho− de protas comienza en California un negocio de contrabando de mariahuana. Chon (Taylor Kitsch) es un excombatiente americano y mercenario de carácter variable y hostil; Ben (Aaron Taylor-Johnson) es un joven espiritual que se dedica al cultivo para realizar obras sociales, y Ophelia (Blake Lively), “O” para los amigos, es el nexo de unión para ambos; aparte de negocio, los emergentes empresarios comparten chica de una forma poco común y sin tirarse los trastos a la cabeza (según ella, con Chon folla, y con Ben hace el amor…). Pese a ser como el agua y el aceite, en la práctica empresarial ambos se complementan a las mil maravillas, y la cosa les va viento en popa −auxiliados, eso sí, por un agente extremadamente corrupto de la DEA (John Travolta)− hasta que entra en escena la Reina del cártel mexicano, Elena Sánchez (Salma Hayek) y todo su séquito, entre ellos Lado (Del Toro) y Alex (Demián Bichir), con la clara intención de absorber el creciente trapicheo de los muchachos. Y a partir de ahí, todo se complica; cada uno luchará por lo suyo y comenzará así una espiral de chanchullos, engaños y sobretodo mucha violencia.

Pese a ser una película bastante entretenida, su metraje se nos hace algo largo y pesado por el tratamiento relajado de Stone en algunas fases. En ciertos momentos, con el tema de la droga y los mexicanos de por medio, parece que estamos inmersos en un film colaborativo de Robert Rodríguez y Tarantino (Hayek, Travolta, Del Toro… Sólo nos faltaría Danny Trejo, aunque tipos rudos, feos y chaparrudos aparecen siempre), y eso también se agradece. Como decía antes, espero que “Salvajes” no sea el inicio del debacle de este polémico director, responsable de obras maestras como Platoon, Apocalypse Now, Nacido el 4 de Julio −bélicas−, JFK, Nixon, W, Looking for Fidel, Al sur de la frontera −políticas y altamente provocadoras−, Alejandro Magno −épica−, la poco valorada recreación de la vida del grupo musical “The Doors” (una de mis preferidas), y también de guiones como los de “Scarface: el precio del poder”, de Brian de Palma (1983) o “Conan el Bárbaro”, de John Milius (1982).

Al hilo de los guiones, en 1994 agarraría el manuscrito de un guión de Tarantino y se sacaría de la manga “Asesinos natos”, un film novedoso, violento, lisérgico y transgresor de su cosecha, del que muy probablemente se ha inspirado para hacer “Salvajes” (sólo un poquito, eso sí… En este caso, lo comercial ha primado sobre lo auténtico).

Entremos de lleno en las interpretaciones y empecemos por los veteranos, o pesos pesados. Sin duda, Benicio del Toro y su brutal y pendenciero Lado se llevan la palma, sin desprestigiar, como no, al poli corrupto, calvo y barrigón que no podía ser otro que “Mr. Travoltios” (recién premiado con el Premio Donosti al mejor actor de reparto). Salma Hayek está estupenda de matriarca madurita y sexy, pero algo sobreinterpretada para mi gusto. Los chicos, en general, bastante bien, pero quiero destacar a Aaron Taylor porque se le intuye una buena carrera por delante. Kitsch no muestra nada más que su cuerpo y sus malas pulgas, algo muy parecido a Lively; sí, muy sexy y mona, pero para el papel que hace de aprovechada y extremadamente libertina… (feministas, perdónenme…).

Otro punto a destacar es la banda sonora, en ocasiones muy mexicana, sobretodo cuando la acción se traslada al otro lado de la frontera, y otras tan dulces y narcotizantes como el puntazo de la nueva versión del “Here comes the sun” de The Beatles en los créditos.

−SPOILER−:

 Me sobraba el doble final. Mr. Stone, es original pero no aporta mucho, la verdad. Quizá su intención no haya sido acabar tan fácil y lógico, pero… ¡ñiiii! Me rechina.

VEREDICTO

Os entretendrá. Se os hará algo larga. No entenderéis el menage a trois, a no ser que practiquéis algo parecido (se os pondrá dura con alguna tórrida escena). Travolta y Del Toro os fascinarán. Los seguidores de Oliver Stone desde sus filmes bélicos de Vietnam saldréis algo decepcionados de la sala.

MI NOTA: 7/10

.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s