Cine: La Maldición de Rookford (The Awakening), por Marta S. March

Año: 2011

Duración: 107 min.

País: UK

Director: Nick Murphy

Guión: Nick Murphy, Stephen Volk

Música: Daniel Pemberton

Fotografía: Eduard Grau

Reparto: Rebecca Hall, Dominic West, Imelda Staunton, Isaac Hampstead-Wright, John Shrapnel

Productora: StudioCanal / BBC Films

 

SINOPSIS

En 1921, después de la Primera Guerra Mundial (1914-1918), Florence Cathcart, una escéptica investigadora del mundo paranormal, viaja hasta un internado para investigar las presuntas apariciones del fantasma de un niño. La inmersión en este mundo privado llevará a Florence a replantearse todas sus creencias.

QUÉ PODEMOS ESPERAR

Por enésima vez nos acercamos al cine con ganas de que alguien nos sorprenda, lo que quizás es pedir demasiado en un momento en que parece que la originalidad es un bien preciado y terriblemente escaso.

Vamos a ver lo que nos depara La Maldición de Rookford, el primer largo con el que Nick Murphy se estrena en la gran pantalla.

The Awakening fluye a nuestro alrededor como un cóctel derramándose de una copa. Una mezcla con indefinidas proporciones de elementos que hemos visto en películas recientes como La mujer de negro y Luces Rojas o no tan recientes como Frágiles, El Orfanato y Los Otros.

Rebecca Hall encarna a Cathcart, una investigadora aparentemente escéptica, en busca de explicaciones para poder confirmar, lejos de lo que pueda parecer, que hay algo más allá de lo que podemos ver. Las similitudes con Margaret Matheson (Sigourney Weaver en Luces Rojas) no pueden pasar inadvertidas. Ambos personajes comparten un mismo impulso motivacional, aunque pretendan mantenerlo encerrado en su subconsciente. Así como el papel de Matheson despertaba empatía fácilmente; Murphy lleva erróneamente a Cathcart más allá, dotándola de más de un fondo con un complejo bagaje e increíble pasado.

Hall se desenvuelve con forzada comodidad en el papel de Florence Cathcart, aunque en algunos momentos consiga una intensidad emocional realmente palpable. El personaje de Cathcart evoluciona con torpeza a pesar de sus interesantes primeros minutos, en los que nos brinda uno de los planos más bellos que he visto últimamente. Un maravilloso y pequeño instante de desazón en medio de la calle entre sillas y muebles de una mudanza.

El argumento, como hemos dicho, no ofrece nada nuevo como tampoco la evolución de la trama, que complica en exceso la historia hasta resultar incongruente y en algunos momentos tornarse tediosa. A medida que avanza el reloj, los giros presuntamente inesperados plagan el film y lo llevan a un punto de inverosimilitud espantoso, alcanzando su punto álgido en un final ambiguo y absurdo que destroza lo que podría haber sido una digna película de terror psicológico.

La maldición de Rookford cuenta con la británica Imelda Staunton (Shakespeare in love 1998 y Vera Drake 2004) que termina acaparando, con su magnífico trabajo, gran parte del peso interpretativo de la cinta. Por otra parte, Isaaz Hampstead (Bran Stark en Game of Thrones) sigue revelándose como un muchacho con un provechoso porvenir en la industria cinematográfica.

Aconsejable para aquellos que no han visto las películas mencionadas o para los que quieran, con una correcta atmósfera, fotografía bien trabajada, exteriores inquietantes y unas interpretaciones bjustas pero correctas, pasar una tarde sembrada de revivals.

Lo mejor: Los exteriores y la interpretación de Stauton como la ama de llaves del internado.

Lo peor: Los pretendidos giros argumentales, los cables sueltos y los innecesarios flashbacks finales.

Marta S. March

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s