Dirty Laundry, de Thomas Jane y Phil Joanou

 

 

Era el año 2004 cuando Thomas Jane se ponía en la piel de uno de los personajes más duros y violentos de Marvel: The Punisher. Si bien es cierto que la peli no era todo lo buena que uno podría esperar, lo que resulta innegable es que el actor interpretó su papel de manera más que digna, salvando con su presencia una historia que hacia aguas por todos lados a causa de un guion tan previsible como ingenuo. El film adolecía de falta de mala leche, de la violencia gratuita y oscuridad inherentes en el comic. Se intentó redimir esos fallos en su secuela, War Zone, pero entonces fue aun más evidente que Thomas Jane es muchísimo mejor actor de lo que jamás lo será Ray Stevenson.  Thomas se desvinculó del proyecto y delego su personaje al no estar de acuerdo con el enfoque que se le iba a dar al film, pero como puede comprobarse, le quedó una espinita clavada, enamorado como estaba de la figura del Castigador.

Es por eso que el actor presentó en el pasado Comic Con un cortometraje de poco más de diez minutos que viene a ser una suerte de homenaje y despedida del personaje. Dirty Laundry , tal es el nombre del corto, se descubre como lo que pudo ser y no fue: El mejor actor para The Punisher en una historia no solo digna, sino que capta a la perfección la esencia del cómic, la naturaleza del personaje, la fatalidad, la oscuridad, la obsesión, la violencia y la mala ostia que son la marca de identidad de la franquicia y que definen a Frank Casttle al milímetro.

Con una calidad impecable, en esos diez minutos Thomas consigue ponerse de nuevo  en el pellejo del Castigador y esta vez si, con una trama redonda, simple pero efectiva y que permite que veamos a The Punisher en carne y hueso, en su salsa y haciendo aquello que mejor sabe hacer: Aplicar justicia a su manera.

Un reparto estupendo, encabezado por Thomas y secundado por el increíble y fantástico Ron Perlman haciendo de particular Pepito Grillo.

Extremadamente violenta, con algunos momentos impactantes que dejarán a más de uno apretando los dientes y exclamado “Ouch!”, alberga una secuencia de combate que es de lo mejor y más bestia que he visto en mucho tiempo. Una verdadera gozada que hará que deseéis con toda vuestra alma que Marvel  vuelva a ofrecerle el papel protagonista a Thomas y que fichen a Phil Joanou como director.

Como ya ha comentado el propio actor, eso es un bonito sueño, pero nada más. El cortometraje ha sido su especial forma de despedirse de un personaje que significó mucho para él y que en su opinión, merecía un trato mas digno del que se le ha dado.

Disfrutadlo y ya me diréis.

.

.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s