Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

Underworld: El despertar, por M. March

 

Año: 2012

Directores: Måns Mårlind, Björn Stein

Guionistas: John Hlavin, J. Michael Straczynski
(Personajes: Len Wiseman, Danny McBride, Kevin Grevioux)

Reparto: Kate Beckinsale, Michael Ealy and India Eisley

Música: Paul Haslinger

Fotografía: Scott Kevan

Productora: Lakeshore Entertainment / Screen Gems

Duración: 88 minutos

Web oficial: http://www.entertheunderworld.com/

Sinopsis

Selene despierta después de 15 años hibernada en las instalaciones de unos laboratorios farmacéuticos. En estos 15 años la humanidad ha descubierto la existencia de las razas de vampiros y licántropos y han llevado a cabo una purga para acabar con su amenaza. Selene, después de descubrir a su hija híbrido de las dos razas, luchará para protegerla y vengar a su especie.

Qué podemos esperar…

Llega a nuestras pantallas la cuarta entrega de la saga Underworld a manos de los suecos Mårlind y Stein. Con más víscera de la que nos tenía acostumbrados y una duración que obliga a los guionistas a ir al grano y no andarse con rodeos, Underworld: el despertar, no aporta nada interesante al espectador ávido de nuevas experiencias.

La recién estrenada Underworld nos ofrece poco más que reflexiones en off al más propio estilo de Resident Evil, giros de cámara inspirados en Blade y unos efectos especiales fuera de lugar en pleno siglo XXI. Cinta de baja calidad en la que se agradece la corta duración y en la que la ausencia de Bill Nighy y Michael Sheen suponen una pérdida cualitativa considerable en lo que a interpretación se refiere.

Underworld: el despertar, está plagada en exceso de escenas de acción estrictamente diseñadas y rodadas para lucir en 3D y fallidos intentos de dotar de dramatismo una película que lo único que consigue es entretener una tarde de domingo en que no haya alternativa mejor. Olvidando casi por completo la vertiente mística y mitológica que le daba algún sentido, se torna culebrón de media tarde. Relájense, desconecten y disfruten de la eterna lucha entre jóvenes vampiros y licántropos amargados. Tengo que confesar que últimamente me están empezando a caer bien estos pobres desgraciados.

Con un argumento que da vueltas sobre si mismo cual perro que se persigue la cola, Underworld: el despertar, aún siendo mejor que la segunda entrega de la saga, no está a la altura de la primera y la tercera. Hay que reconocer que el primar la acción violenta resulta un acierto, consiguiendo evitar que los espectadores caigan en el más triste de los aburrimientos.

Lo mejor de la película, como en toda la saga, sigue siendo la iluminación; lo peor, el maquillaje vampírico y el final. No hay nada peor que sentirse directamente sumergido en un largometraje estructurado en capítulos. ¿Cuánto tiempo pasará antes de que llegue a la gran pantalla la quinta entrega? ¿Será por fin auto concluyente? Lo dudo, señores.

Sólo apta para los seguidores de la saga y adictos a la estética de videojuego pasada por la batidora 3D.

.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: